23 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La de San Blas con problemas de olores y desagües, la de Montera con ratas o la de Ciudad Lineal con agujeros en las escaleras son las mas afectadas

Ratas, inundaciones y malos olores: las penosas condiciones de varias comisarias municipales de Madrid

El sol cae de forma inclemente en Madrid, en el barrio de San Blas, la comisaria de la policía municipal comienza a impregnarse de mal olor proveniente de los baños. Hace varias semanas que fueron clausurados por problemas de desague. Lo afirman desde la UGT, los oficiales se duchaban después de llegar de su jornada laboral y la sede se inundaba. Y así muchas otras comisarias, como la de la calle Montera o la de Ciudad Lineal, con ratas y un estado deplorable y penoso, según las denuncias.

Muchas de las comisarias de la Policía Municipal de Madrid están en condiciones penosas, insalubres y descuidadas. Entre ellas, según la denuncia de la sección sindical de policía de UGT, se encuentran la de la calle Montera, junto a la Puerta del Sol, la de Ciudad Lineal y la de San balas, entre otras.

Según explica para elciererdigital.com Eduardo Granizo, responsable de UGT de la sección de policía, movilidad y emergencias, "destaca la comisaría de San Blas que es bastante antigua como tantas otras del municipio de Madrid. Hace unas semanas, después de las inundaciones por el mal estado de los desagües, los bomberos de Madrid intervinieron y clausuraron el baño, forzando a los agentes de la sección a trasladarse a baños de otras plantas".

El problema no solo recae aquí también otras comisarias de la capital de España, donde por la antigüedad los problemas de desagüe son comunes. "Se clausuraron los baños y los olores de las tuberías estancadas se propagaron por el resto del edificio. Al final, el lugar donde mejor están los agentes es en los calabozos, lo más seguro y sano”, asegura Granizo.

Lo que más preocupa a los denunciantes es "que aunque se han elevado las críticas a la Subdirección de riesgos laborales, aún no se conoce que existan medidas de mejora en las instalaciones de estas comisarías". La de San Blas es apenas una más de las comisarias de la Policía Municipal de Madrid con este tipo de problemas. "Varias comisarias mantienen problemas de sanidad y condiciones generales que podrían considerarse peligrosas por riesgos laborales", según el sindicato UGT.

La famosas rata "Antonia"

 Otra comisaría que destaca por su lamentable estado es la de la céntrica calle de la Montera, a pocos metros de la Plaza de Puerta del Sol. En esta sede, se han detectado mordeduras de roedores en algunos muebles y cables, lo que en un principio hacía sospechar de la presencia de ratas.

Las sospechas se terminaron unos días atrás cuando los agentes descubrieron que tenían una inquilina en sus puestos de trabajo. La rata “Antonia”, así la bautizaron y así la captaron en un vídeo, que el cierredigital.com reproduce.

La presencia de este animal y demás compañeros roedeores ya ha sido denunciado por la sección de UGT ante las autoridades del Ayuntamiento de Madrid, que lidera el popular José Luis Martínez Almeida, quien conoce la gravedad del tema porque ejerció como portavoz de estas quejas policiales en su etapa de oposición municipal al Gobierno de Manuela Carmena.

La presencia de "la rata Antonia" hace temer que pueda haber más reproducción y por tanto una plaga de roedores en la comisaria próxima a la Puerta del Sol. "Aunque se sabe ya la situación, no nos consta que hayan tomado medidas contra la presencia de Antonia y sus compañeros", confirma Granizo.

Comisaría Policía Municipal de Ciudad Lineal.

También la situación es complicada en la comisaria de Ciudad Lineal, donde aunque no se cuenta con visitantes inesperados, si que existen  otros serios problemas de salubridad que datan de la creación del módulo policial hace casi una década.

“Las instalaciones se crearon de forma provisional, con materiales prefabricados, pensando en ser remplazadas por estructuras mejor hechas para aguantar un período mayor de tiempo; no obstante, se han quedado como si fueran casetas de obras los útimos años".

Así, según la denuncia, "los suelos son de plástico y la humedad y el deterioro han hecho que se levanten, generando una superficie totalmente irregular con las escaleras llenas de agujeros en las que parece que se quieren atrapar a policías en vez de a ladrones", denuncian los sindicalistas.

Además, desde UGT aseguran que los árboles de los aledaños no son podados. “Es normal que zonas de acceso como las escaleras se llenen de desechos de los arboles y no hay un servicio de limpieza que se encargue de despejar las áreas sucias” explica Eduardo Granizo a elcierredigital.com, quien agrega también que las lluvias generan inundaciones por la antigüedad de los sistemas de desagües.  

Nuestro periódico ha intentado contactar con la Subdirección de Riesgos Laborales de la Policia Municipal de Madrid sin resultado positivo, para saber porque no se han tomado medidas concretas hasta el momento a pesar de las denuncias de los agentes.

COMPARTIR: