13 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Dar un paseo por la Toscana, viajar a Nápoles, visitar Bologna y degustar verdaderas joyas gastronómicas ya es posible en la capital de España

Nos vamos de ruta gastronómica por Italia sin dejar el corazón de Madrid: Pizzas, pastas y cocina mediterránea

Restaurante Bel Mondo
Restaurante Bel Mondo
¿Te gusta la pizza? ¿Adoras la pasta? ¿Tu estómago te pide a gritos vivir experiencias gastronómicas de esas que existían antes de que llegase la pandemia a nuestras vidas y nos impidiese viajar? Pues lee atentamente, porque te resultará difícil dejar pasar la oportunidad de visitar Italia sin salir de Madrid.

Desde sus comienzos, el grupo de restauración Big Mamma, tuvo claro su objetivo principal de ofrecer al cliente los mejores productos al mejor precio posible, trabajando mano a mano con más de 150 productores y con un gran equipo de pequeñas y familiares PYMES, que se desviven por su trabajo artesanal y mejoran más, si cabe, su trabajo a través de diferentes etapas generacionales.

Ya no hace falta ir a Italia para poder disfrutar de su gastronomía al completo. Este es el cometido de Bel Mondo, el restaurante italiano que se encuentra en pleno corazón de la capital española, y que ofrece todo un pase de embarque al increíble país con forma de bota que abarca toda una larga costa mediterránea.

Y, dado que, además, las inclemencias sanitarias actuales nos han vetado casi por completo las actividades turísticas al extranjero, qué mejor que poder acceder a toda una gastronomía diferente sin salir de la ciudad. Con Bel Mondo podrás degustar auténticos manjares de Friuli Venezia Giulia, Calabria, Bologna, e incluso a la propia Toscana.

Mapa del recorrido gastronómico italiano.

El restaurante cuenta con más de 300 asientos para acoger a sus clientes en un espacio colorido con rincones calurosos para transportarlos a la mismísima Italia con solo poner un pie dentro. Es la mezcla perfecta entre una villa veraniega en la orilla del Lago di Garda, y el curioso apartamento de diseño de un joven de los años 80, una  combinación perfecta en 900 m2.

Restaurante Bel Mondo, en Madrid.

Se trata del Studio Kiki, un bonito estudio de diseño que recorre todo el país italiano mostrando auténticas joyas: la presuntuosa fachada de la calle está decorada con flores para dar un aire de auténtica trattoria antigua, nada más abrir la puerta del restaurante una alfombra roja se pone a la altura de tus pies para llevarte a lo alto de una escalera, acompañado por luces de neón, un DJ-set cubierto con 30.000 vinilos vintage y un salón con sillones aterciopelados.

Terraza del restaurante Bel Mondo, en Madrid.

La guinda del pastel del restaurante es la terraza que tiene de 250 m2, iluminada con velas blancas alrededor del techo y cubierta con pérgolas florecidas de jazmín silvestre, directamente inspirado en los barcos de Venecia. A esto se le suma un espacio secreto rodeado de plantas que hacen efecto de edén romántico: el túnel del amor.

Terraza del restaurante Bel Mondo, en Madrid.

El equipo del restaurante cuenta con 85 jóvenes entusiastas, auténticas estrellas de la gastronomía que ponen todo el empeño posible para embarcar al cliente en una verdadera e inolvidable aventura.

El líder es Ciro Cristiano, chef del grupo y gran prodigio de la cocina italiana. Todo un enamorado de su cultura culinaria, mostrando pasión por los productos y los detalles.

El manager es Alessandro Nardi, una brillante estrella del rock. Y al mando de la coctelería se encuentra el rey de Lecce, Gianmarco Candido.

Gianmarco Candido, coctelero del restaurante Bel Mondo, en Madrid.

A este gran equipo solo hay que sumarle la ayuda del director, il capo, Guillaume Nivet.

Un repaso a sus joyas gastronómicas

¿Te gusta la pasta? Puedes comenzar degustando la Carbomamma, una receta propia que han hecho de la carbonara dándole una vuelta de tuerca y poniendo su sello personal al puro estilo Big Mamma, contando con el auténtico guanciale de la Toscana del Salumificio Gombitelli de los hermanos Triglia.

Carbomamma, en el restaurante Bel Mondo, de Madrid.

¿Adoras la pizza? No dejes pasar entonces la oportunidad de degustar una auténtica pizza napolitana. Tienes para elegir entre diferentes, por ejemplo, la Hotline Pizza, con salame piccante procedente de Calabria, y cuyo productor es Vittorio Calla. Una obra gastronómica que aúna en un mismo plato puerro frito, fiordilatte, calabaza, tomates confitados y estragón. Una verdadera explosión de sabor difícil de olvidar.

¿Prefieres algo más atrevido? Estarás de suerte, porque puedes elegir uno de los 20.000 jamones que se producen al año, el gran Culatello Bagatto de Lorenzo Bagatto. Auténticos jamones criados y sacrificados en Lombardía.

¿La indecisión llama a tu puerta y no sabes qué contestar? Estupendo, Bel Mondo juega en tu equipo siempre. Puedes elegir entonces una Mortadella al Tartufo procedente de Bologna, del productor Gianni Negrini, con auténtica trufa negra.

Todo un lujo de viaje gastronómico que asegura el asiento en primera clase para los aventureros que quieran disfrutar de la vida.

COMPARTIR: