21 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Es un pescado muy versátil, bajo en grasa, muy rico en proteínas en vitamina D, selenio y Omega 3

El bacalao, uno de los productos estrella en la cocina tradicional de Cuaresma y Semana Santa

El bacalao es uno de los mejores pescados para la salud
El bacalao es uno de los mejores pescados para la salud
Se aproxima la Semana Santa, estamos en plena Cuaresma y de nuevo vuelven a nuestra cocina recetas en las que el bacalao se convierte en ingrediente principal. Pero es un grave error limitar su consumo solo a épocas de vigilia, ya que sus propiedades nutricionales son tan numerosas y variadas que los expertos recomiendan comer de forma habitual.

El bacalao es uno de los principales pescados blancos recomendados por los especialistas en todas las dietas. Su carne es magra y es en el hígado, que se utiliza para elaborar aceites de pescado, y en la piel donde acumula gran parte de la grasa.  

El bacalao es rico en vitamina D, selenio y Omega 3. 

A nivel nutricional, destaca por ser una excelente fuente de tres nutrientes muy importantes difíciles de encontrar en un solo alimento, como son la vitamina D, el selenio y el Omega 3. Además, es rico en vitaminas B1, B2, B6 y B9, importantes en la asimilación de los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. Este pescado de aguas frías también posee cantidades discretas de vitaminas D, E y A. 

El bacalao es ligero, contiene muy poca grasa (alrededor del 1% de su peso, lo que lo convierten en uno de los pescados con menor porcentaje) y además también es bajo en calorías, por lo que es un alimento ideal para mantener una dieta sana y un peso equilibrado. Sin olvidar que es uno de los pescados que más cantidad de proteínas ofrece junto al atún. 

Excelentes atributos para la salud

Sus nutrientes intervienen en funciones como la concentración y el rendimiento intelectual. Gracias a su contenido en Omega 3, nos puede ayudar a reducir el colesterol,  y es importante para proteger nuestro corazón y nuestro sistema cardiovascular.

Los buñuelos de bacalao son una forma sabrosa de utilizar este gran pescado.

Otro atributo es que, al ser un pescado rico en fósforo, aporta mayor resistencia física y psíquica. Además, contribuye a la formación adecuada de los huesos y dientes y es perfecto para combatir la migraña.  

Y, por si todas estas razones fueran pocas, el bacalao es muy versátil en la cocina, es un pescado de sabor exquisito, muy apreciado en la gastronomía, no solo de nuestro país, ya que su carne es muy sabrosa, firme y melosa, a la vez que su suave textura y consistencia lo convierten en un pescado ideal para todas las edades, y además es un pescado relativamente económico. 

Según la receta que vayamos a preparar, se puede elegir entre la gran variedad que hay en el mercado de presentaciones del bacalao: fresco, en salazón, ahumado o congelado. Respecto al tamaño, podemos conseguirlo entero, en trozos, en lomos, desmigado o en filetes. 

Atención a la sal del bacalao

Debemos tener en cuenta que el bacalao salado aporta cantidades extraordinarias de sodio, hasta 8.100 miligramos por 100 gramos, dado que se utiliza la sal como conservante. Por ello, para reducirla a la mitad se debe dejar en remojo. Por tanto, las personas con hipertensión o con problemas de retención de líquidos pueden consumir bacalao fresco y bacalao salado, siempre y cuando se desale exhaustivamente, poniéndolo en agua fría durante 24 horas si son lomos delgados, y si son muy gruesos, unas 36 horas, cambiando el agua cada 8 horas.

El bacalao lo podemos utilizar en multitud de elaboraciones culinarias: bacalao al pil-pil, potajes tradicionales de vigilia, tortilla de bacalao, croquetas, buñuelos, empanadillas, atascaburras, ajoarriero…

Bacalao con alioli al horno, excelente y sencilla receta para degustar este pescado.

Una receta muy sencilla es el bacalao con alioli al horno, solo necesitaremos un lomo de bacalao por persona, tomate en rodajas y alioli casero. Preparamos una bandeja apta para horno, en la base colocaremos las rodajas de tomate, sobre ellas los lomos de bacalao y sobre ello un par de cucharadas de alioli, introduciremos en el horno previamente calentado a 180ºC y cocinaremos por espacio de 15 a 20 minutos.

COMPARTIR: