24 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"No es consciente de la gravedad", decía un informe psicosocial; fue detenida por secuestrar a su hijo durante dos años en una finca cerca de Tarancón

Orden de alejamiento de su hijo contra María Sevilla, asesora para la infancia de Podemos

María Sevilla, contra la que han dictado orden de alejamiento.
María Sevilla, contra la que han dictado orden de alejamiento.
La magistrada ha dictado una orden de alejamiento para María Sevilla, la presidenta de la ONG Infancia Libre y exasesora de Podemos, que fue detenida por secuestrar a su hijo durante dos años en una finca cerca de Tarancón (Cuenca). La mujer quedó en libertad con cargos el 2 de abril, pero todavía no ha sido localizada en su domicilio para notificarle la medida tomada por la jueza. Por su parte, el niño ha vuelto a la vida normal y ya está escolarizado.

La historia se remonta a 2010, cuando comenzó una batalla legal por la custodia del menor entre María Sevilla y Rafael, padre del niño, tal y como recoge un informe psicológico de los servicios sociales, encargado por el Juzgado y que terminó sentenciando la custodia a favor el padre, tal y como adelantamos en elcierredigital.com. Una sentencia que María nunca cumplió, llevándose al niño lejos de su padre.

María Sevilla, cuando representaba a la ONG Infancia Libre.

Este mismo informe psicológico, que también recogía entrevistas con los padres del menor, explicaba que "Rafael manifiesta un tono emocional acorde a los acontecimientos vividos". Los servicios sociales constataron que el padre "con respecto al futuro, para compaginar el cuidado del menor con el ámbito laboral, cuenta con el apoyo de su madre, quien se ocuparía de la atención del menor hasta la finalización de su horario, habiendo tomado las medidas oportunas para poder ejercer el cuidado del menor, de tal manera que se podría incorporar a su vida de forma inmediata".

No cumplía la orientación del pediatra

En contra de María Sevilla debió influir su actitud ante los Servicios Sociales, recogida en el informe: "Doña María mantiene una actitud distante con las entrevistadoras; si bien no se opone activamente a la entrevista, no se muestra accesible a la indagación de emociones y pensamientos, aportando la información que estima oportuna". La mujer también manifiesto claramente que "alimentó al niño con lactancia materna exclusivamente hasta el año aproximadamente. Ella era vegetariana y aunque según comenta realizaban los controles pediátricos oportunos, incumplía las orientaciones del mismo, desde donde no aconsejaban la alimentación exclusiva vegetariana en la lactancia y al no introducir la alimentación externa e forma progresiva tal y como le pautaron" y añade que "exhibe un estilo de pensamiento rígido y circular del que no hace autocrítica (...). No asume ninguna responsabilidad en la situación creada, ni en las dificultades que se exponen del menor, dando la impresión que no es consciente de la gravedad de las mismas y atribuyéndolas en cualquier caso a la relación del menor con el padre".

Tras la entrevista el informe dice que "en el momento de efectuarse esta evaluación y a tenor de la prueba psicodiagnóstica suministrada a doña María (MMPI-2-RF) no obtiene puntuaciones significativas de patología, aunque hay indicios de minimización de síntomas, por lo que la interpretación de las escalas sustantivas del cuestionario suministrado debe realizarse con cautela aunque no se aprecien indicadores de patología".

COMPARTIR: