19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Repasamos los mejores alimentos perecederos y cuánto tiempo pueden aguantar antes de caducar

Estos son los productos imprescindibles para llenar tu nevera y despensa a la vuelta de las vacaciones estivales

A la vuelta de vacaciones, y antes de empezar con la rutina y el ritmo acelerado de trabajo, es buen momento para limpiar y desinfectar a fondo la nevera, que al fin y al cabo es donde guardamos los alimentos, antes de volver a llenarla, y aprovechar que  las existencias serán mínimas para organizar nuestra despensa, revisando y tirando  los productos caducados o en mal estado.

A la hora de volver a llenar la nevera y despensa, la mejor forma de hacer la compra,  es hacer un menú orientativo de lo que comerás ese mes, importante tener en cuenta los productos de temporada, y particularmente, pensar que hay ciertos alimentos que, más allá de nuestras preferencias, no deben faltar nunca en nuestra despensa, no solamente porque nos ayudarán a solventar cualquier comida, merienda o cena, sino porque  también van a contribuir a que nuestra alimentación sea variada y saludable, tales como:

Frutas y verduras 

Son fundamentales para limpiar nuestro organismo, tras los excesos durante las vacaciones, debemos combinar entre  piezas depurativas, como pueden ser la manzana, limón, pomelo, apio, cebolla, y diuréticas, como la piña, alcachofa, espárragos o el cardo. Para quemar grasa con rapidez, el jengibre puede ser un gran aliado, y las verduras las podemos tomar crudas, en puré o en zumos verdes.

Consejo:  "llena tu nevera de frutas con hueso", es la temporada, tales como  nectarinas, paraguayas, melocotones y uvas.

El otoño nos ofrece gran variedad de verduras: coliflor, judías verdes, pimientos, calabacines, pepinos, espinacas, patatas, aprovechalas.

Las cebollas y los ajos son fundamentales en la mayoría de las recetas, bien en sofritos, salsas o sopas. Las lechugas y los tomates, también son imprescindibles, nos servirán para, ante cualquier imprevisto poder preparar una ensalada rápida, a la que si añadimos otros ingredientes, como queso, huevo cocido, o atún,  la podremos convertir en plato único.

d-ajo

Las patatas

Constituyen uno de los alimentos más importantes en todas las  cocinas, además de fritas, puedes prepararlas en ensalada, saltearlas, cocerlas, gratinadas o hacer un puré como acompañamiento, resultan perfectas para cualquier guiso o estofado y nunca deben faltar en tu despensa, nunca poner junto con las cebollas.

d-patatas

Alimentos Integrales

Tampoco pueden faltar a la hora de hacer la compra, tales como los copos de avena, el arroz integral, que son ricos en fibra insoluble contiene gran cantidad de nutrientes y favorecen el tránsito intestinal, además, ayudan a controlar la ansiedad. O la pasta, que es uno de esos alimentos clave en la cocina, además de ser rica en hidratos de carbono, es rápida de preparar, y existe un sinfín de posibilidades de cocinarla, según lo que tengas en la nevera, tanto en ensalada como con cualquier salsa carbonara, boloñesa o salteada con verduras con gambas.

Legumbres 

En nuestra despensa no pueden faltar un paquete de garbanzos, lentejas, soja, habas, etc..ricas en proteínas, carbohidratos y bajas en grasa, las legumbres son económicas y te sacarán de más de un apuro, también se pueden adquirir listas para consumir en frascos de cristal, que resultan muy prácticos para preparar platos fríos o calientes cuando tu tiempo sea escaso.

d-legumbres

Lácteos 

La leche, la mantequilla, algo de queso y los yogures son los lácteos imprescindibles en nuestra despensa, además de ser fundamentales en el desayuno, también lo son para múltiples recetas, sin olvidar que el queso, en todas sus variables, es ideal tanto para preparar bocadillos, como para añadir en tacos a las ensaladas y rallar para acompañar a las pizzas y a las pastas.

Infusiones y desintoxicantes 

El té verde, el ananás, la cola de caballo (diuréticos), el cardo mariano y el boldo (depurativas) son un clásico que no pueden faltar en nuestras despensas, a cualquier hora del día una infusión será perfecta para eliminar toxinas.

Los huevos 

Otro de los alimentos clave en toda despensa, ricos en proteínas, indispensables para la preparación de cualquier salsa, masa o postre, o simplemente para tomarlos fritos con patatas, preparar una tortilla francesa o elaborar cualquier revuelto con algún otro ingrediente. Eso sí, vigila su caducidad, recuerda que puedes comprobar si todavía está en buen estado introduciéndolo en un vaso lleno de agua, si ves como se hunde y permanece en el fondo, todavía está fresco.

Hierbas aromáticas y especias 

Siempre debes tener curry, jengibre, comino, cúrcuma, pimentón, pimienta y canela,  y hierbas aromáticas como orégano, albahaca, hierbabuena y eneldo, sin olvidar el perejil y el laurel, con ellas podrás aderezar y condimentar cualquier plato.

El aceite de oliva  

Es básico para cocinar, pero es que resulta por completo imprescindible para las ensaladas y las salsas. Junto con el vinagre, la sal y la pimienta, nunca puede faltar en tu despensa.

Carnes y pescados 

La carne magra como pollo, pavo, conejo, carne blanca con bajo contenido graso; y el pescado blanco para incluirlo en cenas (merluza, pescadilla), menos graso que el pescado azul que podremos incluir en comidas, es fundamental consumirlos al menos dos o tres días por semana.

Con referencia a la caducidad de los alimentos, os dejo un listado con las duraciones de los productos y alimentos más frecuentes, si han rebasado las fechas que te indico como referencia tiralos.

Aceites, aceitunas, vinagres

El aceite de maíz o vegetal, sin abrir, puede durar hasta 18 meses, si está abierto y guardado en un sitio seco puede durar de 6 a 8 meses. El aceite de oliva dura siempre sobre unos 9 meses. Las aceitunas, podemos almacenarlas 1 año.

d-aceite

El aliño para ensaladas puede durar 10 meses sin abrir en el envase original. Los vinagres (balsámico, de manzana, de arroz, de vino tinto y de vino blanco) duran indefinidamente. Hay que guardarlos en el envase original o en envase de cristal, nunca metálico.

Arroces

El arroz basmati puede durar 6 meses,  el arroz blanco 2 años y el arroz integral 1 año.

Azúcar, café, té y cacao

El azúcar blanco tiene una duración de caducidad de 2 años, mientras que el azúcar glas de 18 meses y el azúcar moreno solo 4 meses. En cuanto al Cacao, puede durar indefinidamente, sin embargo el café instantáneo solo 1 año y el café molido 2 años. Por su parte, el té a granel 2 años,  el té en bolsa 18 meses y el té instantáneo 3 años

Cereales

Los cereales de desayuno listos para comer (copos de maíz) pueden durar sin abrir de 6 a 12 meses y abiertos de 2 a 3 meses. Los cereales de desayuno para calentar (farináceos) 1 año.

Mantequillas y mermeladas

La mantequilla de cacahuete de 6 a 9 meses, la margarina 8 meses sin abrir y 6 meses abierta. La melaza 1 año sin abrir y 6 meses estando abierta. La mermelada y las confituras 1 año sin abrir en el envase original.

Aperitivos

En cuanto a los aperitivos, los Crackers o galletitas saladas pueden durar 6 meses, mientras que los frutos secos (sin pelar) hasta 8 meses. Los pepinillos en vinagre y encurtidos 1 año si se guardan en envase original y los picatostes 6 meses.

Leche, levadura

La leche condensada caduca al año, la leche evaporada desnatada a los 6 meses. La leche maternizada dura de 12 a 18 meses y la levadura en polvo hasta 18 meses sin abrir y abierta 6 meses.

Verduras, hortalizas enlatadas, legumbres, guisantes secos

Las legumbres y los guisantes duran unos 18 meses, mientras que las verduras y hortalizas enlatadas 1 año.

Harina, sal y especias

La sal es otro de los productos que duran indefinidamente, sin embargo la harina blanca, dejándola en un recipiente hermético puede durar de 10 a 15 meses. Otra variedad, la harina de fuerza, hasta 6 meses.

Los alimentos como hierbas y especias secas de 6 a 12 meses. Si se trata de especias que pueden perder su aroma, guárdalas en envases herméticos.

Salsas

La salsa de chile, salsa barbacoa y ketchup 1 año. La salsa o pasta de tomate de 12 a 18 meses. Las salsas, condimentos y aderezos 1 año y el sirope 1 año.

Dulces, frutas en conserva

Si hay algún dulce por excelencia es el chocolate. En concreto el negro puede durar 18 meses. Otros dulces como el coco rallado 1 año. Las conservas de fruta 1 año, las galletas de chocolate semidulces 12 meses y la gelatina de 12 a 18 meses.

La mezcla para crepes 6 meses, el preparado para bizcochos y pudin. 12 a 18 meses y los preparados para repostería 1 año. Las nubes de azúcar 8 meses sin abrir, 6 meses abiertas.

Zumos, cítricos y refrescos

Los zumos o cítricos hasta 6 meses, mientras que los refrescos solo 3 meses sin abrir en el envase original.

Recuerda el etiquetado de los envases y su significado

Vender antes de 

Es la última fecha en que se puede vender un producto perecedero, como la leche. En casa dura unos días más. El nuevo empaquetado de productos suele llevar la fecha de venta, después de la cual no se puede vender el producto, y la fecha de caducidad, que una vez pasada no se puede consumir.

Consumir antes de 

Es una recomendación para mantener la mejor calidad de los alimentos que tienen una vida mas larga. No es una fecha de seguridad, puesto que se pueden comer pasada esta fecha pero habrán perdido calidad.

Fecha de caducidad 

Usada comúnmente para los alimentos rápidamente perecederos como la carne y otros alimentos de consumo diario. Esta fecha indica que, una vez pasada, el producto no es consumible. Tira todos los alimentos que hayan caducado en tu despensa.

Fecha de envasado 

Es la fecha en que los productos en conserva han sido envasados. Sigue las recomendaciones para saber el tiempo que puedes consumir el producto una vez abierto.

COMPARTIR: