08 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El anterior rector, Alejandro Tiana, ha sido nombrado Secretario de Estado de Universidades con Pedro Sánchez y antes lo fue con Rodríguez Zapatero

El puesto "político" de rector de la UNED en juego, comenzaron ayer las elecciones para elegir al máximo representante de la única universidad estatal española

Facultad de Educación de la UNED
Facultad de Educación de la UNED / UNED
Desde ayer y hasta el día 14 de este mes, se celebran las elecciones a rector en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia), la única universidad de carácter estatal de España y cuya antigua dirección ha estado marcada por su carácter político y las polémicas suscitadas por el último rector Alejandro Tiana

A las nuevas elecciones que determinarán la nueva dirección de la UNED se presentan los catedráticos de Filología Ricardo Mairal Usón y Carmen Victoria Marrero Aguiar, y de Psicología María Encarnación Sarriá Sánchez, quienes iniciarán el próximo lunes día 12 la campaña electoral. La comunidad universitaria podrá participar con su voto electrónico a través del sistema de votación telemática hasta el miércoles 14 y los resultados del vencedor o vencedora se darán a conocer el próximo día 19 de noviembre, en primera vuelta, o el 4 de diciembre si se diera la situación de tener que realizar segunda vuelta, en caso de que ninguna candidatura obtenga la mayoría. En este caso la votación se prolongaría del 26 al 29 de noviembre.

Sin duda alguna, el candidato que logre ostentar el este codiciado cargo académico dejará la puerta abierta a la vida política, como el caso del último rector. La razón es clara, con las universidades transferidas a las comunidades autónomas solo la UNED es estatal y como tal sirve como Caballo de Troya para hacer "política" o como ha pasado en los últimos años directamente oposición a las políticas de educación del Estado. El caso más claro lo tenemos en el que hasta hace algo más de 4 meses ha sido su último rector, Alejandro Tiana.

Los candidatos a rector de la UNED

Este verano, Alejandro Tiana dejó su puesto de rector para pasar a ser el nuevo Secretario de Estado de Educación. En su periplo en el mundo académico, Tiana ha dejado un largo historial de escándalos e irregularidades relacionadas con el ‘Caso Púnica’ y con denuncias de alumnos por “fraude masivo”, “prevaricación continuada” y “prácticas deplorables”.  

Se trata del mismo cargo que ostentó entre la primera Legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero y que ha llenado de recelo a buena parte de la Comunidad Académica, por su camino de ida y vuelta y por las continuas polémicas que ha dejado a su paso por la Universidad.

Polémica trayectoria en la UNED

“Los retos y necesidades de la UNED siguen siendo los mismos. La estrategia seguida es la adecuada, pues incide en lo que en estos tiempos difíciles debemos hacer para mantener nuestra universidad, preservando sus valores, su función social y su sostenibilidad, atreviéndonos a reformar y modernizar esta magnífica institución”, afirmó Alejandro Tiana en su despedida, pero para muchos, más allá de estos cambios trascendentales lo que ha sido la UNED en los años de su gestión ha sido un instrumento político.

Alejandro Tiana, Licenciado en Filosofía y Letras (Pedagogía), en 1974 por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), y doctorado en 1985, desempeñó diferentes cargos dentro de la UNED, desde director técnico del Centro de Diseño y Producción de Medios Audiovisuales a vicerrector con la responsabilidad de director del Programa de Innovación Pedagógica de la UNED antes de dar su primer salto a la política. Fue secretario de Estado de Educación del entonces Ministerio de Educación y Ciencia entre los años 2004 y 2008 con las ministras María Jesús Sansegundo Gómez de Cadiñanos, primero, y Mercedes Cabrera Calvo-Sotelo, después. Durante su secretariado, destacó por liquidar en 2004 la reforma educativa –LOCE– aprobada en la legislatura anterior por el PP y que nunca fue aplicada, para imponer su propia reforma, la LOE. La posición de Alejandro Tiana fue fuerte, especialmente por el fuerte vínculo con la mano derecha de José Luis Rodríguez Zapatero, el entonces vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba.

Todo ello llevó a que, en 2013, con el PSOE fuera ya del Gobierno, la cúpula del partido se volcara en impulsar la candidatura de Alejandro Tiana para Rector de la UNED, única Universidad española regida por el Estado. El objetivo no era otro que situar a un socialista de pro al mando de la única Universidad que depende directamente de Moncloa, para poder ejercer la oposición al Gobierno central y frenar una etapa de austeridad y recortes para racionalizar el gasto en educación, así como cualquier intento de reformular la política educativa. El experimento salió bien y Alejandro Tiana no sólo consiguió su puesto como Rector de la UNED desde el año 2013 al 2018, cinco años de control en los que el PSOE ha podido ejercer oposición a la elaboración de la política educativa del Partido Popular, que era lo que realmente le interesaba, en detrimento de atender a la gestión de un ente tan importante y complejo como es la UNED que ha visto como ha perdido miles de estudiantes, sino que como “premio” a esta dedicación ha regresado a la política como número dos del Ministerio de Educación.

tiana_uned

Alejandro Tiana cuando era rector de la UNED (Archivo)

Aemás, el rectorado de Alejandro Tiana Ferrer en la UNED ha estado repleto de irregularidades y polémicas que han salpicado a la institución. En 2014, tal y como admitió la propia UNED, un Centro Asociado de Madrid adjudicó a la empresa eje de la Operación Púnica –Cofely–, varios contratos por valor de más de 80.000 euros. También ese año, alumnos de la Facultad de Derecho denunciaron “fraude masivo”, “prevaricación continuada” y “prácticas deplorables” en la corrección de exámenes en el área de Derecho Financiero, rama que vio crecer la tasa de suspensos en un 100%. Es por ello por lo que la UNED abrió una investigación interna estéril.

La próxima semana se conocerá quién será la persona relevante que llevará las riendas de la universidad española con más alumnos, también quién tendrá un peso político importante a la hora de configurar las políticas de educación superior en España.

 

COMPARTIR: