07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este empresario de aduanas fue cónsul general del país nórdico en la ciudad condal hasta febrero de 2018

Albert Ginjaume, el excónsul de Finlandia en Barcelona acusado de traficar con la 'droga caníbal'

/ Albert Ginjaume, excónsul de Finlandia en Barcelona.
Hace apenas unas semanas, el excónsul de Finlandia en Barcelona, Albert Ginjaume, fue detenido por la Guardia Civil por una supuesta vinculación con una organización de narcotraficantes. Esta banda se dedica a introducir en la Unión Europea la droga 'khat', una sustancia estupefaciente que forma parte de la familia de la conocida como 'droga caníbal', a través de las instalaciones portuarias. Curiosamente, Ginjaume cuenta con empresas dedicadas a las aduanas.

El cuerpo de la Guardia Civil detuvo hace ya algunas semanas en la ciudad condal al excónsul de Finlandia en Barcelona, Albert Ginjaume. ¿El motivo? Su presunta relación con una organización de narcotraficantes que al parecer actuaba desde distintos países para introducir una droga llamada khat en la Unión Europea. Esta sustancia se obtenía, originalmente, de un arbusto que se podía encontrar en África y el sur de Arabia, y cuyas propiedades son estimulantes y alucinógenas.

En esta operación, las autoridades han intervenido más de tres toneladas de khat –también llamada catonina– en el puerto de Barcelona. El cargamento está valorado en 61 millones de euros, y se trata de la incautación de mayor calibre en Europa de esta droga. Los agentes de la Guardia Civil han detenido a Ginjaume en Barcelona como uno de los presuntos miembros de la organización, aunque el resto de integrantes aún no han sido localizados. La investigación continúa su curso por lo que no se descartan nuevos arrestos en los próximos días.

Contenido de los barriles de droga 'khat' intervenidos en Barcelona.

El excónsul de Finlandia en Barcelona, por su parte, envió el pasado miércoles 8 de junio un comunicado en el que aseguraba no tener nada que ver con el asunto: “No tengo nada que ver con los presuntos delitos que se indican en la nota de prensa”.

¿Quién es Albert Ginjaume?

Albert Ginjaume Egido formó parte del consulado de Finlandia en Barcelona durante 19 años. Los diez primeros como vicecónsul honorario y los nueve siguientes como cónsul honorario. Además, fue secretario del Cuerpo Consular en Barcelona, un organismo formado por diez miembros que representan a los 95 cónsules de la ciudad condal.

Según las interpretaciones del propio Ginjaume, fue destituido de su puesto de cónsul honorario en marzo de 2018, aún bajo el gobierno de Mariano Rajoy, por haber mantenido supuestas posiciones políticas cercanas al independentismo catalán. Es decir, el Ministerio de Asuntos Exteriores habría pedido su destitución. Sin embargo, el hombre siempre ha negado tales acusaciones, asegurando que nunca se manifestó en ese sentido. Si bien es cierto que Ginjaume nunca estuvo de acuerdo con las técnicas del Gobierno español para solucionar el conflicto catalán.

Además, Albert Ginjaume es empresario y, entre otras cosas, ha sido consejero durante varios años del Real Club Deportivo Espanyol de Barcelona, desde 2012 hasta 2016. Por otra parte, forma parte del Comité ejecutivo de la empresa Ateia Oltra Barcelona, relacionada con el sector de la logística, el transporte y la representación aduanera, desde 2016. También por el mismo sector se mueve la empresa de la que es director general desde hace 40 años, AGSA (Aduanas Ginjaume S. A.).

Esta vinculación empresarial con aduanas hace posible su relación con el delito de tráfico de khat, puesto que la organización se servía de declaraciones aduaneras falsificadas para evitar los controles de inspección.

Khat, una droga destructiva

El khat – también llamada qat o miraa – es una droga que pertenece al grupo de las catinonas sintéticas. Nace del arbusto Catha edulis y se encuentra, sobre todo, en la zona del norte de África y en la de Arabia del Sur, especialmente en países como Etiopía, Somalia, Eritrea, Kenia y Yemen. Allí, el consumo de esta droga era común pues se recogían las hojas del arbusto y se masticaban, algo que provocaba un estado eufórico en aquellos que la consumían.

Este estupefaciente pertenece a la misma familia que la conocida como 'droga caníbal' y su consumo es altamente perjudicial, además de provocar un riesgo muy elevado de psicosis tóxica, según los expertos.

Por su parte, se trata de la droga más popular en el Cuerno de África, pues tradicionalmente se ha usado en celebraciones y rituales. Sin embargo, en la última época se ha convertido en una droga para personas de bajo nivel adquisitivo que se usa como estimulante, generalmente para desconectar de la realidad. Actualmente, está prohibido exportar el khat a Estados Unidos, el norte de Europa y Reino Unido.

COMPARTIR: