16 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un techado caído en el Cabo de Huertas por culpa del temporal de la semana pasada continúa en el suelo

Alicante se sitúa en alerta amarilla meteorológica debido a un nuevo episodio de gota fría que está afectando a toda la provincia

Episodio de gota fría en Alicante
Episodio de gota fría en Alicante
Entre hoy y mañana, habrá focos tormentosos locales, una situación que ya afectó a Valencia y Castellón. La Agencia Española de Meteorlogía (AEMET) ha decretado el estado de alerta amarilla en toda la provincia.

Alicante ya está preparada para un nuevo episodio de gota fría, que durará entre el martes y el miércole, como señalaban la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y el Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante (UA) durante el lunes. Durante la madrugada se formaron varios focos tormentosos localmente fuertes, algo que ya preveía el director del departamento de la UA, Jorge Olcina. La AEMET ya decretó la situación de alerta amarilla para los dos días mencionados.

Valencia y Castellón ya padecieron los achaques de los chubascos y las tormentas localmente fuertes. Las temperaturas variaron a la baja, pero sin mayores modificaciones. La causa del nuevo escenario de inestabilidad en la península es la presencia de una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) en la zona oeste del país y que ha generado esta situación que dejará esta semana de nuevo precipitaciones. Primero afectará a las zonas del norte y oeste peninsular, mientras que entre el martes y el miércoles se espera que esta depresión alcance el Mediterráneo, tal y como avanzaba la AEMET.

El fenómeno denominado como “gota fría” se debe a la alta temperatura que registra el mar, lo que provoca que se formen de carácter fuerte e intensas. Como señala Jorge Olcina, “las temperaturas del Mediterráneo son un factor de riesgo importante para el posible de tormentas fuertes”.

El techado de Cabo de las Huertas sigue en el suelo

El techado caído en el Cabo de las Huerta por culpa del temporal ocurrido durante la semana pasado sigue en el suelo en un lugar que está situado a unos cinco metros de un parque infantil. Las astillas están esparcidas por el suelo, mientras tienen un cordón policial alrededor para evitar cualquier problema.

Techado_caido

El techado caído | Diario Información

El techado son unas láminas que corresponden a una parte del cerramiento que recorre el espacio y une la pista lisa de patinaje, con gradas en semicírculo, con una zona de juegos infantiles con toboganes, con colchoneta y otros.

El peligro que tiene este techado caído, es que los más pequeños que juegan en el parque puedan acercarse a esta zona conformada por trozos de madera de distintos tamaños que están rotos por culpa del desprendimiento, pese a que se encuentren amontonados.

Durante la tarde del lunes, la Policía Local ya vio a varios menores merodeando cerca del lugar, el parque de juegos que se encuentra en el Cabo de las Huertas, en la esquina que forman las calles Tridente y Palangre.

COMPARTIR: