22 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Miguel Bernard, del sindicato Manos Limpias, denuncia que se siente víctima de este espionaje encargado por el expresidente Francisco González

El excomisario Villarejo elaboró informes para el BBVA sobre las relaciones del PP con el lobby de Luis Pineda, fundador de Ausbanc y ahora preso

El entramado de relaciones societarias de Luis Pineda que Villarejo entregó al BBVA.
El entramado de relaciones societarias de Luis Pineda que Villarejo entregó al BBVA.
El excomisario jubilado y en prisión por el caso Tandem, José Manuel Villarejo, elaboró informes sensibles para el BBVA sobre la relación que mantenían cargos del PP con Luis Pineda, presidente de la organización Ausbanc. Uno de los archivos, nombrado Informe Austria, de más de 200 páginas, elaborado por Cenyt, empresa de Villarejo, recoge las relaciones pormenorizadas de políticos regionales y estatales con Pineda, que se encuentra en la prisión de Estremera por presunta extorsión.

El Informe Austria consta de 202 páginas y forma parte de los 848 archivos realizados por el excomisario Villarejo para el BBVA sobre el supuesto intento de extorsión que sufría el banco por parte de Ausbanc. El responsable de seguridad de la entidad bancaria, el excomisario general de Policía Judicial Julio Corrochano, contrató en 2014 los servicios del Club Exclusivo de Negocios y Transacciones (CENYT), de Villarejo, ahora en prisión, para que elaborase informes de inteligencia destinados a desmontar el entramado creado por Luis Pineda, presidente de Ausbanc, a quien Cenyt nombra como PIN en su informe. VIllarejo también investigó al sindicato de funcionarios Manos Limpias, que se personaban en las causas judiciales contra los bancos como acusación popular. La entidad de Francisco González intentaba saber y controlar estos intentos de chantaje.

Uno de los documentos más importantes, al que ha tenido acceso El Cierre Digital, es el referido a las relaciones entre Pineda y diferentes políticos del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. La empresa de Villarejo incluso hacía fichas en las que explicaba gráficamente las relaciones entre Ausbanc y los políticos en el poder, por ejemplo, a Luis Blázquez Torres, entonces consejero de Economía y Empleo y vicepresidente regional de la Comunidad de Madrid, a quien acusaba de otorgar subvenciones a la organización y nombrar directora general de Consumo a la mujer de PIN, María Teresa Cuadrado, entre 2001 y 2003.

También, de Manuel Lamela, entonces consejero de Sanidad y amigo de Pineda, el documento dice que asiste con frecuencia a actos de Ausbanc y el mismo informe acusa también a Juan José Güemes, exconsejero de Empleo y Mujer, de otorgar subvenciones a Ausbanc y a  Alfredo Prada, entonces Consejero de Justicia, de reunirse varias veces con Pineda. Lo cierto es que Ausbanc recibió 14 subvenciones entre los años 2004 y abril de 2013, fecha de finalización del Informe Austria.

Villarejo elaboraba fichas de fácil comprensión para el BBVA.

El ex comisario hizo exhaustivas investigaciones para desacreditar a Ausbanc y defender al BBVA de un supuesto intento de extorsión. Los documentos recogían incluso las relaciones societarias que tenía Luis Pineda, presidente de Ausbanc, como también sus extensas propiedades. Finalmente, Pineda ingresó en la prisión madrileña de Estremera junto al presidente de Manos Limpias, Miguel Bernard, en una operación donde también fue investigada la abogada del sindicato, Virginia López Negrete, todos ellos detenidos en el marco de la operación Nelson en abril de 2016.

Hace escasos meses, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz abrió juicio oral contra el expresidente de la Asociación de Usuarios de Servicio de la Banca (Ausbanc) Luis Pineda; el secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernard; la abogada Virginia López Negrete -que ejerció la acusación contra Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina en el juicio de Noos- y otras siete personas a las que acusó de integrar una organización criminal de extorsión contra empresas, entidades bancarias y asociaciones a cambio de no hacerles publicidad negativa. Además, Pedraz imputó a Ausbanc, como persona jurídica, y a otras 25 sociedades civiles relacionadas con ésta, desde las que se realizaban los supuestos delitos y los contactos con cargos del PP, en distintos ministerios.

Los cargos a nivel estatal también fueron investigados por Villarejo.

Las malas relaciones entre el BBVA, Ausbanc y Manos Limpias eran conocidas por todo el sector bancario y de guerra abierta a partir de 2012. Todo se debía a la negativa del banco a insertar publicidad en las publicaciones de Pineda, que contaba con apoyos del Partido Popular. Esas conexiones son las que Villarejo investigó para el BBVA.

Las investigaciones afectaron incluso a la orden del Camino de Santiago.

Pero esas relaciones políticas de PIN con el PP no solo tenían lugar a nivel regional, sino también a nivel estatal, tal y como recoge el informe Austria. El documento dice que Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, inscribió a Ausbanc Consumo en la Agencia Española de Consumo (REACU), y se fotografió con Pineda en diferentes actos como muestra de apoyo.

Como miembro de la Orden de Santiago, Pineda estableció vínculos con personalidades políticas, como Ana Pastor, entonces Ministra de Sanidad y Fomento y ahora presidenta del Congreso de los Diputados, que habría coincidido en varios actos con el presidente de Ausbanc. En su condición de miembro de la Orden de Santiago, Pineda también habría coincidido con Alberto Nuñez Feijoo, actual presidente de la Xunta de Galicia, con quien habría tratado sobre los afectados en Galicia por las preferentes. También destacaba el informe la asistencia a los foros de Ausbanc por parte de los entonces alcaldes de Córdoba y Sevilla, José Antonio Nieto y Juan Ignacio Zoido. Éste último fue luego sería nombrado ministro de Interior, por Mariano Rajoy.

Zoido, cuando era alcalde de Sevilla, también fue relacionado con Ausbanc.

Ante este flagrante espionaje, Miguel Bernard, en representación de Manos Limpias, denunció el pasado martes ante la Audiencia Nacional al excomisario Villarejo y al expresidente del BBVA, Francisco González, como "responsables de un delito de organización criminal". La querella la estudia ya el Juzgado Central número seis. También denunció ante el juzgado de guardia al expresidente del banco por "delito de cohecho continuado y administración desleal" y contra "el exdirector de Seguridad del BBVA Julio Corrochano, por delito de cohecho continuado".

Bernard se refiere en estas demandas a la investigación a la que fue sometido por parte de Cenyt y que, posteriormente, sirvió para incriminarle en la instrucción iniciada por el juez Santiago Pedraz. La denuncia acusa a Villarejo y González de "obtener a través de un funcionario corrupto dossieres de forma ilícita". Además, también señala que "Francisco González planificaba las operaciones a investigar y a espiar" y que el excomisario Villarejo "ejecutaba mediante retribuciones las directrices de las operaciones de investigación y espionaje".

COMPARTIR: