16 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los denunciantes son dos cántabros que aseguran que "Ciudadanos mantiene una red de chivatos e informantes de la actividad privada de los afiliados"

Denuncian a Ciudadanos ante la Agencia de Protección de Datos por intromisión en chats privados

Félix Álvarez, candidato de Ciudadanos.
Félix Álvarez, candidato de Ciudadanos.
Dos ciudadanos cántabros han denunciado ante la Agencia de Protección de Datos al partido de Albert Rivera por "intromisión en chats privados, control de las claves de los afiliados y no denunciar ante la Agencia tras detectar ataques informáticos", según consta en la denuncia presentada el 15 de abril. Las multas previstas oscilan entre los 600 y los 600.000 euros.

La denuncia fue presentada el 15 de abril ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por Antonio Lago Tubet, excandidato a las primarias de Ciudadanos, y Luis Jesús Camacho Rozas. Ambos son militantes cántabros y, en el caso del segundo, habría sido sometido al régimen disciplinario de la Agrupación de Santander. A Camacho llegaron incluso a suspenderlo de militancia por acuerdo de la comisión de Régimen Disciplinario tras incoarles un expediente disciplinario "por supuestas infracciones previstas en los Estatutos del Partido".

Sede de la AEPD.

El delito de los militantes habría consistido en criticar la actuación de Ciudadanos en un chat donde se encontraban varios seguidores del partido en Cantabria. La denuncia considera responsables de varias irregularidades al delegado de protección de datos de Ciudadanos y a la Comisión Disciplinaria del mismo partido.

Los hechos denunciados son tres. El primero se refiere a "intromisión en chats privados para abrir expedientes disciplinarios a los afiliados, utilizándose para ello datos de carácter personal y no autorizados por los expedientados". El segundo habría sido el "control de las claves de los afiliados, siendo este dato personal de carácter secreto". La tercera causa que motivó la denuncia fue, precisamente, una "falta de denuncia por Ciudadanos ante esta Agencia tras detectar "ataques informáticos", cuando la propia LOPD así lo exige como responsable del tratamiento de los datos a sus afiliados".

La denuncia es muy dura contra las actividades de la comisión de régimen disciplinario al afirmar que "Ciudadanos mantiene una red de chivatos e informantes de la actividad privada de los afiliados". Se quejan los denunciantes de que estas opiniones se habían expresado en "chats privados" que habría usado el partido para abrir un expediente sancionador que tendría como consecuencia inmediata "la suspensión de derechos por seis meses, que impiden participar en votaciones y asistencia a actos del partido, pero no suspenden el pago de cuotas". Para probar estos hechos la denuncia se acompaña de "los expedientes disciplinarios abiertos a Luis Jesús Camacho y Javier Ruiz. En ellos se puede comprobar que se han extraído pantallazos de chat privados".

El escrito presentado ante la AEPD también acusa a Ciudadanos de "utilizar la información privada como instrumento coercitivo con finalidad sancionadora, fórmula inquisitorial típica de este Partido".

Los denunciantes aseguran que "en Ciudadanos se controlan las claves de los afiliados y que las votaciones telemáticas eran un fraude, era una voz que corría entre los afiliados por las denuncias que anteriormente se habían producido". Otra de las quejas presentadas hace referencia a que "Ciudadanos incumple toda normativa aplicable al tratamiento de los datos personales, no ha informado de la identidad del Delegado de Protección de Datos, ni los fines a que destinan los datos personales de los afiliados".

Como prueba aportan "la concentración de votos emitidos a favor del candidato del aparato en Cantabria, Félix Álvarez, Felisuco, desde varias IPs con 20, 13, 9, 8, 8, 7 y 7 votos cada una, y así sucesivamente. Sólo conociendo las claves personales para acceder al espacio personal del afiliado se pueden emitir tantos votos".

Sobre los "ataques informáticos" sufridos por Ciudadanos, asegura la denuncia que "sabido es que los responsables de datos que tengan conocimiento de la comisión de una infracción de protección de datos están obligados a denunciar los hechos, con el objetivo de garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar".

La denuncia solicita que "previas las comprobaciones que estime oportuno realizar, se dicte acuerdo de iniciación del procedimiento sancionador, con el fin de atajar las actuaciones señaladas contrarias a lo dispuesto en las normas de aplicación relativas a la protección de datos de carácter personal".  La AEPD prevée multas entre 600 y 600.000 euros si detectase alguna irregularidad por parte de Ciudadanos.

COMPARTIR: