10 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La muerte de un niño de tres años en Navarra perteneciente a esta organización pone el foco sobre la vida de los menores en las sectas

'Las 12 Tribus', el grupo acusado de secta que vive aislado del mundo para ser como los primeros cristianos

El Cierre Digital en Las 12 Tribus.
Las 12 Tribus. / En Francia está considera una secta especialmente peligrosa
La muerte de un menor de tres años ha vuelto a poner el foco sobre Las 12 Tribus, un grupo religioso que se define como "comunidad autogestionaria" pero que ha sido acusado de secta en varias ocasiones. En Francia, en el Parlamento, se les llegó a calificar de "secta peligrosa" después de la muerte de un menor en el año 2000, después de que sus padres, seguidores del grupo, se negaran a llevarle al hospital. La situación de los menores dentro del grupo preocupa especialmente.

El jueves fallecía un niño de tres años a 6 km de la localidad navarra de Corella. El menor se encontraba en la nave industrial de la empresa Tribal Trading, que se dedica a la distribución de alimentos y la elaboración de un aceite ecológico bajo la denominación de La Noria, así como de la de otros alimentos ecológicos que venden. Esta empresa pertenece a Las 12 Tribus, que se define como "comunidad autogestionaria" pero que muchos definen como secta. 

¿Qué es realmente Las 12 Tribus? Luis Santamaría, ex-sacerdote, teólogo y destacado experto en sectas, les ha dedicado una parte de su estudio académico El sectarismo de impronta cristiana en España (VI): grupos proféticos y mesiánicos no iberoamericanos. Según las investigaciones de Santamaría, Las 12 Tribus fue creada en 1972 por Elbert Eugene Spriggs, fallecido en 2021 en Estados Unidos. Sus seguidores lo conocían como Yoneq y su obsesión era volver al estilo de vida de los cristianos primigenios. 

Nació este grupo en plena era del movimiento hippy, la filosofía New Wave y las nuevas formas de entender la espiritualidad, que se fusionaron con una perspectiva fundamentalista del cristianismo. "Destaca, sobre todo, por su vida comunitaria, algo que han preservado cuidadosamente hasta el día de hoy. Para comprender a esta secta es necesario tener en cuenta, además, la importancia que adquieren algunos elementos judíos en su identidad grupal, empezando por su propia denominación oficial, que alude a las doce tribus de Israel, de las que pretende ser su restauración, y continuando con el cambio de nombre que hacen todos sus miembros, tomando uno hebreo. No se consideran judíos ni cristianos, son milenaristas, celebran el sabbat y otras fiestas judías y reconocen a Jesús como el Mesías, pero insisten en utilizar su “nombre original”: Yahshua. Utilizan la Biblia y practican el bautismo por inmersión", explica Luis Santamaría en su estudio. 

Luis Santamaría. 

En su propia página web en español, Las 12 Tribus explican así su espiritualidad: "Vivimos según el evangelio de Yahshua (Jesucristo en español) descrito en la Biblia. Cada uno de nosotros quedamos fascinados al descubrir el tesoro de la vida de Yahshua, expresada en la comunidad. Hallamos amor y verdad, vimos gente sincera que querían seguirle y amar como Él nos amó. Cuando fallamos, nos arrepentimos y somos perdonados, y de la misma manera perdonamos a los demás. Este es el secreto que nos ha permitido permanecer juntos a través de los años".

Su llegada España

En los años 80 llegan a Europa y se instalan en varios países, principalmente Francia y Alemania. En 1983 pusieron su centro de operaciones en un castillo en Sus, en el País Vasco francés. Once años después se instalaron en España, en concreto en Guipúzcoa, en un caserón del Monte Ulía. Según Luis Santamaría "su actividad pública más conocida fue su presencia en ferias y mercados medievales de toda la geografía nacional, vendiendo repostería artesana para sostener la comunidad". 

En 1999 abrieron una segunda sede en un caserío en Irún y más tarde se instalaron en Navarra. También están presentes en Asturias y Málaga. En nuestro país no son especialmente numerosos pero en Francia han estado en el punto de mira en varias ocasiones. 

La financiación 

En sus primeros asentamientos en España se dedicaban a la agricultura para el autoabastecimiento, pero pronto comenzaron a vender los excedentes en la tienda Sentido Común que abrieron en 2002 en pleno casco viejo de Donostia. 

Ocho años más tarde constituyeron la empresa Tribal Trading, que es la distribuidora de sus productos ecológicos y la que elabora su aceite ecológico La Noria. En la nave de esta empresa en Corella (Navarra) es donde hace cuatro días se produjo el fallecimiento del menor de tres años de edad. 

Imagen de un grupo perteneciente a Las 12 Tribus. 

En la misma calle en la que tienen su tienda han abierto un restaurante llamado Yellow Deli. Como explican en su publicidad, toda esta actividad “para nosotros no es simplemente un comercio, sino un medio para servir a la gente y darnos a conocer”. 

Los menores 

Sin duda, el asunto que más ha puesto a esta Comunidad en el punto de mira es el papel de los menores. Los que conviven en Las 12 Tribus no hacen vida fuera del grupo y no son escolarizados. Según testimonios de exmiembros, los castigos físicos están a la orden del día y se practica la segregación por sexos. Los niños se dedican a tareas agrícolas y las niñas a las domésticas. 

En Francia fue precisamente el asunto de los menores el que hizo que su existencia llegase al Parlamento. La muerte en el año 2000 de un menor, tras negarse sus padres a llevarlo a un hospital, escandalizó al país galo y las autoridades pasaron a considerar a Las 12 Tribus como "una de las sectas más peligrosas". 

En España, vecinos de Irún denunciaron en 2004 que en esta localidad había varios niños pertenecientes a Las 12 Tribus sin escolarizar. Sin embargo, a día de hoy, el grupo sigue en nuestro país, donde es obligatoria la escolarización entre los 6 y los 16 años, sin que ninguna institución haya levantado la voz de alarma. 

COMPARTIR: