28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las novedades en transporte de mercancías que vienen, y otras que ya están

Las nuevas tecnologías y la digitalización han conseguido que muchas empresas vendan productos con mayor facilidad y a lo largo de todo el mundo, permitiendo gracias a los envíos internacionales, que podamos comprar fácilmente en cualquier sitio y recibir nuestras compras en tiempos cada vez más reducidos.

Y es que, esta revolución en los negocios se sustenta claramente en las mejoras de logística y transporte. Unas mejoras que consiguen un ahorro considerable en dinero, tiempo y también en el seguimiento que cualquier cliente, particular y —especialmente empresa— hace de sus envíos, con especial implicación de estos últimos a la hora de controlar sus stocks y con ello en mejorar financieramente. Esto es especialmente relevante en envíos nacionales cuyos tiempos de transporte se han reducido tanto que permite que muchos establecimientos hayan minimizado sus existencias en almacén y vendan prácticamente sobre pedido, reduciendo de forma clara sus riesgos.

Un claro ejemplo es el transporte de coches un mercado que siempre se ha movido por pedidos en el caso del vehículo nuevo, pero que ahora también se ha reconducido en un cada vez más importante mercado de segunda mano y en el que la reducción de coste es más importante.

Sistemas Inteligentes de Transporte

Esta búsqueda de la eficiencia es lo que está determinando como será el transporte de mercancías del futuro, y que se engloba en diferentes iniciativas. Una es el desarrollo de Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS por sus siglas en inglés), aplicable tanto en el transporte de personas como de mercancías. Esta tecnología, busca apoyarse en un mejor conocimiento de las distintas infraestructuras para evitar tanto situaciones de riesgo, como mejorar los tiempos de envío y con ello los costes.

En el transporte terrestre de mercancías, como ocurre con el envío de palés se busca que los camiones estén conectados y que puedan recoger en tiempo real información que va desde cuál es el estado de las carreteras, el volumen de tráfico, la existencia de accidentes, el tiempo atmosférico, etc., para así conseguir una gestión mucho más eficiente, reducir accidentes y poder gestionar cualquier problema con rapidez.

Con ello, el camión conectado no solo sirve para un control eficiente de la situación de un envío, sino para incluso automatizar gestiones tan importantes como informar en caso de accidente o avería.

Reducir costes: envíos anticipados y compartir transporte

La reducción de costes de la que ya hemos hablado también nos marca actualmente muchas tendencias. Muchas veces el equilibrio es complicado, pero de nuevo la automatización, en este caso desde el punto de venta, es la que ayuda de forma importante a que tengas las mercancías necesarias sin quedarse nunca sin ellas, y no solo perder una venta, sino incluso que se pare una cadena de producción.

Gracias a los programas de gestión de las empresas (ERP) y al uso de algoritmos, se puede estimar cuándo es necesario hacer un pedido de forma automática y con ello poder elegir mejor la forma de transporte, planificar el envío y reducir costes.

Esto tiene como relación otra de las tendencias más importantes, unificar transporte. Varias empresas de lugares cercanos o en una misma ruta pueden planificar sus envíos en un mismo camión, consiguiendo con ello compartir buena parte de sus costes y con ello lograr un ahorro importante.

En este ahorro de tiempo y espacio ya están en fase de pruebas algo que cada vez nos suena menos a ciencia ficción como son los camiones autónomos, que buscan maximizar espacio y que el límite en el uso de un camión lo marque su mantenimiento, consiguiendo maximizar su uso.

Lo que está claro es que la logística y el transporte se mueven a ritmo de innovaciones cada vez mayor y que son clave para el desarrollo económico en este mundo cada vez más digitalizado.

COMPARTIR: