28 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El origen podría ser la comida del exdirector de la Policía en el complejo de Canillas en enero de 2015 con altos mandos jerárquicos y del BBVA

Ignacio Cosidó, pieza clave en la investigación para aclarar cómo se gestó la denuncia a Ausbanc

Ignacio Cosidó, exdirector general de la Policía Nacional.
Ignacio Cosidó, exdirector general de la Policía Nacional.
El testimonio de Ignacio Cosidó, exdirector general de la Policía Nacional de España, podría ser fundamental para esclarecer la gestación de la denuncia anónima contra la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios, Ausbanc, gracias a la cual se desmanteló la organización. Según Ángel María Garay, que fue adjunto a la presidencia de Ausbanc, la reunión que se produjo entre la cúpula de BBVA y de la Policía Nacional deja ver los intereses de la entidad financiera para acabar con la asociación.

El abogado de la acusación contra BBVA, Ángel María Garay, ha solicitado al juez encargado del caso Villarejo que cite a declarar a distintos integrantes de la Policía Nacional en el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. Entre ellos se encuentra el que fuera miembro popular del Senado y director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, quien acudió a la misteriosa comida en el complejo policial de Canillas, en Madrid, el 7 de enero de 2015.

En la polémica reunión que protagonizó el expresidente de BBVA, Francisco González, y altos cargos de la Policía Nacional de España, pudo haberse gestado la denuncia anónima contra Ausbanc –Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios– que llevó al comienzo de una investigación judicial contra Luis Pineda, el presidente de la asociación, y Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias. La declaración de Cosidó es fundamental para saber si realmente la denuncia nació de esa comida.

Cosidó y el ‘caso Tándem’

El nombre del exdirector general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, ha sido mencionado ya en otras ocasiones en el ‘caso Tándem’. La macrocausa judicial que investiga la presunta trama de corrupción protagonizada por altos cargos de la policía española, aunque el personaje principal no es otro que el excomisario Villarejo.

En las agendas del excomisario Villarejo se pueden encontrar referencias a Cosidó, por ejemplo, en lo relacionado con la ‘operación Kitchen’, el operativo por el cual se arrebató a Luis Bárcenas, extesorero del Partido Popular, la información que conservaba sobre su partido político y que implicaba en delitos a varios miembros de la formación azul.

Un testimonio imprescindible

Ángel María Garay, que fue adjunto a la Presidencia de Ausbanc y resultó condenado a un año de prisión por el escándalo de la asociación, presentó un escrito –que ha podido consultar elcierredigital.com– en el que se muestra insistente en la investigación del llamado ‘proyecto Pin’, un trabajo que el comisario jubilado Villarejo realizaría para BBVA y cuyo objetivo era la directiva de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios.

Según indican algunas fuentes de la investigación a elcierredigital.com, "la motivación del BBVA fue la actuación de Ausbanc consiguiendo declarar nula la Clausula Suelo y haber descubierto, también, que incluso se la aplicaban a clientes en cuyos contratos de préstamo hipotecario no figuraban".

El testimonio de Ignacio Cosidó se considera imprescindible para arrojar algo de luz en la gestación de la denuncia anónima que acabó por desmantelar Ausbanc, puesto que se cree que pudo haberse confeccionado en el seno de aquel almuerzo en el complejo policial de Canillas. Sin embargo, el exjefe de la UDEF –Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal– de la Policía Nacional, Manuel Vázquez, en su declaración como investigado, afirmaba que el encuentro fue algo 'institucional'.

Ángel María Garay, ex adjunto a la presidencia de Ausbanc.

Garay, sin embargo, considera que la reunión celebrada en Canillas en enero de 2015 deja ver que la cúpula de BBVA buscaba una relación con la Policía Nacional para así acabar con Ausbanc, una asociación que, según él, le era molesta por sus continuas acusaciones y sus demandas judiciales contra la entidad financiera.

En el escrito mencionado presentado por Garay también se hace referencia a otro de los investigados, Julio Corrochano Peña, ex director de seguridad corporativa del BBVA y asistente a la comida del 7 de enero de 2015, que reveló "nuevas circunstancias que redoblan todas las necesidades de esclarecimiento de la verdad" del caso, por el que considera necesario el testimonio de Cosidó.

Finalmente, para concluir los detalles de cómo se gestó la polémica comida y si fue el origen de la denuncia –objeto de la solicitud de Ángel María Garay al juez– el ex adjunto a la presidencia de Ausbanc ha solicitado también las declaraciones del entonces subdirector general del Gabinete Técnico, José Manuel Pérez Pérez, del ex subdirector general de Recursos Humanos de la Policía, Antonio Rodríguez Martín y del ex jefe de División Formación y Perfeccionamiento, Rafael Abeledo. Garay también pide que se exija a la Dirección General de Policía, a la Comisaría General de la Policía Judicial y a la UDEF que informen de todas las relaciones establecidas por estos organismos con el BBVA, "concretando específicamente los ingresos percibidos en el periodo comprendido entre 2012 y 2018".

COMPARTIR: