21 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Con la cocina de aprovechamiento de restos sortearemos la crisis y comeremos bueno, bonito y variado

El aprovechamiento de las sobras de un cocido: Los secretos para comer de ellas durante una semana

/ Garbanzos
El Cierre Digital enseña cómo se puede comer durante una semana mediante las sobras de un cocido. Con estos trucos comeremos bueno, bonito y variado durante siete días: las croquetas, la ropa vieja o el arroz con garbanzos son algunas de las recetas que redescubrimos.

Continuando con la cocina de aprovechamiento, y para ayudarnos a sobrellevar la crisis económica en la que estamos inmersos, hoy vamos a dar las claves, no solo para preparar un buen cocido, sino también para que tengamos resueltas las comidas de todos los días de la semana.

Partiendo de una elaboración muy sencilla, como es el cocido, y teniendo un poco de creatividad y organización, podemos aprovechar este plato, con algún que otro ingrediente, que siempre solemos tener en el frigorífico, para sacarle su máximo partido, aprovechar todas las sobras, no desperdiciar comida, y tener cada día un menú diferente, desde el más tradicional a una elaboración de cocina de vanguardia, es cuestión de imaginación a la hora de aprovechar las sobras.

Para un cocido muy básico, necesitaremos: 

Medio pollo o gallina.

Morcillo.

Huesos de ternera.

Huesos de espinazo de cerdo.

Un hueso de jamón (que contenga algo de jamón).

Un par de puerros.

500 gr de Garbanzos.

6 o 8 Zanahorias.

2 patatas.

A la hora de preparar el caldo, es conveniente hervir los huesos de jamón, y desechar ese primer caldo, limpiar el pollo, separar toda la carne de los huesos, y aprovechar los huesos de muslos, alitas y carcasa, se añaden el resto de huesos frescos, morcillo, los puerros y los garbanzos, que previamente habremos tenido en remojo, cubrimos todo con abundante agua, ya que con todos los ingredientes obtendremos un buen caldo.

Del puerro lo único que suelo usar para el caldo, es la parte verde bien lavada, el resto podemos guardarlo para hacer un pastel de puerros. Los garbanzos se añaden en una malla para legumbres, y así extraerlos al final limpios. Las patatas cortadas a trozos y las zanahorias enteras, se añaden cuando el cocido está prácticamente hecho, ya que si las ponemos al principio se quedarán desechas.

La cocción, es preferible que sea a fuego medio lento, mínimo de 3 horas, aunque con la olla expres podemos tenerlo en 45 minutos. Al finalizar el proceso, sacamos las carnes y las servimos en una fuente, en otra servimos los garbanzos, las patatas y las zanahorias.

Para hacer la sopa, colamos el caldo, añadimos los fideos cuando el caldo empiece a hervir y en tres o cuatro minutos tendremos la sopa lista.

Claves:

- Al poner los garbanzos en remojo, la noche anterior, les añadiremos un puñado de sal gorda para que al día siguiente no se encallen en la cocción.

- Empezaremos por poner a cocer, partiendo de agua fría, las carnes, la punta de jamón y los huesos indicados, cuando el agua empiece a hervir añadiremos los garbanzos lavados y escurridos.

- Durante todo el cocido, de principio a fin, es fundamental ir retirando la espuma que se vaya formando con una espumadera, e ir añadiendo agua según se vaya evaporando para que el cocido no se quede seco.

-Para hacer la sopa, tritura los puerros y una zanahoria, le dará más textura y sabor.

Cómo aprovechar las sobras del cocido

Una vez tenemos el cocido, con el caldo que nos sobre, con los garbanzos, verduras y con las carnes, podemos hacer muchas recetas deliciosas y diferentes los días siguientes.

Sopa de cocido. 

Croquetas

Cortamos a trocitos muy pequeños la carne y el jamón sobrante del cocido, lo sofreímos en una sartén con unas cucharaditas de aceite de oliva, añadimos dos o tres cucharadas de harina, y una vez que esté bien sofrita le añadimos la mitad de caldo sobrante del cocido y la mitad de leche, movemos con una cuchara hasta que espese y empiece a hervir, dejamos enfriar y ya tenemos la masa preparada para las croquetas.

Ropa vieja

Sofreímos media cebolla, dos dientes de ajo, y añadimos los garbanzos, carne y verduras sobrantes del cocido, un poco de pimentón y dos cucharadas de tomate frito.

Arroz con garbanzos

Sofreímos media cebolla, medio pimiento rojo, dos puñados de arroz y pimentón, añadimos un puñado de garbanzos, carne sobrante y caldo del cocido, en cinco minutos a la olla expres obtendremos un arroz caldoso delicioso.

Garbanzos con espinacas

Los garbanzos sobrantes también podemos cocinarlos con espinacas.

Hummus de garbanzos

Con un puñado de garbanzos sobrantes del cocido, al que añadiremos un diente de ajo, un poco de pimentón dulce, comino molido, una cucharada de tahini (puré de sésamo) y el zumo de un limón, sal y aceite de oliva, triturar y listo para comer.

Pastel de puerros

La parte blanca de los puerros (en el cocido solo usamos la parte verde) se parte en juliana y puedes hacer un pastel de puerros sofriendo el puerro, luego añadiendo un bote de nata para cocinar de 200ml, se bate todo muy bien junto con dos huevos, se pone la mezcla en un molde de silicona y cocinar el pastel en el microondas durante 5-10 min según potencia ir mirando cada 2 min.

Crema de zanahorias con leche de coco y curry

Con las zanahorias que nos han sobrado, las trituramos, le añadimos 200 ml de leche de coco, sal pimienta y curry, y tendremos una exquisita crema de zanahorias.

Ensalada de patatas o ensaladilla rusa

Las patatas las podemos aprovechar para preparar una ensaladilla rusa o una ensalada de patatas.

Os recomiendo que a la hora de preparar el cocido, es preferible que los ingredientes sean abundantes, ya que es muy aprovechable y os ahorrará mucho tiempo en la cocina, es recomendable hacerlo el sábado para tener todo el fin de semana por delante.

COMPARTIR: