24 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una dieta desequilibrada puede conducir a graves enfermedades y riesgos para nuestra salud

Reglas de oro para mantener una dieta saludable todo el año: Combinar energía y nutrientes

Una dieta saludable es importante para comenzar el año.
Una dieta saludable es importante para comenzar el año.
Para conseguir una dieta saludable es de vital importancia tener en cuenta una serie de reglas a seguir. Sin embargo, estas reglas deberán ser adecuadas a cada persona y a las necesidades nutrimentales que requiera su cuerpo. Una dieta sana será la que combine energía y nutrimentos de forma adecuada otorgándole un correcto funcionamiento a nuestro organismo. Las estadísticas indican que la mayoría de los españoles no mantienen unos hábitos sanos.

Como cada año nuevo, el propósito número uno de la mayor parte de nosotros, es encontrar la dieta adecuada para perder esos kilos, que tras los excesos navideños, hemos acumulado.

Es cierto, que la vuelta a nuestra rutina cotidiana y horarios laborales nos va a facilitar mucho nuestro propósito, pues la mejor dieta que podemos elegir es nuestro hábito alimentario.

La repetición de acciones constituye un hábito, y es imprescindible adquirir ese hábito alimenticio, para hacer del mismo nuestra dieta, que por otra parte, siempre será más saludable que cualquier dieta detox, que únicamente nos ayudará a depurar nuestro organismo y adelgazar unos kilos a corto plazo.

Top 10 de las reglas para mantener una dieta saludable

Las reglas de oro para ello son muy sencillas: Comer bien, sano, natural, eligiendo buena calidad de los alimentos, guiados por la pirámide de los alimentos y el decálogo saludable.

Decálogo saludable: 

1.- Elige una alimentación variada, esto asegura el consumo de todos los nutrientes necesarios para el mantenimiento de tu salud. Es necesario acostumbrar a nuestro hijos a comer de todo, eso les creará una costumbre, que perdurará a lo largo de su vida.

2.- Come todos los días alimentos de todos los grupos, para asegurar una dieta variada y sana. Consiste en comer muchos vegetales (frutas, verduras, hortalizas, legumbres), cereales (pan pasta arroz) y más aves y pescados que carne roja. Acostúmbrate a cocinar con aceite de oliva y poca sal.

Conviene tener siempre a mano una pirámide de alimentos para saber qué comer y qué cantidad.

 3.- Recuerda: Incluye en tu alimentación diaria 5 raciones de frutas y verduras para garantizar una buena salud.

4.- Respeta tus horas de comida; recuerda que como mínimo hay que hacer tres comidas al día, aunque lo ideal son cinco comidas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

5.- Modera el consumo de comidas rápidas como pizza, hamburguesas, patatas fritas, refrescos y chuches. Son alimentos que aportan grandes cantidades de azúcar, sal y grasas saturadas, elementos que se recomienda consumir de forma ocasional, debido a su relación con algunas enfermedades como obesidad, diabetes e hipertensión.

Cocina más veces a la plancha, en el horno, por cocción o al vapor y menos fritos, empanados y rebozados.

6.- Disfruta de la comida, comparte los tiempos de comida con tu familia y/o amigos. Comer despacio, masticando bien. Siempre sin tele, sobretodo los niños, ya que o pueden distraerse y no comer, o al contrario, comer sin darse cuenta de la cantidad que toman.

7.- No existen alimentos buenos, ni malos… lo que existen son malos hábitos de alimentación. Todos los alimentos pueden formar parte de una alimentación sana y equilibrada, si se respetan las pautas de la pirámide de los alimentos.

8.- Evita el picoteo entre comidas. El picoteo no es saludable, pero si no puedes evitarlo, escoge alimentos más saludables, como frutos secos, fruta o yogur.

9.- Toma suficiente agua a lo largo del día, especialmente antes de practicar algún deporte. Debemos tener siempre presente que, el agua es la única bebida necesaria y más sana que cualquier refresco, zumo o batido.

10.- Realiza al menos 30 minutos de actividad física al día. No es necesario que te apuntes a un gimnasio o que formes parte de un club deportivo… basta con aumentar actividades como caminar, colaborar con las tareas domésticas, subir y bajar las escaleras en lugar de tomar el ascensor, salir a bailar, dar un paseo con tus amigos o si tienes perro, salir a caminar con él.

COMPARTIR: