15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La presidenta María Chivite (PSN-PSOE) tiene su confianza puesta en retener el poder con el apoyo de Geroa Bai y Contigo Navarra

La precampaña electoral navarra arranca con inquietud en UPN, enfado en EH Bildu y esperanza en el PP

/ Javier García, nuevo líder del PP navarro.
Vox no está marcando la agenda contra el Gobierno navarro de María Chivite porque le está robando plano el PP que, tras recibir calabazas de UPN, se ha coaligado con los tránsfugas Sergio Sayas y Carlos García Adanero para influir en el tablero de la Comunidad Foral.

Vox creía que iba a marcar la agenda contra María Chivite pocos meses antes de su previsible irrupción en el Parlamento de Navarra. Pero la formación de Santiago Abascal en la Comunidad Foral se está viendo eclipsada mediáticamente por el PP navarro, que ha elevado el tono en precampaña con ataques publicitarios contra María Chivite y Pedro Sánchez, a los que tilda de "traidores" en los carteles electorales. 

En las filas populares hay cierta ilusión bajo el nuevo liderazgo de Javier García y el apoyo de los tránsfugas Sergio Sayas y Carlos García Adanero, pese a que el número tres del PP estatal, Elías Bendodo, importunó a nivel interno a los 'populares' navarros al asegurar que sus exaliados de UPN se habían echado "en brazos de EH Bildu". 

El líder regionalista Javier Esparza parece frotarse las manos mientras en su partido, UPN, contienen en el aliento por su decisión de romper con el PP y Cs con el ánimo de ampliar los apoyos del centro-derecha y, al alimón, facilitar un posible acuerdo con el PSN-PSOE, que podría recibir, a cambio de apoyarles, la vicepresidencia de Navarra y la alcaldía de Pamplona. 

En la capital navarra crece el enfado en EH Bildu, que opta a recuperar el poder bajo el liderazgo del exalcalde Joseba Asiron. Los abertzales no miran con buenos ojos la decisión de los socialistas de anunciar que en ningún caso apoyarán al candidato abertzale en la sesión de investidura

María Chivite cree que puede mantenerse en el poder

Un pacto con Geroa Bai y Contigo Navarra (que incluye a Podemos e IU) y la nueva abstención de EH Bildu podría posibilitar que el PSN-PSOE se mantenga en el poder en Navarra. Eso sí, para ello María Chivite necesita que Ferraz dé luz verde al acuerdo. 

Carteles del PP navarro. 

Y no sería descartable que una debacle socialista el 28M invitara a Pedro Sánchez a facilitar un gobierno regionalista en Navarra con el ánimo de ganar puntos mediáticos a nivel estatal antes de unas generales que se presumen complicadas para el bloque progresista. 

Transferencias

Chivite asegura que trabajan "con energía para crecer, mejorar y seguir. Somos el partido aliado de Navarra y, por eso, no hay alternativa posible a este gobierno. Hay mucha gente que se está acercando al proyecto porque hemos recuperado la ilusión de la ciudadanía, la confianza en el partido y demostramos que somos el partido de Navarra. El que gobierna para todos y todas, desde la centralidad política, con diálogo y con una profunda convicción institucional".

La presidenta navarra denuncia "el ruido interesado de la derecha para tapar todos los avances de los socialistas. A pesar de sus estrategias, de sus mentiras y de sus insultos, a los socialistas sólo nos van a encontrar en las propuestas y en la gestión. Somos el partido de la política útil; del diálogo, el acuerdo y la convivencia respetuosa". 

"Lo estamos viendo ya, que la estrategia de la derecha va a ser subir de tono conforme se acerquen las elecciones, pero aquí va a estar el Partido Socialista de Navarra defendiendo como hemos hecho a lo largo de nuestra historia, la democracia, los derechos y libertades, y la convivencia", explica. 

Chivite, añade: "Cuando escucho al señor Esparza decir poco menos que la debacle ha venido a esta comunidad porque no son ellos los que gobiernan, sólo me queda pensar el papel que está desempeñando, que ha arrastrado a su partido a la irrelevancia política". 

El número dos socialista, Ramón Alzórriz, ha alardeado de que Pedro Sánchez y María Chivite han conseguido acordar tres transferencias para Navarra: el Ingreso Mínimo Vital, la Sanidad Penitenciaria y ahora, Tráfico y Seguridad Vial

La presidenta, por otra parte, es consciente de que su localidad natal, Cintruénigo, se convertirá en campo de batalla electoral. Y es que el PP, que cree que crecerá en solitario, ha programado para el próximo mes un acto que protagonizará el mismísimo Alberto Núñez Feijóo, que mostrará su apoyo al nuevo líder 'popular' navarro, Javier García, natural de la misma ciudad ribera.  

COMPARTIR: