15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El líder antichavista tiene sus comunicaciones limitadas por orden del ministro Borrell, mientras su familia hace campaña contra el régimen venezolano

Vídeo: Leopoldo López, de preso político de Nicolás Maduro a preso diplomático de España

Juan Guaidó y Leopoldo López tras el indulto del parlamento.
Juan Guaidó y Leopoldo López tras el indulto del parlamento.
El dirigente opositor venezolano Leopoldo López, preso político durante casi tres años, cumple ya seis meses como "huésped" en la residencia del embajador español en Venezuela, sin que haya indicios de que su situación, como la del país, pueda cambiar próximamente. Aunque siempre ha mostrado su agradecimiento a España, su esposa, Lilian Tintori, reconoció en una entrevista que cuando vivió en la residencia del embajador español en Caracas, Jesús Silva, "fue para mí una prisión de 30 días".

"Es una especie de empate catastrófico, ninguno consigue desnivelar la situación, pero es un empate engañoso porque el poder institucional lo tiene Nicolás Maduro", resume el investigador asociado del Real Instituto Elcano,  Rogelio Núñez.

Este pensamiento podría llevarse a la situación del ex líder de la oposición venezolana, Leopoldo López. El pasado 30 de abril, López fue liberado por un "indulto presidencial" de Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional a quien España y otros países reconocen como máximo mandatario encargado del país sudamericano. Guaidó llamó a la sublevación de las Fuerzas Armadas pero ésta no se produjo y López, acompañado por su mujer, Lilian Tintori, y su hija pequeña, acabó recalando primero en la Embajada de Chile y luego en la española.

Después del ingreso de uno de los líderes más prominentes del movimiento antichavista en la embajada de España en Caracas, el ministro en funciones de Relaciones Exteriores del Gobierno de Pedro Sánchez, Josep Borrell, aseguró que no permitiría que la embajada española “se convirtiese en un centro de operaciones políticas”.

Según fuentes del partido político Voluntad Popular, consultadas por elcierredigital.com, Leopoldo López ha limitado sus comunicaciones y declaraciones públicas, pero no ha cesado su actividad para “lograr una transición democrática en Venezuela”. 

"Leopoldo trabaja muy de cerca con el despacho del presidente interino (Juan Guaidó) para buscar estrategias que logren el cese de la usurpación de Nicolás Maduro, al mismo tiempo que intentan opciones para proteger los intereses económicos y sociales del país”, explica a nuestro periódico un miembro de dicho partido político.

A día de hoy, López sigue en la residencia del embajador español, en las mismas condiciones en las que entró hace seis meses. Es decir, como huésped del embajador, Jesús Silva, y con una limitación de su actividad política.

Para la investigadora senior del CIDOB, Susanne Gratius, aquella operación del 30 de abril no fue un intento de sublevación militar, sino justamente "un intento de poner a salvo a Leopoldo López", que sigue teniendo un "gran valor simbólico" para la oposición.

España mantiene relaciones “frías” con Maduro

Así las cosas, España y Venezuela mantienen abiertos los cauces de comunicación. "Las relaciones no se han roto, pero son muy frías", ilustra Rogelio Núñez.

El Gobierno español sigue intentando, a través de la Unión Europa, alentar una solución pacífica, democrática y negociada entre los propios venezolanos, y al mismo tiempo atender la crisis humanitaria. En opinión de Gratius, "será interesante ver qué hace la UE cuando el hoy ministro español en funciones, Josep Borrell, asuma el liderazgo de la diplomacia europea".

Y eso que, a su modo de ver, si se retomase el diálogo sería "mucho más asimétrico", porque ahora "la balanza se inclina a favor del régimen", añade Susanne Gratius, un régimen que, gracias a sus alianzas internacionales, se ha apuntado tantos como un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El régimen de Maduro, como el de Daniel Ortega en Nicaragua, recalca Núñez, "ha tenido una capacidad de supervivencia mucho mayor de la que muchos pensaron y ningún acto ha conseguido resquebrajar el régimen". El motivo, según señalan ambos expertos, son las Fuerzas Armadas, "que no ven ninguna alternativa viable para su propia seguridad y no ven el futuro con claridad".

"No es que las Fuerzas Armadas apoyen al Gobierno, es que son el Gobierno", puntualiza la investigadora del CIDOB, para quien "el régimen se sostiene porque algunos siguen viviendo bien", a pesar de ser "un Estado frágil y sumamente corrupto".

Así las cosas, y aunque no se pueda descartar ningún escenario, especialmente ante la hiperinflación que sufre la población, los expertos no ven un fin del régimen de Maduro a corto plazo. Núñez tampoco cree que Estados Unidos se plante en serio una intervención militar, sino solo como "carta de presión".

Lilian Tintori en Madrid

El 18 de febrero de 2014, Leopoldo López, presidente del partido socialdemócrata Voluntad Popular, fue detenido. Este hecho marcó el inicio de la actividad política de su mujer Lilian Tintori, quien lideró el movimiento contra el régimen de Maduro tras la detención de López y se convirtió en portavoz de la causa de los presos políticos.

Durante su activismo ha recorrido por decenas de países, entre ellos, Chile, Argentina, Brasil, Panamá, Alemania, Bélgica; y se ha reunido con  líderes como: Mariano Rajoy, Alan García, Jhon Kerry Mauricio Macri y Jhon Kerry.

Lilian Tintori abraza a su esposo después de su cambio a prisión domiciliaria.

A principios de junio, Tintori, que tiene pasaporte italiano, viajó con la niña a Madrid, donde ya se encontraban sus dos hijos mayores. En una entrevista en el mes de septiembre, explicó que su viaje encubierto hasta Madrid duró cerca de 92 horas, en las que tuvo que atravesar carreteras y ríos con ayuda de guías locales. El viaje lo realizó con la menor de sus hijas.

Leopoldo Gil, primer latino eurodiputado

Este año, después de las elecciones al Parlamento Europeo, Leopoldo López Gil, padre del líder antichavista logró un escaño entre las filas del Partido Popular como europarlamentario, convirtiéndose en el primer eurodiputado latino de la historia.

Leopoldo López Gil.

En Venezuela era consejero del diario El Nacional. En 2014, el Gobierno bolivariano inició un juicio en contra de varios directivos de ese medio de comunicación por una reseña que realizaron de un reportaje del diario español ABC sobre un proceso judicial en Nueva York en el que se vio implicado Diosdado Cabello.

Ese año, el empresario decidió exiliarse en España y desde nuestro país se ha convertido en un azote de la dictadura de Nicolás Maduro. El padre de Leopoldo López, líder de Voluntad Popular, se ha convertido en el opositor al régimen venezolano con más repercusión internacional.

COMPARTIR: