20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El verano pide en nuestras mesas platos más frescos y que aporten más hidratación de lo normal

Ensaladas, sopas y cremas frías para elaborar la dieta más conveniente y refrescante en los días más calurosos

Ensaladas y sopas frías, lo mejor para el verano.
Ensaladas y sopas frías, lo mejor para el verano.
Ya estamos en verano, y apetece comer cosas frescas, para poder afrontar la ola de calor que se acerca, nuestra dieta debe nutrirnos y mantenernos hidratados. Las frutas y verduras de temporada deben ser las protagonistas de nuestra mesa, debemos optar por el consumo de alimentos que nos aporten agua como cremas, sopas frías, ensaladas, brochetas, zumos, sorbetes y en definitiva, recetas que nos ayuden a hidratar nuestro cuerpo por dentro.

Esta será la mejor forma de cuidar nuestro organismo y nuestra piel al tiempo que la preparamos para el verano. Por ello, a continuación os proponemos unas cuantas recetas muy sanas, ligeras y fáciles de preparar que no son los afamados y populares salmorejo y  gazpacho, que seguro son los más frecuentes en las comidas y cenas de los días veraniegos españoles. 

Ensalada campera 

Ingredientes:

2 huevos.

5 patatas de tamaño medio.

1 pimiento verde.

1 pimiento rojo.

2 latas de atún.

3 tomates.

1 cebolleta.

Aceitunas.

8 espárragos blancos en conserva.

Unas ramitas de perejil fresco.

Aceite de oliva, vinagre y sal. 

Preparación:

Cocemos la patata y los dos huevos, las cortamos en trozos las ponemos en una fuente a la que vamos añadiendo los tomates lavados y troceados, los dos pimientos cortados en dados al igual que la cebolleta, los huevos cocidos y el atún que troceamos. Y por último una  vinagreta con aceite de oliva virgen extra, vinagre y un poco de sal, y la podemos decorar con los espárragos y las aceitunas. Esta ensalada campera está riquísima y es una opción fantástica para toda la familia este verano.


Tradicional ensalada campera.

Moje 

Ingredientes:

500 gr de tomate en conserva pelado (peso escurrido).

2 huevos.

2 latas de atún, bonito o caballa.

1 cebolleta.

Aceitunas negras.

Aceite de oliva y sal. 

Preparación:

Se cuecen los huevos y se dejan enfriar, se trocea el tomate, se corta la cebolla en trozos medianos y se le añade al tomate y el atún escurrido de aceite y desmigado. En último lugar, agregamos los huevos troceados y las aceitunas negras. Se aliña todo con un buen aceite de oliva, fundamental, y sal al gusto. 

Salpicón 

Ingredientes:

200 gr de langostinos, pueden ser ya cocidos o cocerlos en casa, tanto frescos como congelados.

2 patas de pulpo cocidas (unos 400 gr de pulpo fresco, que suele quedarse en la mitad una vez cocido, en unos 200 gr).

800 gr de mejillones (que equivaldrían a unos 200 gr de mejillones ya cocidos y sin conchas).

1/2 pimiento rojo.

1/2 pimiento verde.

1/2 pimiento amarillo (si no lo encuentras, simplemente añade un poco más de pimiento rojo y verde y omite el amarillo).

1/2 cebolleta.

1 diente de ajo.

3 cucharadas de olivas negras con hueso.

Unos 50 ml de vinagreta formada por 2 partes de aceite de oliva virgen extra y una de vinagre (de manzana o de vino blanco). Sería como un vaso de chupito de vinagreta, y puedes ir echando 2 cucharadas de aceite y una de vinagre hasta completar el vaso.

Sal.

Preparación:

Se cortan todos los ingredientes de tamaño similar, y se aliña con la vinagreta, añadiendo sal al gusto. 

Salpicón.

Ajo blanco.

Ingredientes:

200 gr de almendras crudas y peladas.

250 gr de miga de pan.

1 litro de agua fría.

3 dientes de ajo pequeños.

100 ml de aceite de oliva virgen extra.

35 ml de vinagre de vino blanco.

Uvas para acompañar (cuanto más dulces mejor) o jamón.

Sal. 

Preparación: 

Quítale la corteza al pan con un cuchillo, pon la miga en un bol y échale un poco de agua para  que se ablande.  Si las almendras no están peladas, simplemente pon agua en una olla y cuando hierva, sumerge las almendras en un colador en el agua, 2 o 3 veces. Deja que se enfríen y ya podrás pelarlas sin problema. Introducir en el vaso de la batidora:  las almendras, la miga de pan, los ajos pelados, el aceite, el vinagre y una pizca de sal. También échale un poco de agua, no toda de momento. 
Bátelo durante un par de minutos o lo que necesites para que quede una mezcla fina. Ahora añade el agua necesaria para que quede con la textura que más te guste.
Pruébalo y rectifícalo de sal. 
Dejar reposar en la nevera al menos una hora para que esté bien fresco.

Ajoblanco.

 

Salsa de aguacate

Ingredientes:

2 aguacates maduros.

2 cucharadas soperas de hojas de perejil fresco.

1 cebolleta.

El zumo de 1/2 limón.

Salsa soja.

100 ml de agua (o la cantidad que necesites para que la textura sea como te gusta).

Pimienta negra recién molida.

Aceite de oliva virgen extra y sal. 

Preparación:

En el vaso de la batidora pon la carne de los aguacates, el perejil, la cebolleta, el zumo de lima, el agua, la pimienta (opcional), un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.

Triturarlo todo durante un par de minutos para que la salsa quede fina y ajústala con agua a la textura que más te guste. Si por ejemplo es para acompañar pasta, con esos 100 ml te quedará bastante líquida e ideal para impregnarla bien, pero si la prefieres más densa, simplemente añade menos agua.

Ideal para acompañar ensaladas de pasta, arroz, patatas, salmón... 

Salsa de aguacate.

Tartar salmón y aguacate

Ingredientes:

300 gramos de salmón fresco

200 gramos salmón ahumado

2 aguacates maduros.

2 cucharadas soperas de hojas de perejil fresco.

1 cebolleta.

El zumo de 1/2 limón.

Salsa soja

Aceite de oliva virgen extra y sal. 

Preparación:

Limpiamos el salmón, quitando las espinas y la piel. Lo cortamos en taquitos pequeños, de medio centímetro y reservamos. Picamos la cebolla muy fina para apenas notarla y partimos el aguacate y el tomate en porciones parecidas al salmón. Rociamos sobre el aguacate un poco de limón para evitar que se nos ponga oscuro. Juntamos todo, añadiendo aceite, sal y un toque de soja y dejamos reposar en la nevera media hora. 

Pasado el tiempo, escurrimos la mezcla y nos preparamos para emplatar. Lo ideal sería utilizar un aro de emplatar ya que nos facilita el emplatado y nos queda más estético. Vamos colocando la mezcla con una cuchara y presionamos suavemente hasta rellenar el aro para que se compacte. 

Tartar de salmón y aguacate.

Limonada.

Ingredientes:

4 limones.

80 gr de azúcar o 2 cucharadas de miel o sirope de agave.

500 gr de cubitos de hielo.

500 gr de agua. 

Zumo de multivitaminas

Ingredientes.

4 naranjas.

3 zanahorias.

1 rodajita de jengibre fresco.

1 manzana.

Agua fría y hielo.  

En verano, precaución con la salmonella

En estas fechas tenemos que tener cuidado con la salmonella, una bacteria que se encuentra en el tubo digestivo del ser humano y de los animales, y cuya presencia en los alimentos puede desencadenar enfermedades diarreicas en los humanos. Su temperatura óptima de crecimiento/multiplicación es de 37ºC. Provoca una agresión a la pared intestinal causando diarreas, vómitos, deshidratación y fiebre, siendo los niños, los ancianos y las personas con bajas defensas, las que normalmente sufren los efectos más graves.

La salmonelosis es responsable de aproximadamente el 55% de los brotes de enfermedad de transmisión alimentaria que se identifican en España. 

Alimentos implicados

Tradicionalmente, la enfermedad se asocia al consumo de alimentos que llevan huevo en su composición, como la mayonesa, tortillas, salsas, helados, cremas, natillas, etc., pero no debemos olvidar que también se asocia al consumo de otros alimentos, como por ejemplo, las carnes poco cocinadas (principalmente de aves como el pollo y las carnes picadas); y, aunque con menor frecuencia, también se asocia al consumo de leche cruda y otros productos lácteos sin pasteurizar, así como de vegetales sin lavar y desinfectar, que han sido regados con aguas contaminadas. 

Cómo prevenir la salmonelosis:

Realizar una manipulación higiénica de los alimentos:

- Lavarse las manos con frecuencia a la hora de manipular los alimentos, y en particular al iniciar la manipulación y después de tocar alimentos crudos.

- Limpiar y desinfectar las superficies y utensilios después de haberlos utilizado en la manipulación de alimentos crudos.

- Separar los alimentos crudos de los alimentos cocinados, evitando el contacto entre ellos, impidiendo así contaminaciones cruzadas.

- Lavar y desinfectar los vegetales para la preparación de ensaladas. Se pueden utilizar lejías alimentarias.

Cocinar los alimentos con temperatura suficiente para que en su interior se alcancen al menos los 70ºC; siendo ésta la temperatura necesaria para destruir la salmonella y otros posibles gérmenes patógenos contaminantes de los alimentos.

Refrigerar los alimentos preparados rápidamente tras su elaboración, si no se van a consumir de inmediato, pues a temperatura ambiente estas bacterias se reproducen rápidamente.

COMPARTIR: