21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El grupo ecologista Ekologistak Martxan ha presentado una querella contra Verter Recycling 2002 S.L., la empresa responsable del vertedero de Euskadi

Se cumple un mes del derrumbe del vertedero de Zaldibar: Siguen sin aparecer los dos trabajadores

Incendio vertedero de Zaldibar (Vizcaya).
Incendio vertedero de Zaldibar (Vizcaya).
Hace un mes, el 6 de febrero, el vertedero de Zaldibar (Vizcaya) se derrumbó y comenzó un pavoroso incendio. Hacia las cuatro de la tarde medio millón de metros cúbicos de tierra y residuos industriales se deslizaron ladera abajo y cayeron hasta sepultar parte de la autopista AP-8, próxima a las localidades de Ermua y Eibar. Desde entonces siguen sin encontrarse los cuerpos de los dos trabajadores sepultados, en un gran escándalo que salpica directamente al Gobierno del PNV.

Un mes ha pasado ya desde el incendio y derrumbe del vertedero de Zaldibar, en Vizcaya, y el Consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, el dirigente del PNV Iñaki Arriola, aún no ha explicado cuáles fueron las causas que provocaron la tragedia. Todos los indicios apuntan a que una pared agrietada del vertedero reventó y abrió paso a la masa de residuos. El origen del incendio que después se desató podrían estar en las bolsas de metano que estaban en dicho vertedero.

Pero todo esto no es lo peor. Lo más indignante es que aún no han aparecido los cuerpos de los dos trabajadores que quedaron sepultados por el derrumbe. Las labores de búsqueda se interrumpieron dos días después para volver a retomarse posteriormente bajo grandes medidas de seguridad por los compontes tóxicos hallados. El gobierno del peneuvista Iñigo Urkullu ha visto como su imagen se ha depauperado por la gestión de esta crisis.

Sin embargo, el pueblo vasco no ha olvidado a los dos trabajadores desaparecidos. Todos los grupos políticos del Ayuntamiento de la localidad vizcaína de Zalla, de la que era uno de los dos trabajadores, han hecho un llamamiento a sus habitantes para llevar a cabo una concentración este sábado 7 de marzo en la Plaza de Euskadi de dicho pueblo y así apoyar a las familias.

No es el único problema para la lehendekitxa del PNV que ha generado esta tragedia. Todavía se están realizando estudios para conocer el verdadero alcance para la salud de los habitantes de la zona. La Osakidetza (servicio vasco de salud), asegura que los altos niveles de dioxinas y furanos detectados en el aire no suponen un riesgo inminente para la salud, pero en su día recomendaron a los vecinos de Eibar, Ermua y Zaldibar que mantuvieran cerradas las ventanas y que limitasen las actividades al aire libre de manera preventiva.

El vertedero de Zaldibar contaba con una capacidad de más de dos millones de metros cúbicos y se le calculaba una perdurabilidad de 35 años. Es decir, se vertían unas 118.000 toneladas anuales de residuos. Sin embargo, grupos ecologistas aseguran que se sobrepasaba con mucho esta cantidad por año.

Más de un millón toneladas de basura han sido vertidas en los dos últimos años, provocando que en menos de una década estuviera llena más de la mitad de su capacidad, ante la nula intervención del Gobierno Vasco del PNV. A esta sobrexplotación del vertedero, hay que añadir otro factor que pudo influir en el derrumbamiento, como es la situación del mismo en una ladera con un desnivel pronunciado.

Una demanda contra la empresa

El grupo verde Ekologistak Martxan ha presentado ante los Juzgados de Durango (Vizcaya) una querella en el ejercicio de la acción popular contra la empresa Verter Recycling S.L. y los responsables de la misma, “por los hechos que ocasionaron el pasado 6 de febrero de 2020 el derrumbe de la masa de residuos acumulados en el vertedero de Zaldibar y su posterior desprendimiento y deslizamiento en dirección a la autopista A-8”, según ha informado este grupo en una nota pública.

 Ekologistak Martxan señala que “sin prejuzgar la misma en este momento, podríamos estar ante un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente (artículos 325, 326, 326 bis y demás concordantes del Código Penal) y un delito contra los derechos de los trabajadores (artículos 316, 317 y 318 del Código Penal)”.

Incendio vertedero de Zaldibar (Vizcaya). 

“No se descarta que la investigación judicial pudiera determinar además la existencia de otro tipo de acciones u omisiones y sus responsabilidades penales, en relación con la actividad de control administrativo y técnico, por parte de autoridades y/o funcionarios de las administraciones competentes, lo que pudiera implicar delitos de prevaricación ambiental y/o administrativa del artículo 329, en relación con el artículo 404 del Código Penal”, añaden.

“Ekologistak Martxan entiende que los graves hechos ocurridos en el vertedero de Zaldibar, a partir del 6 de febrero, no son casuales o debidos a un imprevisible y fatal accidente. Son consecuencia de una nefasta gestión del vertedero y un deficiente control de su proceso de llenado y funcionamiento. Y ello con los datos que, hasta el momento, se han ido haciendo públicos. Las responsabilidades derivadas de estos hechos y de sus consecuencias más graves y fatales deberán ser investigadas y depuradas judicialmente en un proceso penal sin limitaciones y con todas las garantías, para que hechos como los ocurridos y otros similares no vuelvan a suceder jamás”, concluyen.

COMPARTIR: