27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los siniestros de Huelva, Cáceres y Galicia han sido los peores, aunque los de Marbella han provocado una investigación policial

Arde la península: Dos incendios en Marbella, 10.000 hectáreas en Huelva y una barbacoa en Madrid generan el caos

El incendio de Huelva.
El incendio de Huelva.
En menos de diez días varios incendios desatados en la geografía española han generado miedo e incertidumbre entre turistas y residentes de los lugares que han ardido. Uno fue intencionado y el resto producto de las condiciones meteorológicas y de la mala suerte.

Este verano el fuego ha arrasado miles de hectáreas en España, el más grave ha sido el de Almonaster la Real (Huelva), donde las llamas arrasaron 10.000 hectáreas y se tuvo que evacuar a 3.000 vecinos en la zona afectada.  El tamaño del fuego sólo se puede calcular de manera estimada, ya que la superficies afectada es muy irregular. Lo que está claro es que hubo que desalojar las localidades de Valverde del Camino, Calañas, Mina Concepción, Cueva de la Mora y Monteblanco (tres aldeas de Almonaster la Real), Traslasierra en El Campillo, El Villar, El Pozuelo y El Buitrón, en Zalamea la Real, además de La Zarza-El Perrunal, los núcleos residencias de Los Pinos, La Florida, Los Campiños y Puerto Blanco en Valverde del Camino y la pedanía de Sotiel Coronada en el municipio de Calañas.

Este es, sin duda, el incendio más virulento en España, aunque hay otras comunidades que también han trabajado para sofocar otros fuegos, como el declarado el fin de semana en la Sierra de la Silla, entre Mula y Bullas, en Murcia, que ya ha quemado y unas 300 hectáreas y ha obligado a desalojar a 70 personas de 17 viviendas.

Incendio en el PuroBeach de Estepona.

Otro dos incendios en Cáceres afectaron a Las Hurdes, la comarca de la Vera y el Valle del Jerte. Allí la Junta de Extremadura tuvo que desalojar Horcajo y Avellanar. En Galicia también ardieron otras 30 hectáreas en las localidades de Crecente (Pontevedra) y Cortegada (Ourense); y en Alicante, en concreto en Beimantell se quemaron otras 150 hectáreas.

Pero no solo el campo ha ardido, el fuego tambié ha afectado a edificios este verano, dos en la costa del Sol, un hotel en Marbella y un local de ocio en Estepona y este sábado se quemaba otro edificios de viviendas en el madrileño barrio de Hortaleza.

El más grave se produjo el 21 de agosto cuando se quemó el hotel Sisu Boutique de Marbella, matando a una de las personas que se encontraba dentro, un cliente de nacionalidad francesa. Otros nueve inquilinos tuvieron que ser trasladados al hospital. Poco después se conoció que el incendio había sido intencionado. Una semana más tarde, el 29 de agosto ardía otro local muy cerca del anterior, en esta ocasión y de manera fortuita se quemaba el Purobeach Marbella, la empresa propiedad del conocido  Rosauro Varo y aunque se especuló también con la intencionalidad del mismo, lo cierto es que un cambio de orientación del aire provocó que un incendio en unos matorrales al otro lado de la carretera llevasen el fuego hasta este local de copas.

El incendio de Hortaleza.

Otro aparatoso incendio en la madrugada del sábado, a las 6.45 horas, despertaba a los vecinos de un rascacielos de 21 plantas en el madrileñoa barrio de Hortaleza, en el norte de la capital. El fuego afectó a los pisos superiores y no causó heridos. Fue apagado por los bomberos n menos de dos horas gracias a la utilización de la columna seca interior del inmueble que facilitó el trabajo de los equipos de emergencias.

Pero las llamas originaron una gran columna de humo visible desde toda la ciudad y muchos vecinos pudieron grabar con su teléfono móvil cómo s quemaban los pisos superiores. Se calculó que 8 viviendas resultaron afectadas por las llamas y otros nueve quedaron seriamente dañados. Cinco familias necesitaron ser realojadas por el Ayuntamiento de Madrid.

La Policía Científica investiga todavía el origen de las llamas, ya que algunos vecinos señalaron la celebración de una barbacoa en los pisos superiores. Los bomberos dijeron que el fuego comenzó en la azotea junto a la sala de máquinas.

 

COMPARTIR: