27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A través de la extorsión a familiares de abogados, médicos e ingenieros en Colombia, los delincuentes consiguen hasta 8.500 dólares

Proliferan los secuestros exprés a profesionales que ofrecen sus servicios online

Imagen de una manifestación contra los secuestros en Colombia
Imagen de una manifestación contra los secuestros en Colombia / El País
Es el nuevo método que utilizan en Colombia para secuestrar a abogados, médicos o ingenieros, entre otras profesiones. Este tipo de secuestros se emplea con personas que ofrecen sus servicios por internet o van a domicilio para hacer su trabajo. Los criminales aprovechan estas modalidades de trabajo para recopilar datos sobre sus víctimas y citarles haciéndolas creer que requieren de sus servicios para después terminar secuestrándolas.

El nuevo método con el que están secuestrando en Colombia a abogados médicos o ingenieros, entre otras profesiones, está destinado a personas que ofrecen sus servicios por internet o acuden a domicilio para hacer su trabajo. Los criminales se citan con sus víctimas haciéndolas creer que requieren de sus servicios para después terminar secuestrándolas. Una clase de secuestro exprés que se está poniendo de moda en el país latinoamericano y con el que, a través de la extorsión a los familiares, consiguen cifras de 500 mil a 40 millones de pesos, que en euros equivalen a unos casi 7.800 euros en las sumas más altas.

La propia policía colombiana advierte que este tipo de secuestros tiene unas condenas de 24 a 42 años de cárcel. Y explican que para estos delincuentes su principal objetivo es ganarse la confianza de la víctima a través de varias llamadas con la excusa de necesitar un servicio o comprar algo publicado en internet. Una vez realizado este contacto y haber creado un clima de confianza, concretan una cita para realizar la transacción ya sea de bienes o servicios, normalmente en lugares apartados, sin policía cerca, con poca cobertura y con apenas tránsito de personas.

Tradicionalmente los secuestros y retenciones solían ser largos y exhaustivos: los criminales analizaban a la víctima para conocer su estado económico y si interesaba o no raptarla. Ahora, según afirma la policía colombiana especializada en secuestros, estos delitos duran apenas horas: la víctima es amenazada y extorsionada con armas de fuego y a las familias se les exige cantidades importantes de dinero que han de hacerles llegar a través de transferencias o directamente solicitando el acceso a las cuentas bancarias.

FXVZV3RXKFDWTKXGN3QSKMEL2I

Imagen de un secuestro. Semana

Para evitar convertirse en víctima, algunas de las recomendaciones que se aconsejan seguir son: a la hora de hacer algún tipo de negocio, se sugiere avisar a los familiares diciéndoles a qué sitio se dirige, en qué lugar se va a reunir y proporcionándoles los datos de la persona con la que va a tener el encuentro. También es aconsejable hacer una pequeña investigación sobre la persona con la que se va a reunir y si existe algún indicio sospechoso, no acudir. También es muy importante verificar el lugar donde se pretende realizar el encuentro. Si la otra persona quiere ir a un lugar rural, o algún sitio apartado de la ciudad, se debe poner en conocimiento de la policía y abstenerse de ir.

Por último, como medida de seguridad si finalmente se realiza el encuentro, se recomienda dejar activado y compartir la localización vía GPS del teléfono móvil para que terceros puedan saber dónde está esa persona secuestrada y se la pueda socorrer.

En adición a esto se advierte de que para asistir a estos encuentros lo más seguro es programarlos en lugares públicos, como centros comerciales o sitios cercanos a una comisaría, y avisar a la otra persona de que no va a llevar suma alguna de dinero encima.

COMPARTIR: