07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La multinacional china lanza su primera 'pop store' en Madrid por tiempo limitado, situada cerca de una tienda de Zara

Las claves de Shein, el gigante asiático que asusta a Inditex y a Amancio Ortega

Shein, nueva pop store en Madrid.
Shein, nueva pop store en Madrid. / Shein, nueva pop store en Madrid.
Mientras la industria tradicional de textil tarda unas 6 semanas desde que gesta su producción hasta llegar al cliente, la estructura de Shein ha conseguido hacer lo mismo, pero en la mitad de tiempo. El éxito del grupo chino forma parte de un engranaje casi perfecto, que tarda plazos de tiempo a la hora de producir prendas. Su rápida producción ha hecho que las empresas textiles de Europa comiencen a reformular su sistema de fabricación para hacer frente a la gran multinacional china.

EL grupo textil chino está haciendo tambalear la base de la industria de la moda rápida, el sector está valorado en más de 1,4 millones de euros y cuenta con un modelo de negocio basado en el de Zara, unas de las tiendas pertenecientes a la compañía Inditex. 

Este tipo de modelo de negocio tiene intención de que deje de serlo para 2030, según ha anunciado la Unión Europea en su estrategia para la circularidad y sostenibilidad de productos textiles. El objetivo es que las prendas de “larga duración”, que están fabricadas con fibras recicladas, sean comercializadas dentro de la Unión Europea y se adapten a una nueva economía circular. 

Shein ha transformado el consumo textil en Europa, por ello, esta empresa será una de las compañías que tendrá que reformular su estrategia, de la misma forma que los líderes españoles del sector, como Inditex y la firma sueca, H&M. El reto es evidente para las productoras de textil rápido: adaptarse a las nuevas normas dentro del sector, sin perder su posicionamiento en las ventas. 

Los cimientos de la producción textil china se encuentran en Guangzhou, el centro de distribución más grande de todo el país. La razón que explica porqué su localización no es baladí y Almar, que son las fábricas más grandes de todo el mundo, tiene que ver con el proveedor. Si este se encuentra a más de 5 horas en camión hasta el centro de distribución, automáticamente queda descartado, de acuerdo con los expertos de moda. 

Además, Shein divide el tiempo de 2 a 3 días y de 4 a 5 horas, un hecho casi milagroso en este sector. Si se suma todo todo el tiempo, sus proveedores se ven obligados a realizar cantidades mínimas de 100 unidades en un plazo de 7 a 10 días. 

Por otro lado, los pedidos se preparan en este centro de distribución y se estructuran en distintos destinos aéreos. Solo necesitan 5 días para que cada pedido llegue al destino, tras su paso previo por las aduanas. Una vez llega al país de destino, la empresa de mensajería entrega el paquete en un plazo de 2 a 4 días. 

En cambio, una empresa que distribuye desde Europa y fabrica por la zona, tardará como mínimo de 5 a 6 semanas aproximadamente, desde que diseña la prenda hasta que llega al cliente. Esta es una de las razones por la que la textil china destaca frente al resto de empresas europeas. Shein ha logrado que el pedido llegue a su cliente entre 3 y 4 semanas

La nueva normativa ataca a la producción de Shein

La textil china ha llegado a su momento más dorado, alcanzando unos 95 millones de euros, colocándose por encima de Inditex y H&M juntas. Sin embargo, la legislación europea busca poner freno al sistema de producción de Shein. La idea es que las prendas confeccionadas respeten los derechos fundamentales en relación con el medioambiente. Los fabricantes se suman a la cadena de valor del producto y tendrán que incluir la reducción de las colecciones anuales. 

La empresa obtiene cada vez una media de más de 15.00 productos, lo que equivale a 500 prendas al día. Aún así el grupo Inditex alcanzó la comercialización de 565 toneladas de artículos en el pasado año, de acuerdo con la última memoria anual. 

Sistema de producción de la compañía textil china.

Aún así, Shein es una multinacional que cuenta con una legión de seguidores y no correrá el peligro de arriesgar su futuro, ya que tomará las decisiones adecuadas, aseguran los expertos. 

Shein abre tienda física en Madrid durante unos días 

La marca china de moda online abrirá su primera tienda física en la capital, durante un tiempo limitado. La apertura será desde el próximo jueves 2 de junio hasta el domingo 5 junio y será la primera pop up store en Madrid. 

El establecimiento escogido está en el espacio Ephimera en la calle Sandoval 3, situada en una de las bocacalles de Fuencarral a la altura de la plaza de Bilbao. Se trata de un local que cuenta con 300 metros cuadrados y dos plantas de estilo industrial. Además, su localización se encuentra ubicada a escasos metros de Zara, la principal competencia.

La marca vende siempre de forma digital, aunque ha lanzado esta nueva estrategia de marketing, utilizando las tiendas físicas por tiempo limitado. Esta prueba piloto llega a España después del éxito que ha tenido en países como México o Estados Unidos.

COMPARTIR: