23 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El borrador planteaba eliminar la matriculación y venta en España de vehículos con emisiones directas de CO2 desde 2040

El Gobierno de Pedro Sánchez recula: ya no prohibirá los vehículos de combustión como reclamo a su campaña electoral

El gobierno de Sánchez no vetará la prohibición de vehículos de combustible en 2040
El gobierno de Sánchez no vetará la prohibición de vehículos de combustible en 2040
La ministra socialista para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha asegurado que ya no se prohibirá la venta de vehículos de combustión a partir de 2040. De esta manera, el Gobierno de Pedro Sánchez rectifica a menos de tres meses de las elecciones generales del 28 de abril, como anticipo a su campaña electoral.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha afirmado que en la propuesta llevada a cabo por el gobierno de Pedro Sánchez sobre la Ley de Cambio Climático y Transición Energética no se prohibirá la venta de vehículos de combustión a partir del año 2040.

El Gobierno corrige así el borrador de trabajo de esta Ley, que planteaba la prohibición para vender dentro del territorio nacional turismos y vehículos comerciales diésel, gasolina e híbridos a partir de ese año de 2040.

El borrador se hizo en el pasado mes de noviembre y en el se incluía una prohibición para la venta de estos vehículos, los cuales tampoco podrían circular a partir del año 2050. El documento señalaba que ‘’no se permitirá la matriculación y venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono’’, por lo que afectaría también a los híbridos, ya que cuentan en su interior con un propulsor térmico.

Teresa_Ribera

En la imagen la ministra Teresa Ribera | Europa Press

Ahora, el ejecutivo de Pedro Sánchez se retracta, ya que el mismo presidente en funciones anunciaba el veto a los coches diésel y gasolina a partir de 2040. Ya en su día, la citada Ley no gustó a los fabricantes de vehículos, que se posicionaron contrarios a su planteamiento.

La UE apuesta  por el desarrollo de movilidad eléctrica

Desde la Unión Europea se apuesta más por incentivar el desarrollo de la movilidad eléctrica que por la prohibición de los vehículos de combustión. Además, para que un país pueda adoptar una decisión de este tipo necesitaría los permisos de la UE.

Según los cálculos de la Comisión para 2030, España necesitaría 312.000 puntos de recarga eléctrica para alrededor de 373.000 vehículos eléctricos y más de 2,7 millones para vehículos híbridos.

El ejecutivo, que está obligado a presentar un plan para cumplir sus compromisos en materia de reducción de emisiones, buscaba con esta prohibición de venta de vehículos reducir un 20 por ciento las emisiones de CO2, respecto a los niveles registrados en 1990.

Coche_de_diesel

Un vehículo diésel | Europa Press

Con el borrador se preveía acometer un veto parecido al que han aplicado otros países como Reunido Unido o Francia, que excluirán la comercialización de estos vehículos en 2040 y, en el caso británico, en 2050 no podrán circular. Otros como Dinamarca, Irlanda, Alemania y Holanda pretenden implantar la prohibición de venta en 2030, mientras que Noruega ha sido más ambiciosa y ha fijado 2025 como meta.

El ejecutivo, que estudió este viernes el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, enviará el próximo martes una propuesta que incluye este sistema basado en fuentes renovables para 2050.

COMPARTIR: