19 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El padre de Mari Luz, la niña asesinada en Huelva en 2008, será el encargado de la Ley del Menor y de la Prisión Permanente Revisable

Juan José Cortés entrará en política en las próximas elecciones generales de la mano del Partido Popular

Juan José Cortés defiende la vigencia de la Prisión Permanente Revisable.
Juan José Cortés defiende la vigencia de la Prisión Permanente Revisable.
Juan José Cortés, padre de Mari Luz, niña asesinada en Huelva en enero de 2008, entrará en política de la mano del Partido Popular, según ha confirmado a El Cierre Digital, en las próximas elecciones generales. Dentro del partido ha recibido el encargo de trabajar en la no derogación de la Ley de Prisión Permanente Renovable y de la polémica Ley del Menor. Cortés también tendrá una columna de opinión propia y abierta en este periódico para que opine sobre estos temas y otros de actualidad.

Durante el último Congreso Extraordinario del Partido Popular que dio la victoria a Pablo Casado ya se  pudo ver a Juan José Cortés en las primeras filas, junto a Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal. Muchos interpretaron este signo como una invitación del Partido Popular para que el padre de Mari Luz entrase en política, algo que definitivamente hará en las próximas elecciones generales.

Cortés se afilió al PP en 2009 y fue asesor de Juan Ignacio Zoido, durante su última etapa como alcalde de Sevilla, desde el año 2012 hasta 2015, cuando el PP dejó el Ayuntamiento de la capital hispalense.

Ahora ha sido encargado por el Partido Popular para defender la vigencia de la ley de Prisión Permanente Revisable -recurrida ante el Tribunal Constitucional por el PSOE que quiere derogarla- y trabajar para mejorar la controvertida Ley del Menor, “adaptándose a los tiempos y los nuevos delitos y escuchando a las familias, que son las víctimas y tienen mucho que opinar en esto”, ha explicado a El Cierre Digital.

Juan José Cortés durante un acto del PP poco después de afiliarse.

Sobre la ley de Prisión Permanente Revisable, incluida en el Código Penal en 2015 por el PP de Mariano Rajoy, Cortés dice que "se buscaba equiparar las penas a los delitos y conseguir condenas justas para violadores, asesinos y criminales que hicieran un daño irreparable a las víctimas". Según Cortés, "delitos como el del asesinato de Laura Luelmo podrían haberse evitado si hubiese estado vigente esta legislación, ya que en  el caso de Montoya, que asesinó a una anciana, entraba claramente dentro de la aplicación de esta ley".

Delincuentes imposibles de reinsertar

Cortés también inciden en la necesidad de vigilar la salida de este tipo de delincuentes"porque son imposibles de reinsertar en la sociedad y los jueces necesitan una herramienta para impedir la salida regular o con beneficios penitenciarios. Incluso Montoya ya ha pedido a la jueza que no le dejen salir".

El PSOE, además de presentar el recurso ante el Tribunal Constitucional, inició los trámites parlamentarios junto al PNV y sus socios de gobierno para derogar esta ley. Algo que para Cortés es un error, "porque la maldad está en la forma de ser de estos criminales y hay otros delincuentes que sí son reinsertables, pero no se puede hacer experimentos con estas personas, hay que mantenerlas en la cárcel. No imagino que Pedro Sánchez quiera dejar en libertad al asesino de Laura Luelmo, el de Pioz o el asesino de los mellizos de La Coruña".

Santiago del Valle, asesino de su hija Mari Luz en 2008, saldrá de prisión "muy pronto, aunque fue condenado a 22 años, saldrá tras cumplir 13 ó 14  y hay presos que con cierta edad ya no van a cambiar, por mucho que den cursillos o programas que duran cinco años y les sirve solo para rebajar pena", dice Cortés, que gracias a su formación y su fe como pastor evangelista ha podido "superar el dolor y luchar por salir adelante".

A Juan José Cortés se le ha visto el pasado año acompañando en varios actos a Juan Carlos Quer, padre de la joven Diana, secuestrada y asesinada en 2016, "porque pensamos igual en este tema" y "estoy con el PP porque fue el partido que aprobó la prision permanente revisable, vamos juntos desde el 2009 y hay compromiso y afinidad desde hace tiempo, no me parecería justo ir con otra formación, es más fácil defender esto desde el PP", concluye.

COMPARTIR: