27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

CSIF exige una solución para este problema que afecta a casi todas las secciones de la empresa pública

Correos: Reclaman que trabajar los sábados sea voluntario y no obligatorio para sus 16.000 empleados

Una oficina de Correos.
Una oficina de Correos.
El CSIF reclama que el trabajo para los 16.000 empleados de Correos que ahora son obligados a trabajar sea de manera voluntaria y se pague aparte según el acuerdo firmado por los sindicatos hace años con la empresa pública.

Según la denuncia de la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF), "la empresa pública necesita la autorización de Hacienda y la SEPI para instaurar, de una vez, el trabajo voluntario en sábados a todos los colectivos de la empresa".

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, sindicato más representativo en las administraciones públicas, exige a Hacienda y a la SEPI que desbloquee el tema de los sábados para los 16.000 empleados de Correos afectados por este motivo. El sindicato firmó un acuerdo en diciembre de 2018 en el que la empresa se comprometía, a lo más tardar el 1 de julio de 2019, a que el trabajo en sábado fuese voluntario por un plus de 7,75€ por hora. Pero, después de 18 meses, aún no se ha podido llevar a cabo porque ni el Ministerio de Hacienda ni la SEPI (el holding público del Estado al que pertenece Correos) han dado la autorización.

Una oficina de Correos.

CSIF denuncia que "el asunto de los sábados es uno de los principales dolores de cabeza de los trabajadores de Correos. Desde el 14 de marzo, cuando se declaró el Estado de Alarma, las oficinas de atención al público han cerrado los sábados pero la empresa no ha confirmado si este cierre es definitivo lo que origina la incertidumbre de los empleados. CSIF pide una respuesta a la empresa y exige que, en caso que las sucursales se vuelvan a abrir algún día, instaurar el trabajo voluntario desde el minuto uno. Una condición totalmente imprescindible".

Encuesta de voluntariedad

Correos ya realizó las encuestas de voluntariedad entre los trabajadores afectados y dispone de los datos necesarios para poner en marcha el acuerdo que se firmó con los sindicatos en diciembre de 2018. Sin embargo, a día de hoy, "a los empleados de urgencia y centros de clasificación se les sigue imponiendo trabajar los sábados que les corresponden por turno y, aun no se les ha abonado el plus de 7,75€ por hora trabajada que, desde el 1 de julio de 2019, la empresa se comprometió a abonar. Son 15 meses esperando un dinero que les corresponde", añaden desde CSIF. 

Este sindicato recuerda que "todo tiene un límite" y exige a Hacienda que agilice la solución a este problema para igualar las condiciones de todos los empleados de Correos. "Si no hay voluntarios suficientes la empresa tirará de Bolsas de Empleo, tal y como está acordado. A día de hoy, los empleados de clasificación y urgencia se sienten discriminados. Son los únicos sectores obligados a trabajar los sábados pues en atención al cliente se han cerrado y en las unidades de reparto, que no sean de urgencia, hace años que se suprimió el trabajo en sábado", añaden.  

COMPARTIR: