07 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue secuestrado con 14 años en una localidad fronteriza entre Perú y Brasil por esta guerrilla anticapitalista

La vida de Wille: Se reencuentra con su familia tras 32 años de su secuestro por Sendero Luminoso

Wille Castañeda Rivadeneyra
Wille Castañeda Rivadeneyra
Los grupos de guerrilla han causado estragos en Latinoamérica, quizá el grupo más famosos sean las FARC colombianas, pero existen muchas otras y son un mal que aqueja a numerosos países. En Perú opera La Sendero Luminoso, un grupo comunista de corte maoísta que, igual que otros grupos de guerrilla, secuestra jóvenes y adolescentes para adiestrarlos en técnicas de intimidación y guerrilla para engrosar sus filas, esta es la historia de uno de esos jóvenes que logró escapar, a cambió de emigrar.

Las redes sociales han formado parte de algunas historias de reencuentros conmovedoras, los reencuentros lo suelen ser de manera intrínseca pero lo que aconteció a los hermanos Castañeda Rivadeneyra fue más que una simple historia de reunión familiar.

Un día la familia recibió un mensaje por la red social Facebook, nada fuera de lo común en un principio, salvo que el mensaje era de Wille, uno de los hermanos que había desaparecido hacía 32 años.

Wille se reencontró con su familia gracias a sus fotos de Facebook.

Wille desapareció a los 14 años y a día de hoy cuenta que fue secuestrado por La Sendero Luminoso, un grupo armado peruano de corte maoísta que secuestra niños para adiestrarlos y sumarlos a sus filas de soldados.

Desapariciones de jóvenes

Durante los años 1980 hasta los 2000, el grupo tuvo más fuerza cuando se encontraba en conflicto directo con el estado peruano, a estos se sumaba un tercero: el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Durante esta época en Perú desaparecieron unas 21.793 personas, según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y Sitios de Entierro de Perú.

Desde el secuestro del joven Wille, su familia no volvió a saber nada de él hasta 32 años después cuando recibieron el mensaje por Facebook en el que explicaba que se encontraba residiendo en Brasil. Por supuesto, los hermanos se alteraron al recibir semejante noticia y acudieron a su cuñada, Rosaura Ávila, para saber si ella reconocía al hombre que aparecía en la foto.

Guerrilleros del MRTA.

Ávila había estado casada con otro Castañeda Rivadeneyra que también había desaparecido por culpa del Sendero Luminoso. Había logrado recuperar y enterrar los restos de su esposo en 2018, gracias a la ayuda de la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas (DGBPD) del Ministerio de Justicia (Minjus) de Perú.

Wille fue reconocido por la mujer de inmediato a través de las fotos en la red social. De esta manera acudieron a la DGBPD para que los ayudara a verificar que el hombre que les había escrito en verdad era el hermano perdido.

La Dirección de Personas Desaparecidas decidió no perder más tiempo y tomó muestras de sangre del hombre que afirmaba ser Wille y de los otros hermanos, las pruebas fueron concluyentes, la familia Castañeda Rivadeneyra había recuperado a uno de sus miembros perdidos.

A través del organismo de personas desaparecidas Wille logró contar su historia a la BBC ya que muchas personas estaban interesadas en saber como había salido de un grupo guerrillero comunista para acabar en Brasil.

Huída

Recuerda pocas cosas de la experiencia. Lo abordaron unos uniformados con indumentaria militar con capucha y le dijeron que estaban reclutando gente para su grupo. En realidad, no estuvo mucho tiempo, según relata, “puede que estuviese medio mes”.

Había más niños a parte de él, algunos de mayor edad, pero no con mucha diferencia. Todo lo que hacían era caminar por bosques, como nómadas, estaban dos o tres días en una localización determinada y luego reanudaban la marcha.

Wille durante todo el proceso no paraba de llorar y fue amenazado varias veces con ser ejecutado, pero otro miembro del grupo se apiadó de él y escaparon juntos. Su salvador tenia suficiente dinero como para llegar a la ciudad peruana de Iquitos. No obstante, no estuvo mucho tiempo hasta que otras personas lo sacaron por la frontera hacia Brasil.

Llegada a Brasil y reencuentro con su familia

Una vez llegado a Brasil empezó a trabajar en el sector agrícola y pesquero, no tuvo oportunidad de estudiar. No obstante, su vida no estuvo repleta de desgracias, fue adoptado por una familia. Se mantuvo trabajando en la agricultura y eventualmente se mudó a Sao Paulo de Olivenza.

A pesar de haber formado parte de otra familia, el joven peruano nunca dejó de intentar comunicarse con su familia, era su prioridad y así lo fue siempre mientras trabajaba y se adaptaba a su nuevo hogar.

Sao Paulo de Olivenza.

Lo intentó varias veces y con la llegada de las nuevas tecnologías se abrió una puerta nueva para intentar contactar con su familia. No fue fácil, al principio no los encontraba a través de las redes sociales, pero finalmente, en 2018 lo logró, dio con el perfil de uno de los que indiscutiblemente era su hermano.

Wille tiene su vida hecha en Brasil, tiene una esposa y dos hijas con las que se mostró reservado de contar su historia porque no deseaba recordar el dolor de su secuestro y la separación de su familia.

Actualmente no puede verse con su familia salvo a través de la pantalla del ordenador por la situación del Covid-19, pero para Wille volver a ver a su familia es una prioridad y está muy feliz de por fin haberlos encontrado.

COMPARTIR: