22 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El gigante español de la comida rápida acaba de reestructurar y refinanciar una deuda que supera los 400 millones en negativo y despide a trabajadores

'Criba' en Telepizza: Cierra mil tiendas en menos de 18 meses para salvar sus deudas

El Cierre Digital en
/ Telepizza
La multinacional española Telepizza vive las horas más bajas de sus 35 años de vida. El gigante nacional de la comida rápida acaba de reestructurar y refinanciar una deuda que sobrepasaba los 400 millones de euros. Y ahora prepara el cierre de mil tiendas en 18 meses con el objetivo de sobrevivir a sus mayúsculos problemas económicos. Para ello se propone el despido de miles de trabajadores.

Telepizza intenta levantar cabeza lanzando ofertas agresivas que alcanzan hasta el 70% en sus productos. ¿El objetivo? Levantar los números económicos ante la pujanza de deliveries y, ¡cómo no!, la venta de pizzas frescas o congeladas en supermercados. 

"El secreto está en la masa", dice el famoso anuncio de esta compañía española que nació en 1987 de la mano del inmigrante cubano Leopoldo Fernández Pujals, que junto a unos inversores locales abrió un local en el barrio madrileño de 'El Pilar'.

El empresario aprovechó la falta de oferta de la venta de comida a domicilio a finales de los años ochenta en Madrid, donde prácticamente solo se servía comida china, y nada de comida italiana. 

Problemas

En 1999 Fernández Pujals perdió el control de la empresa y posteriormente BBVA, directivos de Campofrío o el fondo de inversión KKR han intentado encauzar una situación que, con el paso del tiempo, se ha ido deteriorando. 

Telepizza protagonizó en 2016 el peor salto bursátil de la historia de España y en 2020 su deuda rebasó los 400 millones. De esta situación límite salió hace unos meses gracias a una reestructuración y refinanciación de su deuda que implica la reducción de 240 millones, otorga oxígeno hasta 2028 e implica una inyección líquida superior a los 70 millones. 

Telepizza se ha convertido empresarialmente hablando en Food Delivery Brands, bajo la que operan Telepizza, Pizza Hut, Apache (Irlanda) y Jeno’s (Colombia). Al frente de la compañía se encuentra el directivo Jacobo Caller, que tiene como objetivo reducir la red de tiendas de la compañía desde las 2.300 de la actualidad hasta las 1.300. 

Local de Telepizza. 

La facturación de Telepizza y franquiciados caerá desde los 1.500 millones a alrededor de 750 en 2025, pero se supone que centrándose en sus mercados favoritos (España, Portugal e Irlanda) la compañía resurgirá. 

Caller incluso cree que en España tiene opciones de crecer: "En España tenemos potencial para crecer con Telepizza. Por lo menos tenemos espacio para 100 tiendas más, en poblaciones más pequeñas y probando nuevos formatos. Con Pizza Hut, dependerá del consumidor. Ha sufrido más que Telepizza por depender más del comedor y es más incógnita". 

El directivo también afirma que "un mercado clave será México. Tenemos allí 250 tiendas y el principal rival tiene 800. El potencial es ilimitado, y allí la marca Pizza Hut es muy importante. También hay mucho espacio en Colombia". 

Las sombras del acuerdo con Pizza Hut

Muchas dudas entre los inversores supuso el acuerdo con Pizza Hut para abrir nuevos restaurantes, situación que Caller intenta justificar pese a que él no fue el que la puso en marcha. 

"Creo que cuando se firmó era perfectamente viable. Había una buena posición de caja, un buen ebitda recurrente y niveles de apalancamiento manejables. El Covid-19 hizo que los balances se deteriorasen. Pero tenía todo el sentido estratégico, el de acceder a 500 millones de clientes, algo que con la marca Telepizza no sería tan posible", asegura.

El directivo, eso sí, afirma que la operación "tenía unas exigencias de inversión en nuevos mercados no naturales que requerían una necesidad de caja para poder hacerlas frente. Ahora tenemos una posición más sana y estamos en disposición de hacer frente a los compromisos". 

Cabe recordar que, pese a sus problemas, Telepizza fue líder del sector en España en 2022 con 34,5 millones de unidades de pizza vendidas

La comida rápida se dispara en España

El Observatorio Sectorial DBK de Informa señaló que las ventas totales de los establecimientos de comida rápida sumaron en el postpandémico 2022 los 4.680 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 18,6% respecto a 2021. En España, el servicio delivery creció un 15,9% en 2022 tras sumar 1.275 millones, lo que supone un 27% de la facturación total del sector. 

Estos números invitan a los accionistas de Telepizza a replegarse a su mercado natural, España, que es, además, el que más conoce al operar en él desde 1987. 

COMPARTIR: