23 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El equipo letrado de David Serrano, el dueño de la finca de Totalán, asegura que "el niño se escurrió entre dos bloques de hormigón"

Los padres de Julen rechazan una casa de alquiler social ofrecida por el alcalde de Málaga en su barrio de El Palo

Victoria y José con el barrio malagueño de El Palo al fondo.
Victoria y José con el barrio malagueño de El Palo al fondo.
José Roselló y Victoria García han rechazado de momento la primera oferta hecha por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, de trasladarse a un piso de alquiler social en El Palo, cerca de su actual vivienda, que comparten con la tía discapacitada de José. El matrimonio visitó hace poco el piso que los servicios sociales municipales malagueños le han buscado en su barrio, pero de momento han rechazado esta oferta por cuestiones económicas, aunque no descartan aceptarla en el futuro.

Tal y como ha podido saber elcierredigital.com de fuentes cercanas a la familia Roselló García, José Roselló y Victoria García, los padres del pequeño Julen, han rechazado de momento la primera oferta hecha por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, de trasladarse a un piso de alquiler social en El Palo, cerca de su actual vivienda, que comparten con la tía discapacitada de José.

El problema real que surgió es que la propuesta de alquiler contemplaba el pago íntegro de las doce primeras cuotas, luego otros seis recibos al siguiente año y tres más el tercer y último año. Después tendrían que comenzar a pagarlo íntegramente ellos. Y aquí radica el problema.  José no tiene trabajo y Victoria cobra apenas 600 euros donde trabaja, una conocida cadena de hamburguesas, lo que les da bastante inseguridad a la hora de comenzar una nueva vida. Vida que comenzarían alejados de casa de la tía discapacitada de José, con quien actualmente conviven.

Los padres de Julen rodeados de amigos y familiares.

Los servicios sociales también han intentado buscar alguna actividad a José Roselló, que ahora pasa muchas horas al día jugando con una máquina de videojuegos, mientras que Victoria prefiere mantener su baja laboral y pasear con sus amigas y entretenerse en una conocida red social. "Pero , sin embargo, ninguno ha salido aun del shock de la muerte de su hijo y viven todavía en una utopía, sin saber donde están realmente", señalan las fuentes familiares consultadas.

No obstante, el matrimonio ya ha firmado poderes a la abogada Antonia Barba García, tal y como develó en exclusiva elcierredigital.com, para que pueda personarse en el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, en su nombre como perjudicados en la instrucción abierta. La asesoría 'Barba Abogados' está especializada en reclamaciones por responsabilidad civil, es decir, monetarias, en lo que podría derivar finalmente este caso.

El dueño de la parcela se defiende

Por otra parte, este martes compareció en rueda de prensa David Serrano Alcaide, novio de la prima de José Rosello y propietario de la finca donde tuvo el accidente de Julen, para decir que "no me lo voy a perdonar nunca", refiriéndose a la tragedia. Tras una corta rueda de prensa, dejó la sala entre sollozos y después tomó la palabra su abogado, Antonio Flores Vila, para decir que el pocero, Antonio Sánchez, "Periquete", no tenía licencia, "igual que mi defendido tampoco..., pero si no le ha dado nunca los documentos necesarios jamás ha podido solicitar licencia".

El abogado marbellí Flores Vilá cerró su comparecencia diciendo que "era imposible preveer que un agujero pudiera tragarse a un niño de esa forma tan terrible. Esa imprudencia grave que se le atribuye a David no es posible", concluyó para asegurar que "el niño se escurrió entre dos bloques de hormigón".

David Serrano, dueño de la finca donde tuvo Julen el accidente.

Después habló Jesús María Flores, arquitecto de parte, a su vez hermano del abogado, que fue quien realizó un informe sobre las circunstancias técnicas y jurídicas del pozo durante la tragedia y que avanzó en los medios de comunicación allí desplazados. Según explicó este arquitecto, "técnicamente no es un pozo, sino una prospección cuya función era encontrar agua, pero el sondeo fue negativo y no se encontró".

Por el momento, sólo hay diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción nº 9 de Málaga, pero no existen encausados ni investigados, a la espera de determinar si la calificación jurídica es de "homicidio imprudente" o se queda en simple accidente. Todos los implicados, el dueño de la finca, los padres, el pocero y el operario de la retroexcavadora, están catalogados actualmente como testigos en la investigación, que se encuentra bajo secreto sumarial decretado por la jueza instructora de Málaga.

COMPARTIR: