18 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su fundador Santiago Santana fue detenido en 2007 y mantiene un pleito contra Eustasio López, dueño de Lopesan, que se 'aprovechó' de dicha situación

El dueño del Grupo Santana Cazorla, absuelto 17 años después por el 'caso Góndola': “Se cargaron una empresa de 5.000 trabajadores”

El Cierre Digital en Santiago Santana Cazorla.
Santiago Santana Cazorla.
El pasado año, tras 17 de instrucción, se sobreseía el ‘caso Góndola’. Como acusado se encontraba el fundador del Grupo Santana Cazorla, ya absuelto de todo delito. A pesar de eso, fuentes de la compañía afirman a elcierredigital.com que la demora en el archivo del caso provocó grandes daños a la compañía. “El Grupo Santana Cazorla era líder de Canarias y facturaba más de 600 millones de euros al año. Ahora está en concurso de acreedores y el Grupo Lopesan se aprovechó de ello”, explican.

En 2006 comenzó a investigarse lo que se denominó el ‘caso Góndola’, en el que estaban implicadas varias personas por presuntos delitos de tráfico de influencias, prevaricación y contra la ordenación del territorio por la regularización de una depuradora en Mogán (Gran Canaria). De hecho, el nombre del caso hace referencia al sobrenombre de la localidad canaria, conocida por sus numerosos canales y apodada "la pequeña Venecia". Diecisiete años después, el caso ha sido sobreseído por la justicia.

Entre los investigados, que ahora han sido absueltos, se encuentra el empresario Santiago Santana Cazorla. Acusado de delitos de tráfico de influencias y contra la ordenación del territorio, fue detenido el 5 de febrero de 2007 en el aeropuerto de Gran Canaria. Por aquel entonces, la empresa que fundó, el Grupo Santana Cazorla, era uno de los principales motores de las islas. Ahora, tras 17 años, está en concurso de acreedores y en plena guerra judicial con otro 'mastodonte' del turismo: el grupo Lopesan, propiedad del empresario Eustasio López González –cuyo nombre también aparece en otros casos investigados por la Justicia–.

En la sentencia que ordena el sobreseimiento del caso la jueza afirma que sobre el delito de ordenación del territorio “no concurren los presupuestos típicos del delito contra la ordenación del territorio que pudiera imputarse a los investigados”. Sobre el de tráfico de influencias, el segundo del que estaba acusado Santiago Santana Cazorla, afirma que “de las diligencias practicadas si bien se pudiera advertir un comportamiento poco ético, no permite atribuir la tipificación de la conducta penal a los investigados constitutiva del delito de tráfico de influencias”.

Grupo Santana Cazorla.

Sobre esta sentencia, fuentes cercanas al Grupo Santana Cazorla han declarado a elcierredigital.com que “la pena que tiene Santiago es que 17 años después hayan dicho que no había nada, pero que por el camino se hayan cargado a una empresa de 5.000 empleados”. Afirman, además, que están “valorando” tomar medidas por las pérdidas sufridas.

“Lopesan se aprovechó de las circunstancias”

“En el momento en que esto sucedía, el Grupo Santana Cazorla era líder de Canarias y facturaba más de 600 millones de euros al año. Ahora está en concurso de acreedores. No sé ni siquiera calcular en cuánto se pueden valorar las pérdidas”, confiesan las fuentes consultadas por elcierredigital.com.

“Cuando a un empresario lo detienen y le hacen un juicio mediático como el que le hicieron a Santiago, los bancos empiezan a cerrar créditos, piden de vuelta las pólizas que estaban abiertas… Ahí es cuando empieza el problema. Y la Justicia ha tardado 17 años en cerrar el caso”, añaden.

Para estas fuentes, además, “Lopesan se aprovechó de todas estas circunstancias para perjudicar al grupo y hacerse con el control de todo lo que ha podido. Después de que eso sucediera se dedicó a comprar los créditos que los bancos iban dando por vencidos y que el Grupo Santana Cazorla no podía atender”.

Eustasio López, dueño de Lopesan.

De hecho, y tal y como informó elcierredigital.com, el Grupo Santana Cazorla se ha querellado contra Eustasio López (del grupo Lopesan) por un presunto delito de “administración desleal”, como adelantó el diario local Atlántico Hoy.

Juicio contra Eustasio López

Como contexto, cabe destacar que ambas empresas se dedican al sector del turismo y tienen importantes establecimientos hoteleros en las islas. Según fuentes cercanas al Grupo Santana Cazorla, López habría presuntamente “simulado una compraventa de derechos de liquidación de uno de los socios del Grupo Santana Cazorla [Manuel Santana Cazorla, socio y hermano del fundador, que vendió sus derechos de liquidación del grupo a IFA Canarias, del Grupo Lopesan]. En realidad, lo que estaba haciendo era comprando su voluntad para bloquear la empresa. Para ello, el socio que estaba presuntamente dirigido por Eustasio López se valió de dos consejeros, Juan Arencibia y Martín Jesús Suárez”. Estas fuentes creen que, presuntamente, el objetivo de López sería “bloquear la empresa para llevarla a la liquidación, a la ruina completa y que no tenga solución”.

Nuestras fuentes aseguran que Eustasio López —investigado en el caso 18 lovas sobre el que elcierredigital.com informa con regularidad— tenía la supuesta intención de “quitar de en medio a un competidor para quedarse con los activos del Grupo Santana Cazorla. Hay algunos muy jugosos, valorados en millones de euros”.

Por estos motivos la empresa ha llevado a Eustasio López ante la justicia, así como a los consejeros Juan Arencibia y Martín Jesús Suárez, por un presunto delito de administración desleal. Las fuentes consultadas por elcierredigital.com afirman que la empresa tiene "pruebas suficientes" sobre este supuesto entramado del que se le acusa.

Este proceso judicial, no obstante, no ha sido el primero entre ambas empresas. Previamente ya ha habido otros dos, referentes a otros aspectos. El primero de ellos fue archivado y el segundo no fue admitido a trámite por falta de pruebas. Algo que en teoría y, tal y como confirman nuestras fuentes, no sucedería con el pleito actual, del que todavía se encuentran a la espera de novedades.

COMPARTIR: