15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A los doscientos efectivos profesionales se han unido un centenar de voluntarios que rastrean un perímetro de diez kilómetros cuadrados

Más de trescientas personas buscan a Blanca Fernández Ochoa en el madrileño Valle de la Fuenfría

Última hora El dispositivo comenzó a las nueve de la mañana.
El dispositivo comenzó a las nueve de la mañana.
Más de 300 personas buscan a Blanca Fernández Ochoa en el madrileño Valle de la Fuenfría desde las nueve de la mañana del lunes. El dispositivo está compuesto por 200 agentes, entre policías nacionales, guardias civiles y policías locales, con sus correspondientes unidades especializadas, guías caninos y helicópteros, además de bomberos y agentes forestales. A ellos se les han unido un centenar de voluntarios. La Policía Nacional ha traido incluso un dron por si fuera necesaria su ayuda.

Concretamente, por parte de la Policía Nacional, que se encarga de la investigación, están desplegados más de 100 efectivos, además de guías caninos, Unidades de Intervención Policial (UIP), unidades de caballería, coordinados a través de un centro de coordinación. También está la Brigada de Policía Judicial, tres helicópteros y agentes de los Grupos Especiales de Operaciones (GEO) en puntos de alta montaña y de difícil acceso.

El perímetro, dividido por cuadrículas, abarca 10 kilómetros cuadrados desde la zona donde su hermano Luis encontró el domingo su vehículo. Todas las hipótesis están abiertas pero cobra fuerza para la Policía la desaparición voluntaria, mientras la familia piensa en un fatal accidente. Los voluntarios harán recorridos de cuatro horas de duración y los profesionales estarán hasta 12 horas sobre el terreno.

Por su parte, la Guardia Civil ha desplegado a más de 100 efectivos por turnos. En la zona de Cercedilla ya se encuentra el jefe especialista de Montaña, Unidades de Seguridad, el servicio aéreo, el Grupo Cinológico (perros) y especialmente agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona).

Durante todo el día estarán peinando la zona a través de grupos mixtos compuestos algunos solo de agentes y técnicos, y otros con voluntarios, montañeros, vecinos expertos en la zona, etcétera. Asimismo, en el lugar también se encuentran bomberos del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) y Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, con varias dotaciones y medios aéreos, colaborando en la búsqueda en plena coordinación con Policía Nacional y Guardia Civil.

El coche de Blanca Fernández Ochoa fue encontrado el domingo aparcado en el Parque de las Dehesas, en la localidad madrileña de Cercedilla. La Policía Nacional había lanzado el sábado por la tarde una alerta en Twitter sobre la desaparición de esquiadora y medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa después de que se le viera por última vez el pasado 24 de agosto en la localidad madrileña de Aravaca y su hija interpusiera una denuncia ante la Policía Nacional el día 29.

El coche de Blanca Fernández Ochoa.

Pedro Herranz, jefe de la investigación, informó el domigo que de momento "solo efectivos profesionales están realizando la búsqueda, pero no se descarta pedir ayuda a la ciudadanía, pero de momento yo pediría que no entraran en la zona porque están trabajando los guías caninos buscando en la zona". Tres helicópteros y varios perros de la Policía y Guardia Civil unieron a la búsqueda, centrada en la zona de Siete Picos, la más abrupta del valle. El alcalde de Cercedilla, Eugenio Romero, convocó a sus vecinos para que acudiesen el lunes a las nueve de la mañana para ayudar en las tareas de rescate.

La familia interpuso la denuncia el día 29 cuando la deportista no apareció en casa de su hermana Lola y su cuñado Adrián Federigui, en la localidad madrileña de Aravaca, donde residía en los últimos meses. Hasta el día 30 la familia no autorizó a la Policía a difundir la matrícula de su vehículo. Sí dijeron a los agentes que la deportista atravesaba un momento personal complicado desde la separación de su exmarido.

Pero la principal hipótesis que se maneja ahora es que la deportista haya podido tener un accidente en la montaña y no pudiese volver al vehículo por su propio pie e incluso se hubiese desorientado. Herranz también explicó que "de momento, se baraja la hipótesis de una desaparición voluntaria, al no encontrarse indicios de violencia en el vehículo".

A través de su Twitter, la Policía pidió el sábado por la noche la máxima difusión de la desaparición de Fernández Ochoa que supuestamente viajaba, según indicaron, en un turismo Mercedes clase A de color negro y con la matrícula 0213CKD. El hallazgo quizás pueda arrojar alguna nueva pista a los investigadores, que lo retiraron el domingo por la tarde para llevarlo a las instalaciones de Policía Científica y examinarlo con más precisión por si encontraran restos biológicos de otra persona que no fuese Blanca.

Dentro del vehículo, la Policía encontró unas chanclas que se ponía para conducir y que, presuntamente, había cambiado por unas zapatillas de montaña para salir a caminar. 

COMPARTIR: