21 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Trabajadores de la empresa pública señalan que están repartiendo sin mascarillas, con guantes precarios y un gel para compartir entre toda la unidad

Denuncian irregularidades en varias oficinas de Correos en los protocolos de cuarentena por coronavirus

Trabajadores y sindicatos de la empresa pública Correos están denunciando situaciones en diferentes centros donde no se está cumpliendo con las medidas de seguridad y adaptación ante la situación excepcional de estado de alarma provocada por el coronavirus. El sindicato SIPCTE denuncia que en varias oficinas de Sevilla no se ha activado el protocolo de cuarentena, a pesar de tener conocimiento de posibles contagios que más tarde han sido positivos.

Falta de mascarillas, de gel hidroalcohólico y guantes de baja calidad, así como empleados que han seguido acudiendo a trabajar a pesar de conocerse casos de coronavirus en las oficinas son algunas de las carencias e irregularidades que están denunciando trabajadores y sindicatos de Correos.

El Sindicato Independiente Profesional de Correos y Telégrafos (SIPCTE) manifiestan en un comunicado que han tenido conocimiento de que en varias oficinas de la empresa en Sevilla "se ha obligado a los trabajadores a salir a reparto, sin cumplir con las medidas extraordinarias de adaptación, según el Real Decreto del 14 de marzo". Estas oficinas son la Unidad de Reparto Número 1 y el CTA (Centro de Tratamiento) de Sevilla, así como la cartería del municipio sevillano de Castilleja de la Cuesta.

De igual manera, señalan que tampoco se han cumplido los protocolos establecidos por la compañía y que a los trabajadores no se les ha   proporcionado material protector adicional (guantes, gel hidroalcohólico y mascarillas), saliendo estos a realizar reparto domiciliario.

María es una de las empleadas de la Unidad de Reparto de Sevilla y se encuentra en cuarentena por el coronavirus, al igual que su madre, quien trabaja en el CTA de la misma ciudad. "El día 8 de marzo mi madre empezó a encontrarse mal, tenía tos y malestar y  llamamos a Salud Responde (centro de información andaluz para abordar la atención sanitaria) y también lo dijimos en el trabajo, pero lo trataron como un simple resfriado", explica María.

correos-bolsa-trabajo-

"Ya el jueves de la siguiente semana le dio un pico de fiebre por la noche y el viernes lo comunicamos en nuestros trabajos, pero no activaron el protocolo de cuarentena y mi madre siguió yendo a trabajar, estando en contacto con todos sus compañeros", señala y añade que  "ella siguió trabajando en el CTA hasta que activaron el protocolo el sábado".

El lunes, tras el decretarse el estado de alarma, María y sus compañeros acudieron a su oficina para que les comunicaran las medidas que iban a tomar en materia de prevención de riesgos laborales ante el coronavirus. "Los jefes decidieron reducir la plantilla en cada turno al 50% y a mi me pusieron en cuarentena pero, al resto de mis 38 compañeros con los que he estado en contacto no", denuncia María.

Asimismo, critica que los repartidores "no estamos saliendo con equipos de protección. Solo tenemos guantes, que nos quedan grandes y se rompen fácilmente, y un gel individual comunitario para los 38 carteros, que no te puedes llevar a la calle. No tenemos ni mascarillas, aunque ahora han informado de que van a proporcionarnos".

 Blanqueo de imagen 

Ante esta grave situación sanitaria, SIPCTE recuerda a Correos que "no tenemos nada importante, ni urgente que llevar a los domicilios que no pueda esperar". Además, hace hincapié en que la empresa "tenía conocimiento desde el día 8 de un posible contagio de Coronavirus en algunos de los centros que les hemos indicado".

Por ello, destacan que "en cumplimiento del artículo 21 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales deben adoptar las medidas y dar las instrucciones necesarias para que, en caso de peligro grave, inminente e inevitable, los trabajadores puedan interrumpir su actividad y, si fuera necesario, abandonar de inmediato el lugar de trabajo".

Según este artículo, en el supuesto de abandonar el lugar de trabajo "no podrá exigirse a los trabajadores que reanuden su actividad mientras persista el peligro, salvo excepción debidamente justificada por razones de seguridad y determinada reglamentariamente." 

Por todo ello, SIPCTE solicita que "se ordene inmediatamente la paralización de toda actividad en todos los centros de trabajo" y asegura que "en caso de que no atiendan a nuestras peticiones, pondremos este asunto en manos de Inspección de Trabajo".

Por otra parte, desde el sindicato también han querido criticar la intención de Correos de "blanquear" la imagen de la empresa a raíz de un reportaje en Televisión Española donde explican las supuestas medidas de seguridad y preventivas que se están tomando en las   oficinas. El reportaje está grabado en Sevilla.

Fuentes cercanas a la oficina donde se grabó, señalan a este periódico que "fueron los jefes de área los que eligieron a propósito al trabajador para que saliera en televisión. De hecho, al día siguiente el propio presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, le llamó personalmente para felicitarle por lo bien que lo había hecho". 

COMPARTIR: