20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fundación Alcohol y Sociedad es un referente en el campo de la prevención, ya que 2,5 millones de menores han pasado por sus programas

El 48,3 por ciento de los jóvenes españoles consumen alcohol con conocimiento de sus padres

Los menores tienen un grave problema con el alcohol, algo que la FAS quiere solucionar
Los menores tienen un grave problema con el alcohol, algo que la FAS quiere solucionar
En España manda lo que se conoce como “binge drinking” o “atracón de alcohol”, una forma de beber hasta perder el conocimiento y un hábito que en el último mes ha aumentado en un 47,3 por ciento entre los jóvenes. Gracias a la Fundación de Alcohol y Sociedad (FAS) los jóvenes, que se apuntan a sus cursos de prevención, el 70 por ciento afirman que dejarán, modificarán o retrasarán el consumo de alcohol.

El alcohol es una sustancia de alto riesgo que cuando los jóvenes, menores de edad, lo tienen en su poder puede ser muy peligroso. Habituarse al consumo de bebidas alcohólicas en la adolescencia puede afectar al desarrollo neurológico.

El filósofo, profesor, escritor y miembro del Comité Científico de la Fundación de Alcohol y Sociedad (FAS), José Antonio Marina, ha afirmado, en una charla que dio ayer esta asociación en el hotel Vincci Soma de Madrid, que el sistema nervioso sufre debido a la gran ingesta de alcohol. En los adolescentes puede afectar a su capacidad de aprendizaje y en control de conducta.

Por lo visto, los adolescentes han cogido una mala costumbre nórdica de beber lo más rápido posible hasta perder el conocimiento, este término es conocido como “binge drinking” o “atracón de alcohol”. En el último mes, el 47,3 por ciento de los jóvenes menores de edad ha utilizado este método. El problema es que el 48,3 por ciento de este sector (12 a 18 años de edad) bebe con el conocimiento de sus padres.

Para evitar que este contratiempo se haga más grande, la FAS está realizando programas por toda España de prevención con el alcohol. La periodista Silvia Jato, directora de Relaciones Institucionales de la FAS, ha reconocido que el 97 por ciento de los alumnos que van a las charlas de esta asociación les puntúan con una nota del 4,6 sobre 5. Incluso siete de cada diez afirma que dejarán, modificarán y/o retrasarán el consumo de alcohol.

Hasta ahora la FAS ha impartido su programa conocido como “Menores ni una gota” en Andalucía con 1,5 millones de alumnos, en la Comunidad de Madrid con 500.000 y en Cataluña con 439.000. También ayudan a los profesores con el fin de que ayuden a sus alumnos para que se prevengan con el uso del alcohol.

La figura de los padres

Los padres deben ser dos personas fundamentales en la vida alcohólica de los hijos. La pega, es que son una parte culpable a la hora de que los hijos consuman esta sustancia. Los adolescentes ven como ellos consumen alcohol y por eso lo copian. José Antonio Marina aseguraba que supone una gran dificultad para los padres ese tema, ya que las familias no saben cómo actuar.

Jose_Antonio_Marina_hablando

El filósofo Antonio Marina hablando para elcierredigital.com

 Por otro lado, está la figura no jovial que ellos ven en los padres. Contestaciones como “tu es que eres de otra época”, son una tónica dentro de este público, aseguraba Silvia Jato. Además, está el problema jurídico que hay entre los chicos y chicas de entre 16 y 18 años, que no entienden como tienen una edad para trabajar o para tener hijos, pero no pueden consumir alcohol.

La familia es una parte del denominado como el “triángulo del bebedor” en la que están incluidos el colegio y los amigos que, en ocasiones, afecta a los hábitos del consumidor. Por ello, la FAS quiere incidir en las familias y en los profesores.

Con todo ello buscan reducir la edad de consumo, algo que en España se ha conseguido, que antes era de los 13 y ahora de los 14. Otro es aminorar la cantidad de ingesta de alcohol. Y la tercera, y más importante, es lograr reducir el número de menores que consumen alcohol.

Otras superficies

El director de la FAS, Bosco Torremocha, también presente en la charla, aseguraba que están contactando con otras superficies para llevar a cabo su programa. Explicó que los resultados en colegios o institutos donde no se imparte, los resultados son totalmente diferentes a las instituciones donde si se lleva a cabo.

Torremocha señaló que están hablando con compañías hosteleras que pueden proporcionar alcohol a los menores, entre ellas DIA y Carrefour. Están intentando formar a los empleados para que actúen de cierta manera con este público, que a veces, cuando quiere comprar bebidas alcohólicas, hablan con el mayor o que ya tenga 18 años en el grupo para que pueda conseguirlas.

Bosco_Torremocha_hablando

Bosco Torremocha durante su intervención

Una figura importante también es la del farmacéutico, ya que en zonas rurales con poca población puede ser una persona importante debido a sus conocimientos sobre ciertas sustancias. Por eso, esta Fundación quiere abarcar todos los campos posibles, incluidos las embarazadas que, en palabras del director, es un “tema que está bastante bien y controlado”.

En cuanto a los establecimientos, la FAS está impartiendo un programa pensado para los camareros que se llama “Tú sirves, tú decides”, ya que son unas personas muy importantes a la hora de proporcionar alcohol a los jóvenes sin que, en ocasiones, se den cuenta que están sirviéndoselo a menores de edad.

Solo se centran en el alcohol

A la pregunta formulada por Elcierredigital.com sobre si FAS tiene pensado en el futuro abarcar otros campos de prevención de ciertas drogas que no son el alcohol, Silvia Jato, respondió que ellos sólo se dedican y se van a dedicar exclusivamente a la prevención del alcohol.

La directora de Relaciones Institucionales, afirmó rotundamente que era “absurdo abarcar todo”, ya que a veces es muy difícil que se solucione una adicción cuando no se mezclan ciertos temas. “Ese es el éxito del FAS”, afirmaba Jato.

Silvia_Jato_hablando

Silvia Jato durante su intervención

La FAS seguirá peleando para que los menores aminoren su consumo de alcohol y para ello tienen la ayuda de 290 figuras públicas entre deportistas, políticos y actores, cuyo renombre puede proporcionar la ayuda suficiente para estos jóvenes.

COMPARTIR: