02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La extenista sacó a la venta por 2,8 millones de euros la que hasta 2018 fue vivienda familiar y su marido la ha demandado por alzamiento de bienes

Nueva guerra entre Arantxa Sánchez Vicario y Santacana: El pleito por la venta del ático 'Paraíso Bay' en Miami

El Cierre Digital en El edificio Paraíso Bay y Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana en un montaje.
El edificio Paraíso Bay y Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana en un montaje.
Los juicios relativos al divorcio entre Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana parecen no acabar. Después de que la jueza de Miami condenara a la extenista al pago a Santacana de la manutención de sus dos hijos, ahora está pendiente un juicio en marzo por presunto alzamiento de bienes por la venta de Arantxa Sánchez Vicario del ático familiar de Paraíso Bay en Miami. La extenista había pedido en diciembre una prórroga de dos meses a la Corte de Miami para presentar la documentación del caso.

En el año 2018, Josep Santacana y Arantxa Sánchez Vicario ponían fin a 10 años de matrimonio. Pero todavía queda por firmar un divorcio que sigue pendiente de finiquitarse a día de hoy. Y esta vez en los tribunales de la Corte de Miami.

La pareja, tal y como ha informado el periodista y director de elcierredigital.com Juan Luis Galiacho en el programa Así es la vida de Telecinco, intentó tramitar su divorcio “primero en Estados Unidos, pero se dieron cuenta de que en Estados Unidos tenían que decir sus patrimonios y lo trasladaron a España. Pero en España Arantxa se dio cuenta rápidamente de que también perdía en sus pretensiones, porque estaban las capitulaciones matrimoniales donde se le daba la razón a Santacana. Por eso, luchó y consiguió judicialmente que España no fuera competente en ese divorcio y que haya devuelto a la Corte de Miami”.

Y es ahora en Miami, precisamente, donde está teniendo lugar el grueso de los juicios relativos al matrimonio entre la conocida extenista y el empresario catalán. Uno de ellos tiene que ver con la venta del ático familiar en 'Paraíso Bay' (Miami), que en el año 2019 la integrante femenina de los Sánchez Vicario sacó al mercado por 2,8 millones de euros. Fue allí, donde la familia compuesta por Santacana, Sánchez Vicario y sus dos hijos vivió desde el año 2015 hasta el 2018, cuando se separaron públicamente.

Según informan fuentes de la negociación a elcierredigital.com, “este próximo mes de marzo tendrá lugar un nuevo juicio en la Corte de Miami por una demanda interpuesta por Josep Santacana contra Arantxa Sánchez Vicario por un presunto alzamiento de bienes relativo a la venta de este ático familiar”.

Esta demanda, según continúan nuestras fuentes, tiene que ver con que "Arantxa habría firmado la venta del apartamento cuando tenía vigente una orden de no poder vender nada". Elcierredigital.com ha podido comprobarlo con unos documentos sobre la venta del ático que están en nuestro poder.

Además, estas mismas fuentes indican que “su hermano, Emilio Sánchez Vicario, estaba supuestamente al tanto de toda la gestión de la venta del ático, con copia en los mensajes”. Fue el pasado mes de diciembre, cuando tanto Arantxa como Santacana tenían que presentar ante la justicia en Miami toda la documentación patrimonial para resolver este asunto.

Al parecer, y tal y como indican estas mismas fuentes, "la parte correspondiente a Josep Santacana la tenía toda preparada. Pero Arantxa Sánchez Vicario dijo que no tenía nada y pidió una prórroga de dos meses al juzgado competente. Parece que estaba esperando a que saliera su sentencia sobre el caso Luxemburgo en España antes de presentar la documentación. Y le concedieron la prórroga de dos meses para entregar la documentación... Por eso se está eternizando el juicio”, continúan explicando fuentes del entorno familiar a elcierredigital.com.

Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana.

La sentencia a la que se refieren, para la prórroga, fue la relativa al juicio que finalizó este pasado mes de enero sobre la deuda no pagada de Arantxa Sánchez Vicario con el Banco de Luxemburgo. La extenista, tras llegar a un pacto con la Fiscalía —como adelantó elcierredigital.com— fue condenada a dos años de prisión mientras que la pena para Santacana ascendía a tres años y tres meses de prisión más el pago de la mitad de la deuda y una multa adicional. El empresario tiene pensado recurrirla, como explicó su abogado, Juan Segarra, a elcierredigital.com.

El largo proceso de divorcio de Santacana y Arantxa

Tras pasar por Estados Unidos, España y de vuelta a Estados Unidos, será el Estado americano de Florida, donde se encuentra Miami, el encargado de procesar el divorcio entre la extenista y el que todavía es su marido, Josep Santacana.

Un proceso largo que ya lleva seis años en los tribunales y que parece seguir alargándose en el tiempo. Según informan fuentes de la negociación a elcierredigital.com, "ni Arantxa Sánchez Vicario ni Santacana han aportado aún sus patrimonios a la jueza para poder determinar las condiciones del divorcio”.

"Ninguno de los dos parece, por el momento, estar dispuesto a dar el paso hacia delante, quizá porque ninguno quiere aportar a la justicia americana cuál es su verdadero patrimonio", afirman a elcierredigital.com estas fuentes. "El caso puede eternizarse porque ninguno quiere demostrar al otro lo que tiene y cuál es su verdadera potencia económica", señalan estas mismas fuentes. 

La extenista ha encontrado, en teoría, "la discreción y la paz en la ciudad estadounidense de Miami". Aunque afirmara que "estaba arruinada", según fuentes cercanas al caso, “Arantxa no está arruinada, es solo una aparente estrategia judicial y mediática”. Estas mismas fuentes aseguraron con datos a elcierredigital.com que Arantxa Sánchez Vicario vive plácidamente y “bastante acomodada” en Miami.

La vida de Arantxa Sánchez Vicario en Miami

Señalaban, por ejemplo, que “conduce un BMW X5 nuevo, lleva a uno de sus hijos a un colegio privado que cuesta 2.000 dólares al mes y vive en una casa en la bahía que se encuentra a 200 metros de la vivienda de Julio Iglesias”, explicaban a elcierredigital.com las citadas fuentes, con fotografía incluida. A su otro hijo, según estas fuentes, “lo lleva a un colegio público, aunque quería que los dos fuesen a colegios privados”.

Apartamento del rascacielos 'Blue on the Bay' de Miami donde reside Arantxa Sánchez Vicario.

El edificio donde vive Arantxa Sánchez Vicario, explicaban fuentes cercanas al caso que juzga a la tenista, es el rascacielos “Blue on the Bay”. Según páginas webs de compra y alquiler de apartamentos en Miami, como Miami Residence, los apartamentos oscilan entre los 71 y los 224 metros cuadrados y su alquiler puede ir desde los 3.200 dólares a los 7.900 dólares. Las fuentes consultadas confirmaban que el apartamento de Arantxa Sánchez Vicario sería muy similar al de la foto previa.

Además de su vivienda y la educación de sus hijos, Sánchez Vicario se dedica en su día a día a “participar en todo tipo de eventos, torneos y conferencias por todo el mundo. No solo en Estados Unidos. Además, trabaja continuamente con su hermano Emilio, en su academia Emilio Sánchez Academy de Naples, en Florida”.

La Academia de su hermano Emilio se ha visto recientemente salpicada por el escándalo. En concreto, el de una investigación de presuntos abusos sexuales a menores que habría tenido lugar en la escuela, tal y como ha publicado Informalia. Según la denunciante, la madre de una supuesta víctima menor de edad, la academia “tenía constancia de lo que sucedía” pero se lo “ocultaron”. Algo que el establecimiento ha negado rotundamente en un comunicado: “El colegio no se desentendió en ningún momento”, explican.

Ingresos de Arantxa Sánchez Vicario

Según pudo saber elcierredigital.com a través de fuentes conocedoras de los movimientos de la tenista, "Vicario ingresa dinero por muchos medios, pero aun así afirma que los amigos le tienen que prestar dinero". Tal y como informaban estas fuentes, "las clases particulares que da Arantxa las puede cobrar a 200 euros la hora aproximadamente en Miami". También aseguraron que "las charlas con su hermano Emilio las puede cobrar desde los 3.000 hasta los 6.000 euros, dependiendo del lugar donde se realicen".

Publicación en el Instagram de la escuela de tenis Emilio Sánchez Academy donde participa Arantxa Sánchez Vicario.

Estas mismas fuentes señalaban a elcierredigital.com que en un Grand Slam de tenis, si Arantxa trabaja para un sponsor, "puede cobrar entre 12.000 y 15.000 euros más gastos para dos o tres días". También indicaban que por la retransmisión de partidos que realiza para alguna televisión, dependiendo del canal, "es fácil cobrar como mínimo 1.000 euros por partido".

Además, desde 2020, como consta en el perfil de Instagram de 'actstennis', Arantxa Sánchez Vicario es uno de los rostros conocidos que imparte clases en el Club de tenis de Key Biscaine en Miami. La tenista también se deja ver, según ha podido saber elcierredigital.com, por el Indian Creek Yatch Club, "un espacio superexclusivo para multimillonarios en una isla privada".

El juicio por la manutención de sus hijos

A pesar de estos ingresos que percibiría la extenista, Josep Santacana la denunció el 25 de julio de 2023 por desacato al no pagar la manutención temporal de sus hijos. El pasado 10 de enero, la Magistrada General del Circuito Judicial del condado de Miami-Dade, Yadira Pedraza, emitió una nueva sentencia relacionada con este punto. Cabe recordar que en 2019 el tribunal de Miami concedió la guarda y custodia compartida de los hijos en común y estableció que Arantxa debía abonar a Josep Santacana 720 dólares mensuales en concepto de pensión de alimentos.

En la sentencia de la magistrada a la que ha tenido acceso elcierredigital.com se indica que “Arantxa Sánchez Vicario no realizó el pago a Josep Santacana hasta el 12 de diciembre de 2023 a pesar de que la moción de Santacana fue presentada el 25 de julio de 2023. Debido a esta falta de pago el Tribunal considera que Santacana tiene derecho a honorarios y costas más intereses legales sobre la pensión alimenticia atrasada por haber tenido que interponer esta demanda”.

“Específicamente, Santacana incurrió en honorarios por la cantidad de 961 dólares antes de la audiencia, 260 dólares en costos de intérprete para la audiencia y 550 dólares en honorarios por la asistencia del abogado Luis M. Padrón a la audiencia. Basado en el testimonio del abogado de Santacana, el monto total de honorarios de abogado y costos razonables que se otorgará al abogado del exmarido de Vicario, The Padron Law Group, es de 1.771 dólares”, reza la sentencia.

Primera página de la sentencia sobre la manutención de los hijos de Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana.

Además del pago de todo lo citado anteriormente el Tribunal considera que Santacana tiene derecho a intereses sobre la pensión alimenticia atrasada al tipo legal del 6,03 por ciento anual o 290,64 dólares. Respecto a los honorarios de abogados y las costas más los intereses devengados, Arantxa Sánchez Vicario deberá abonar 2.061,64 dólares antes del 9 de febrero de 2024.

Con estos juicios derivados de su proceso de separación queda aún lo más importante: cuándo firmarán, al fin, el divorcio Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana. Algo todavía improbable y que no se verá, en teoría, hasta el próximo mes de agosto en la Corte de Miami.

COMPARTIR: