02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Secadora? No. Esta manera es más barata y eficiente secando la ropa

 

El secado de la ropa en casa es una tarea que puede plantear desafíos, especialmente en climas húmedos o en áreas donde la ventilación es limitada. A menudo, la solución tradicional a este problema ha sido la secadora. Sin embargo, existe una alternativa más eficiente y económica que puede cumplir igual o mejor con esta tarea doméstica, ¿sabes de cuál se trata?

La solución eficiente para el secado de la ropa en interiores: El deshumidificador

Un aparato diseñado para controlar la humedad ambiental del hogar, y también para secar la ropa. Únicamente tendrás que tender la lavadora en una habitación y poner en marcha el deshumidificador. Existen varios tipos y tecnologías, los más habituales usan un ventilador que mueve el aire, y un compresor para extraer dicha humedad y precipitarla en un depósito.

Si quieres conocer toda la información sobre estos dispositivos, comprar o necesitas asesoramiento, echa un vistazo a esta tienda online especializada: https://deshumidificador.org/

¿Por qué es mejor el deshumidificador frente a la secadora?

No buscamos convencerte, y por ello vamos a contarte las ventajas y también los inconvenientes. Luego ya tu valoras, comenzamos con lo bueno.

Precios

Si buscamos comprar una secadora actual, el precio de partida ronda los 250€.Ya si optamos por un modelo más tecnológico (con bomba de calor) y de mayor capacidad, estaríamos hablando de aproximadamente 500-700€.

En comparación, un deshumidificador refrigerante básico de 12L cuesta alrededor de 140€. Subiendo de gama y aumentando la capacidad hasta 20L/día, el precio asciende hasta unos 250€, un coste sustancialmente más bajo frente al de cualquier secadora.

Eficiencia energética

Hablamos del consumo eléctrico, de lo que vas a pagar al mes en electricidad por usar estos electrodomésticos. Los deshumidificadores pueden realizar la tarea de secar la ropa siendo hasta un 90% más eficientes que una secadora. Te lo explicamos con datos reales:

  • Una secadora tiene una potencia de 2 a 5 kW/h. En un secado habitual, funciona durante una o dos horas.
  • Para el deshumidificador, aunque el proceso le demora más tiempo, su potencia (≈300W) es mucho menor. El total aproximado, unos 1.5KW por colada, para saber en cuánto dinero se traduce al mes, echa un ojo a este artículo: Consumo de un deshumidificador: ¿Cuántos € gasta al mes?

 

Cuidado de la ropa

Con el deshumidificador, como no hay contacto directo, no se daña la colada. No queremos exagerar los defectos de la secadora, pero estas cosas pueden ocurrir especialmente si se hace un mal uso de la misma:

  • Olores: A menudo, la acumulación de humedad y calor en una secadora puede generar olores no deseados en la ropa. Empleando el deshumidificador los olores se eliminan por completo.
  • Daños por calor: Las altas temperaturas del secado pueden ser perjudiciales para ciertos tipos de tejidos delicados, como la lana o la seda, causando encogimiento, deformación o incluso daños irreversibles en las fibras.
  • Desgaste: El constante movimiento y fricción en el tambor de la secadora pueden provocar un mayor deterioro en las fibras. El tejido envejece antes perdiendo el color y la suavidad natural.

Espacio

No todo el mundo tiene sitio en casa para instalar una secadora. Sin embargo, en cualquier hogar puedes colocar un deshumidificador. Son como pequeñas cajoneras con ruedas que podrás mover por toda la casa, necesitando únicamente un enchufe de corriente.

Eliminación de humedad y purificación del aire

Puedes usar el deshumidificador para secar la ropa o también controlar la humedad de una estancia. El exceso de humedad es perjudicial para la salud y los materiales (pintura, muebles, aparatos eléctricos, etc.) Se recomienda una humedad relativa del 40 al 50% en invierno, y hasta 60% en verano.

 

Además, existen deshumidificadores purificadores que, durante el proceso de deshumidificación o de forma independiente, eliminan partículas del aire como el polvo, polen, virus o bacterias. Para ello hacen uso de filtros especiales como el HEPA, carbón activo o sistemas de ionización. Incluso pueden ser certificados contra problemas de asma y alergias.

Desventajas del deshumidificador

No todo iban a ser ventajas, como todo producto, los deshumidificadores poseen estos inconvenientes frente a las secadoras.

Tiempo de secado

Como ya vaticinábamos en el consumo, los deshumidificadores emplean mucho más tiempo en secar la ropa. Depende principalmente de la capacidad del mismo, de la habitación y de la cantidad de prendas. Un deshumidificador puede tardar entre 4 y 6 horas en secar 8 Kg de colada.

Pequeños mantenimientos

Se tarda 1 minuto, pero tendrás que vaciar el depósito de agua del deshumidificador cada uno o dos días. Aunque la mayoría de modelos incluyen un tubo de drenaje que podrás colocar en un desagüe.

Los filtros lavables se suelen limpiar cada semana.

Consejos para secar la ropa en interiores con el deshumidificador

Tipo de habitación

Para maximizar el rendimiento del secado, es preferible una habitación pequeña, y muy importante, tener la ventana y puerta cerradas.

Colocación

Depende de la salida de aire del deshumidificador, ya que algunos la tienen en el frontal y otros en el lateral o superior. Pero en general, es aconsejable separar lo suficiente el aparato de la pared para no obstaculizar el flujo de aire y a poder ser, colocarlo en una posición céntrica.

Modos de funcionamiento

Muchos de los deshumidificadores actuales disponen de un modo “secado de ropa” o “continuo”. El aparato se pondrá a pleno rendimiento hasta reducir la humedad y secar la ropa. También puedes programar el funcionamiento con el temporizador o, en modelos con WiFi, configurar todos los parámetros desde el teléfono móvil.

Conclusión

Aquí tienes la información, ahora te toca decidir cuál es la solución más adecuada para secar tu ropa. Nosotros nos quedamos con el deshumidificador por su versatilidad, menor coste y conservación de las prendas, ¿Tú cuál elegirías?

COMPARTIR: