27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El psicólogo forense Javier Urra da las claves sobre su personalidad : "Es narcisista, propenso a mostrar imagen de virilidad y un zar expansionista"

Perfil psicológico líder ruso, Vladímir Putin: "Fue fichado por la KGB por sus características psicopáticas y frialdad"

Vladímir Putin
Vladímir Putin / Tres etapas distintas de su vida.
En estos días, en los que todo el mundo habla de la invasión de Rusia a Ucrania, sería más necesario que nunca comprender una mente como la de Vladímir Putin, líder ruso, que le ha llevado a tomar tales decisiones. El psicólogo forense Javier Urra analiza para 'Elcierredigital.com' su perfil psicológico, que solamente se puede entender conociendo un poco de su historia.

El presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, nació en el seno de una familia soviética. Hijo de un antiguo oficial de la Marina Soviética, estudiaba en la Escuela Nº 193, donde comenzó a practicar judo y sambo, un deporte de combate y defensa personal ruso. El psicólogo forense Javier Urra ha analizado detenidamente en Elcierredigital.com la personalidad de Putin a través de sus comportamientos y declaraciones públicas. Según Urra, se puede asumir que el líder ruso tuvo “una infancia con carencias afectivas y espaciales”.

Javier Urra, psicólogo forense /Fotografía de Natalia Kachmar.

En 1970, un jovencísimo Putin ingresa en la Facultad de Derecho de la Universidad Estatal de Leningrado, donde se graduó con honores. Fue poco después cuando sería reclutado por el KGB, donde llegó a convertirse en un agente muy reconocido. Javier Urra opina que el KGB lo consideraba un activo muy importante por “sus características psicopáticas, su frialdad y distanciamiento emocional”. Según el psicólogo, se puede afirmar que “es muy duro emocionalmente, se sabe por su conducta y por su historia. Fue responsable de la KGB, así que no es una hermanita de la caridad”.

La carrera política de Putin

Poco antes de su dimisión como agente del KGB en agosto de 1991, tras el intento de su jefe de defenestrar a Gorbachov, entonces presidente de la URSS, comenzó su carrera como político. Sobchak ganó las elecciones a la alcaldía de San Petersburgo y Putin formó parte del equipo de Gobierno llegando, incluso, a ejercer como alcalde cuando Sobchak viajaba al extranjero. Dirigió la campaña para su reelección como alcalde y fracasó: “Creo que allí fue donde aprendió lo duro que es para él perder, y también a utilizar la mentira como instrumento”, opina Urra.

Fue designado director del Servicio Federal de Seguridad, FSB, sucesor del KGB, en 1998. Putin es conocido por sus operaciones militares en Chechenia, lo que le llevó a la presidencia de la Federación Rusa. El psicólogo Javier Urra asegura que Vladímir Putin “se marca un objetivo, y si eso tiene muertos por el camino… Él no tiene grandes sentimientos de culpabilidad, al igual que conciencia del sufrimiento ajeno”.

Actualidad: Invasión a Ucrania y guerra

Putin lleva más de 22 años como presidente de Rusia y, según Urra, “habría que ver si Putin quiere pasar a la historia como un gran zar, un gran emperador que devuelve la grandeza de lo que fue la URSS”. Sin embargo, y analizando toda su trayectoria, Javier Urra afirma que “lo que sí es bastante claro es que a Putin solo le importa él mismo”, y más concretamente cómo va a pasar a la historia. “Se apoya en la victimización de su pueblo, es un poco lo que hizo Hitler”, asegura el psicólogo forense.

“A mí me llama la atención su activación, es decir, toma una medida, que es invadir Ucrania, pero inmediatamente amenaza verbalmente a Finlandia y a Suecia. Es un poco innecesario crearte más enemigos, ¿no?”, dice Urra, quien opina que, además, Putin “cree que el resto del mundo no le va a hacer frente realmente”.

Javier Urra analiza la situación actual: “Tengo la impresión de que el resto del mundo se siente como en el patio de un colegio cuando un matón pega a un débil, que lo ves y piensas “no me voy a meter”, pero si se alarga, llega un momento en el que todo el mundo se mira y ve que tiene que actuar”. El psicólogo recuerda además que “el tiempo corre en contra”.

Vladímir Putin en una de sus últimas declaraciones públicas.

“La sociedad cree que está ante un bravucón, ante alguien que echa un órdago, pero el peligro es cómo se cree él de apoyado por su población”, explica Urra, y dice que para poder estudiar mejor el perfil de Putin “necesitaría saber qué percibe él, no la verdad, sino lo que él piensa: si se sabe querido o se sabe temido”. El psicólogo duda: “Yo no sé si la gente que le aplaude, le aplaude porque realmente lo ven como un salvador de la historia de la URSS y eso a él le aúpa, o si le aplauden porque le tienen miedo pero si pudieran se rebelarían contra él”.

En cuanto a la guerra con Ucrania, Javier Urra piensa que “a él no se le va a convencer, él tiene que salir ganador, lo que él considere haber ganado, pero Putin, con su edad y su trayectoria no se va a volver atrás, es impensable: no puede aparecer como alguien que fue vencido, a quien se le convenció, que dio un paso atrás. Eso no se lo puede permitir por su mentalidad y su perfil psicológico”.

La imagen que ofrece Vladímir Putin es siempre la de un hombre “muy viril”. Busca reforzar su masculinidad públicamente. “Desprecia a Occidente y la debilidad”, cuenta el psicólogo Javier Urra: “Entiende la virilidad como un valor, una virtud. Es una persona que no admite la homosexualidad, lo que él interpreta como falta de virilidad o falta de capacidad para ir a una guerra”. Urra recuerda, además, que “hay que poner el dedo en Putin, no en los rusos, y él tiene que saber que es una diana y que también se puede atentar contra él. Ahí es donde se puede volver más paranoico”.

Manifestación en contra de la invasión de Rusia a Ucrania.

El psicólogo asegura que el del presidente ruso “es un perfil complicado y peligroso” porque “nos ve a todos débiles, empezando por Joe Biden, el presidente de Estados Unidos, y no soporta a la gente débil”.

Javier Urra reflexiona y lamenta que aunque “la especie humana ha avanzado mucho en tecnología y ha desarrollado su inteligencia, en absoluto lo ha hecho en sus emociones y sentimientos”, y asegura que el no mejorar en materias como el poder y la territorialidad lleva a grandes problemas: “Lo vemos en los nacionalismos, que nos han llevado a guerras mundiales y hechos terribles”.

COMPARTIR: