26 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se presentan como entidad sin ánimo de lucro y dicen autogestionarse con aportaciones de sus "benefactores" de entre 5 a 50 euros al mes

La Asociación Abogados Cristianos: Quiénes forman este lobby de ultraderecha y cómo se financian

Polonia Castellanos, presidenta de Abogados Cristianos.
Polonia Castellanos, presidenta de Abogados Cristianos.
La asociación Abogados Cristianos se ha convertido en unos pocos años en el "azote" de colectivos gays, laicos y de cualquiera que ofenda, según ellos, los sentimientos religiosos. Se han querellado contra la ministra Isabel Celáa, el colectivo Femen, el exvicepresidente de Madrid Ignacio Aguado, el actor Willy Toledo o el periodista Arcadi Espada. La Asociación, que se define sin ánimo de lucro, asegura mantenerse con aportaciones de sus "benefactores" que van desde los 5 hasta los 50 euros.

La Asociación de Abogados Cristianos, presidida por la letrada Polonia Castellanos, acumula una larga lista de fracasos en demandas, pero han conseguido que el ruido mediático envuelva todas sus polémicas actuaciones. Se han convertido en el gran "lobby" ultraconservador de moda. 

La última actuación ha sido anunciar una querella ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo contra María Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional y exportavoz del Gobierno de Pedro Sánchez, por un presunto delito cometido por funcionario público contra los derechos individuales, contemplado en el artículo 542 del Código Penal. El anuncio llegó después de que la ministra de Educación dijera que iba a impedir vía judicial que el Pin Parental se pusiese en marcha en las escuelas murcianas.

En una nota de Prensa la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, tachó de “inadmisible que la ministra asegure que los hijos no pertenecen a los padres o que intente prohibir el pin parental, algo que debería ser un derecho de todos los padres”. 

Polonia Castellanos y Jaime Mayor Oreja, que fue ministro de Interior con José María Aznar.

¿Pero quién está detras de esta controvertida asociación llamada cristiana? Su presidenta Polonia  Castellanos es abogada, natural de Valladolid, tiene 40 años, casada con el economista Alfonso González Rodríguez-Vilariño y es madre de tres hijas. En una entrevista a El Confidencial explicaba que se decidió a fundar la asociación después de su despido: "Yo trabajaba para el Ayuntamiento de Valladolid, haciendo talleres de empleo y me despidieron después de mi tercer embarazo".

La Asociación de Abogados Cristianos es, según sus estatutos una organización sin ánimo de lucro, formada por abogados, procuradores, juristas, profesores y estudiantes de derecho que "buscamos la promoción de la Cultura de la Vida, la defensa de la familia y la Libertad religiosa".

En Madrid presentan oficialmente como dirección un local situado en la calle Esteban Terradas, cerca de los Juzgados de Plaza de Castilla, y en Valladolid, en la calle Pasaje Marquesina, muy cerca de la Plaza de Colón y el Parque Grande pucelano. El acceso a sus cuentas, sus estatutos o su staff no es público, aunque sí se puede ver en su página web los casos en los que trabajan actualmente y sus notas de prensa.

El artista Abel Azcona fue denunciado por esta performance.

Muchos comparan ya a esta asociación con el célebre movimiento ultraderechista HazteOir, fundado en el año 2001 por Ignacio Arsuaga, sobrino lejano de Rodrigo Rato, o con el denominado Sindicato Manos Limpias, que durante un tiempo se querellaba contra todo el mundo donde había un conflicto.

Los orígenes de la Asociación de Abogados Cristianos datan del año 2008, cuando se constituyeron en Valladolid, para posteriormente situarse también en Madrid. Se autodefinen como "una asociación civil de ámbito nacional fundada en el año 2008 que defiende en el ámbito jurídico los valores inspirados en el cristianismo. Entre nuestros fines se encuentra la defensa jurídica de la libertad religiosa, de la vida, la familia y de todos los ciudadanos que ven lesionados sus derechos y libertades por razón de su fe".

Desde entonces la asociación de Polonia Castellanos no ha arrojado la toalla, a pesar de su publicitada vinculación con la secta El Yunque, una organización ultraderechista de origen mexicano desautorizada por la misma Iglesia católica. Este hecho ha sido dementido por Polonia Castellanos en muchas ocasiones. Una relación que se presupone desde que su nombre apareciera en el libro El Yunque en España. La sociedad secreta que divide a los católicos (Amanecer, 2015), de Santiago Mata.

En numerosas ocasiones esta asociación se ha definido como apolítica y con "gente de muchas ideologías dentro", pero lo cierto es que solo se les ha relacionado con Vox. Así, el diputado y portavoz de Vox en la Asamblea de Murcia,  Juan José Liarte, es uno de los patronos de la asociación. Un político a quien la Fiscalía abrió una investigación por los insultos a Dolores Delgado, exministra de Justicia y actual Fiscal General del Estado.

Juan José Liarte, portavoz de Vox en Murcia.

A su vez, el responsable de promoción y marketing digital de la Asociación de Abogados Cristianos, Norberto Domínguez, también fue en unas listas municipales de Vox. En concreto, en el puesto número 11 a las elecciones municipales de Villanueva del Pardillo (Comunidad de Madrid). También el marido de la presidenta, el mencionado Alfonso González Rodríguez-Vilariño fue candidato al Senado por Vox en Valladolid durante las elecciones del 28 de abril de 2019, aunque no salió elegido.

Tanto trabajo judicial como mantienen tiene unos costes añadidos. ¿De dónde sale el dinero? La Asociación, que se define sin ánimo de lucro, asegura mantenerse de las donaciones. En su página web cualquiera puede convertirse en "benefactor" con aportaciones que van desde los 5 euros hasta los 50 euros mensuales, aunque la web asegura que las aportaciones medias son de 15 euros al mes.  También explican como se reparte ese dinero. 

La asociación hace uso así del dinero de las donaciones.

Según ellos, de cada euro 84 céntimos se dedican a financiación de los procesos judiciales en los Tribunales, 10 céntimos en gastos de Administración y los 6 céntimos restantes en actividades para recaudar fondos y captar nuevos colaboradores. Sin embargo, los juzgados piden unas fianzas medias de unos tres mil euros por cada querella, que en caso de ganar se devuelven, pero si se pierden quedan en el Juzgado.

En la asociación trabajan unas ochenta personas, pero solo hay una veintena de ellas dedicadas a temas judiciales. Abogados Cristianos tiene a seis personas en nómina, dos  periodistas que llevan el gabinete de prensa, dos abogados, una responsable de campañas y la propia Polonia Castellanos. El resto dicen hacer labores de voluntariado.

No ganan muchas querellas

Lo cierto es que Abogados Cristianos a menudo no logran que sus querellas prosperen o triunfen. Por ejemplo, las interpuestas en el caso de Abel Azcona y sus 242 hostias consagradas que formaban la palabra "pederastas"; la que dirijieron contra la poeta Dolors Miquel y Ada Colau por la lectura de una versión sexual del Padrenuestro; o la querella contra la directora del colegio Escultor Vicente Ochoa, de Logroño, archivada hace solo unos días.

Esta última querella fue puesta después de que la Asociación Los Niños Son Intocables recurriese a Polonia Castellanos, porque la directora del citado centro se negó a recoger una solicitud de veto parental. Preciasmente, Los Niños Son Intocables es una asociación presidida por el policía local de Logroño y exconcursante de Gran Hermano, Salvador Martí.

Los actores Willy Toledo y Javier Bardem, también han estado en el punto de mira de la Asociación

Uno de los trabajos más conocidos de Abogados Cristianos fue lograr que la Fiscalía abriese diligencias contra Borja Casillas, que con su personaje Drag Sethlas se alzó ganador de la gala drag del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria en 2017. Borja fue denunciado por un "delito de ofensa de los sentimientos religiosos". Medio año después, en julio de 2018, la querella quedó definitivamente archivada.

El de Gran Canaria no ha sido el único pleito fallido de la Asociación Española de Abogados Cristianos. Por ejemplo, se querellaron contra el sindicato Confederación General del Trabajo (CGT) por la procesión “del santísimo coño insumiso” -querella archivada por la jueza de Instrucción 10 de Sevilla-; contra la procesión del Santo Chumino Rebelde, en Málaga; contra el colectivo Femen por “la profanación de la Almudena”, contra el Museo Reina Sofía, “por incitación al odio contra los cristianos”, o contra el exrector de la Complutense José Carrillo por “el desalojo de la capilla” de la Universidad durante una vigilia.  De momento, solo continúa adelante la de Femen a la espera de que se vea un recurso presentado por las feministas.

Pero sin duda, una de sus querellas más sonadas fue la puesta contra el actor Willy Toledo, acusado de injurias a Dios y a la Virgen porque se "cagó en Dios" en su Facebook comentando sobre la querella interpuesta a las feministas sevillanas. La semana pasada la querella fue vista para sentencia, eso sí, con la petición de libre absolución para el actor por parte de la Fiscalía.

La Asociación también anunció una demanda ante la Audiencia Provincial de Oviedo por publicidad engañosa después de que la misma reclamación fuera desestimada por el Juzgado de lo Mercantil nº3 de Gijón contra Blanca Cañedo, fundadora de una clínica de abortos en Gijón y directiva de la patronal de centros de aborto (ACAI).

Ignacio Aguado, querellado por la Asociación

Ni siquiera los políticos se han librado de los "dardos" judiciales de la Asociación, ya que incluso Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, ha sido objeto de demanda por parte de Abogados Cristianos.

En octubre de 2019 la Asociación anunció una querella por un delito de revelación de secretos al hacer pública ante los medios de comunicación la multa impuesta por la Comunidad a la "coach" que ofrecía terapias para curar a homosexuales en Internet.

Ignacio Aguado.

Una de las últimas denuncias en relación al mundo político ha sido contra el Ayuntamiento de la localidad madrileña de Ciempozuelos, obligado a declarar ante el juez unos dias antes del 14 de febrero. Abogados Cristianos los habían denunciado por una actividad llamada "acampada romántica" para niños entre 10 y 14 años. La jornada, que estaba prevista para el viernes 14 de febrero, se anunció en redes sociales como una "acampada romántica" con un "taller para ligar".

Un par de días después el Consistorio aclaró que se trataba de un taller para mejorar las habilidades sociales de los pequeños e hizo público el contenido de cada una de las actividades a desarrollar y toda la programación prevista. Desde el área de Juventud explicaron que el título de la actividad "taller de ligue" se puso por una mera "cuestión de márketing" al coincidir las fechas de la acampada con el fin de semana de San Valentín. Desde la corporación reconocieron que quizá la terminología fue confusa, pero defendieron que el taller solo buscaba enseñar a los menores "juegos y dinámicas para trabajar la comunicación, la autoestima y la confianza en sí mismo" para después establecer "relaciones con los demás y trabajo en equipo".

Sin embargo, el juez desestimó la demanda y permitió que la actividad continuase adelante y los 13 menores inscritos pudieran participar en la acampada, al considerar que se trataba de una actividad voluntaria y que contaba con el consentimiento de los padres.  La asociación no deja pasar una y tras las desagradables declaraciones del periodista Arcadi Espada sobre los niños con síndrome de Down los Abogados Cristianos también se querellaron por delito de discrimación contra el periodista en febrero de 2019 y en octubre del mismo año tuvo que ir a declarar.

Hoy han conseguido que el ruido mediático envuelva todas su actuaciones. Por ello se han convertido en el gran "lobby" ultraconservador más polémico de moda. 

COMPARTIR: