21 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El modus operandi del caso de Patricia González es el mismo del de María Sevilla dentro de una supuesta Asociación con cuartel general en Majadahonda

La Policía investiga a la Asociación Infancia Libre apoyada por Podemos y posible tapadera de una organización delictiva

Patricia González (rodeada con un círculo) con varios compañeros de la asociación, entre ellos María Sevilla, y las parejas de ambas en una visita a la Asamblea de Madrid, a la izquierda, con barba, la pareja de María y el hombre más alto, de Patricia.
Patricia González (rodeada con un círculo) con varios compañeros de la asociación, entre ellos María Sevilla, y las parejas de ambas en una visita a la Asamblea de Madrid, a la izquierda, con barba, la pareja de María y el hombre más alto, de Patricia.
El pasado 1 de abril era detenida María Sevilla, presidenta de la Asociación Infancia Libre y asesora de Podemos para la infancia, acusada de un delito de "sustracción de menores", al tener presuntamente secuestrado a su hijo durante dos años. Ahora ha sido arrestada otra mujer perteneciente a esta misma asociación sin ánimo de lucro, Patricia González. El modus operandi de ambas era el mismo. La Policía investiga a dicha organización como posible tapadera de una organización delictiva.

El motivo de la detención de Patricia González es que su exmarido se personó en los Juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid, ante la misma unidad de la Policía Judicial adscrita al Cuerpo Nacional de la Policía Nacional que medió en el caso de María Sevilla, alegando que su caso era muy similar y que su expareja se había saltado el régimen de visitas desde hacía dos años y le impedía sistemáticamente ver a su hija de 10 años, hasta el punto de que llevaba ya dos años sin saber nada de la pequeña, que había desparecido de la circulación.

Tanto María Sevilla, madre de un niño de 11 años y detenida en abril, como Patricia González, madre de una niña de 10 y arrestada ahora, pertenecen a la asociación citada, Infancia Libre, cuyo objetivo es defender los derechos de la infancia y vinculada a Podemos como entidad asesora para las cuestiones de infancia. También coinciden ambas en que han denunciado en dos ocasiones a sus exparejas por presuntos abusos sexuales.

Lo más preocupante es la actitud de ambas con respecto a sus hijos, a los que no solo privaban de ver a sus padres sino que también denunciaron a sus progenitores por abusos. Además, ambas desaparecieron llevándose con ellas a sus dos hijos, que en ese tiempo no han estado escolarizados en centro alguno ni han visitado ningún centro médico público.

Retenida en La Cabrera

Gracias a la investigación y seguimiento que la Policía judicial realizó sobre la actual pareja de Patricia González, los agentes pudieron localizar a su hija retenida en una casa del municipio de La Cabrera, en la Sierra de Madrid.  Fuentes de la investigación han señalado que "no estaba secuestrada, pero sí retenida" y que "solo la niña y la madre salían muy pocos fines de semana fuera de la casa". Tanto que la niña era educada en casa, "aunque no presentaba problemas de socialización". 

En esta ocasión las Fuerzas de Seguridad del Estado no ha usado drones para el seguimiento y localización de la casa, como en el caso de María Castillo en la finca de Cuenca. No obstante,  la investigación no ha sido nada fácil, pues los investigados han guardado todo tipo de alertas para salvaguardar su escondite tras la detención reciente de su amiga y compinche María Sevilla, tanto que hacían contravigilancias.

Todo esto obligó a que los propios policías se disfrazaban cuando se desplazaban hasta la vivienda de la Sierra para no ser reconocidos. Las actuales parejas de ambas mujeres han resultado claves para ambas detenciones. Parejas que acompañaron a las mujeres a todos los actos oficiales en el Congreso de los Diputados y en la Asamblea de Madrid,  con el respaldo del grupo de Podemos.

Patricia González (izquierda) y María Sevilla (en el otro extremo).

Además, en ambos casos, los menores habían sido 'adoctrinados' con la ayuda de un psicólogo de la organización que ayudó a las madres para definir una estrategia en contra de los padres. En el caso de Patricia González, la principal diferencia con respecto al caso de María Sevilla es la ausencia de vínculos religiosos, ya que ésta última es evangelista y educaba a su hijo en esa religión inculcándole consignas.

Un mismo modus operandi

Lo cierto es que al tratarse de dos mujeres de la misma asociación, con pautas de comportamiento similares para sus hijos y frente a sus exmaridos, ambas acusadas de "sustracción de menores", la Policía ya ha iniciado una investigación por si se tratara de algún tipo de organización sectaria. De hecho, ambas mujeres comparten curiosamente la misma abogada, una exjuez del cuarto turno vinculada a la Asociación Infancia Libre. También sus hijos han visitado al mismo psicólogo en la localidad madrileña de Majadahonda, donde se ubica el cuartel general de esta supuesta asociación.

Ahora, los hijos de ambas mujeres están ya bajo la responsabilidad de sus padres. Minetras, la Asociación Infancia Libre se presenta como una organización de ayuda a la infancia, cuyo domicilio fiscal esta en la localidad madrileña de Majadahonda, en la Carretera del Plantío, en un piso ubicado en el número 6. Un domicilio que está ya bajo la lupa de la Justicia, que investiga posibles nuevos casos ilícitos dentro de esta Asociación protegida en su día por el grupo político de Podemos.

Esta asociación es, o era, la ONG que asesoraba a Podemos sobre temas relativos a la infancia. María Sevilla dirigía la asociación hasta el pasado abril.

COMPARTIR: