28 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La metalúrgica asturiana controlada por Jaime Argüelles recibió 120 millones del Gobierno y podría caer en poder de empresas mexicanas

Voces sindicales apuntan que Duro Felguera repite el guión de Endesa: Financiación española y en manos de capital extranjero

El Cierre Digital en
/ Pedro Sánchez y Jaime Argüelles con la sede de Duro Felguera de fondo.
Algunas voces sindicales apuntan que Duro Felguera está siguiendo el mismo patrón que Endesa, que el pasado año obtuvo casi 2.400 millones de euros de beneficios que quedan casi en su totalidad en manos del Estado italiano. La metalúrgica asturiana recibió 120 millones de euros del Gobierno español y, a pesar de contar con dos consejeros elegidos por la SEPI, va a pasar a manos de capital extranjero si lo autoriza la CNMV.

El guion se repite: España sostiene empresas que, por arte de birlibirloque, acaban en manos de capital extranjero. Fue el caso de Endesa, hoy en manos de la pública italiana Enel, y ahora es el de la metalúrgica asturiana Duro Felguera, que tras ser rescatada por el Estado va a pasar a estar controlado por dos empresas mexicanas, si así lo autoriza la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

Voces sindicales consultadas por Elcierredigital.com muestran su preocupación sobre la situación de Duro Felguera, que tras recibir 120 millones de euros del Estado aprobó un plan de 180 despidos mientras su cúpula se subía el sueldo. 

Duro Felguera, ¿la historia se repite?

La histórica multinacional asturiana Duro Felguera fue rescatada con 120 millones públicos hace apenas dos años y, por lo pronto y a pesar de contar con dos consejeros elegidos por SEPI en su Consejo de Administración, ha aprobado un plan de 180 despidos y ha elevado los sueldos de su cúpula. 

La compañía dirigida por Argüelles inquieta al Gobierno, que ha visto con suspicacia que el directivo haya puesto la alfombra a la entrada de los dos socios inversores que de facto ya controlan Duro Felguera, Grupo Prodi y Mota-Engil

Ambas compañías mexicanas lideraron la ampliación de capital que otorgó 90 millones de euros a la asturiana. "Los inversores aportarán solidez financiera, sinergias de negocio y comerciales que generen la confianza necesaria al mercado financiero y a los clientes", señaló el director general de la empresa. 

Los sindicatos ya expresaron su confianza en los aztecas, "socios netamente industriales", pero Comisiones Obreras pidió "buena gestión y recuperar clientes para volver a acceder a proyectos de gran envergadura". 

Los despidos se redujeron de 208 que se anunciaron en un principio a los 180 tras negociación sindical, y Comisiones Obreras pidió a Duro Felguera que esté "a la altura" recordándole que ha cobrado grandes sumas de fondos públicos. 

Endesa. 

Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con Duro Felguera, que no ha respondido a nuestras preguntas sobre los despidos y el enfado de las voces sindicales consultadas por este medio

Tampoco lo ha hecho la Federación de Industria de Comisiones Obreras, a pesar que esta polémica les afecta. 

Endesa y sus beneficiarios italianos

España, aislada y atrasada tras la Guerra Civil, puso a través del Instituto Nacional de Industria (INI) la Empresa Nacional de Electricidad, SA, hoy Endesa, que a partir de 1944 construyó centrales térmicas e hidráulicas para suministrar energía al país. 

La liberalización de sectores estratégicos impuesta desde Europa animaron al Gobierno del PSOE a vender en 1988 un 25% de su capital y diez años después al del PP a desprenderse del resto (hasta el 97%) en 1998. 

Con José Luis Rodríguez Zapatero en el poder, Gas Natural intentó hacerse con Endesa, pero Manuel Pizarro intentó zafarse de un clan catalán promovido desde La Moncloa y, tras años de guerra, Endesa pasaba a manos de la italiana Enel gracias a la sintonía del presidente español y del italiano, el también socialista Romano Prodi. 

Enel situaba como presidente al español Borja Prado y se comprometía a varios asuntos que se quedaron en papel mojado: "Desarrollar a través de Endesa las actividades energéticas en Latinoamérica (...) conservar el centro de decisión efectiva de Endesa en España (...) incrementar las inversiones en el sector energético español (...) y de forma muy especial para la minería nacional"

Cabe recordar que Endesa obtuvo en 2022 unos beneficios de casi 2.400 millones de euros que fueron a parar casi en su totalidad a manos italianas. 

El escándalo de los sueldos de Duro Felguera

Los directivos de la multinacional asturiana se elevaron el sueldo mientras el de los empleados de la compañía se hundían un 9,92%, tal y como recoge el informe remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

La cúpula de Duro Felguera se embolsó 893.000, en vez de los 783.000 de 2021, de la mano de Argüelles, que además se ha blindado el sueldo en caso de ser despedido. El directivo sería indemnizado con su sueldo equivalente a año y medio. 

"Se contempla, además, una indemnización por no competencia a la terminación del contrato, para que se abstenga, de forma directa o indirecta, a llevar a cabo actividades que sean competencia de las actividades efectivamente desarrolladas en la sociedad", señala la polémica cláusula. 

Argüelles ganó en 2021 ni más ni menos que 501.000 euros (435.000 de base, otros 40.000 fijos y 26.000 en "otros conceptos" sin especificar). Este sueldo ha enfadado al Gobierno, ya que su antecesor en el cargo, José María Orihuela, fue fuertemente criticado por embolsarse 'solo' 435.000 en 2020

El nuevo consejero delegado de Duro Felguera, además, ha naufragado en su primer curso completo, 2022, ya que los resultados de la compañía se desplomaron más de un 75% hasta obtener beneficios de 5,5 millones de euros.