29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según la OMS, la pérdida del empleo o el estrés laboral y otras situaciones relacionadas con el trabajo son factores asociados al suicidio

Cómo mejorar la salud mental, un tema tabú para las empresas

El sistema de prevención de riesgos laborales de las empresas protege al trabajador en caso de accidentes laborales, centrándose en muchas ocasiones en el factor físico y pasando por alto el psicosocial. El grupo Laboral ofrece un plan personalizado que incluye los problemas de salud mental de los trabajadores en su entorno laboral entre los factores de riesgo en una compañía.

Cuando se habla de prevención de riesgos laborales las empresas suelen indentificarla con accidentes físicos a los que están expuestos sus trabajadores durante la jornada laboral. Sin embargo, los problemas de salud mental como la depresión o los cuadros de ansiedad también son factores que afectan a la productividad y la capacidad para trabajar de un empleado.

Según considera la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es un estado de bienestar en el que la persona puede desarrollar sus capacidades, hacer frente al estrés normal de la vida y trabajar de forma productiva. Todavía hoy, la salud mental es un tema tabú en las empresas, pues no cumplen con la normativa en materia de prevención para los riesgos psicosociales de origen laboral.

Tal y como expresan los estudios de la OMS, más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, un trastorno que es la principal causa de discapacidad laboral, y más de 260 millones tienen trastornos de ansiedad. Las empresas deben centrarse en mejorar el bienestar de sus trabajadores para evitar los problemas de salud física y mental, absentismo, pérdida de productividad, lo cual conlleva a altos costos de atención de la salud.

Para abordar este asunto es indispensable que las compañías y empresas atiendan las necesidades de sus trabajadores a través de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales como el que ofrece Laboral Group. Según explican en su página web, se trata de un documento que refleja todos los procesos, herramientas, estructuras y políticas a seguir de una empresa para asegurar la actividad laboral interna y proteger a los trabajadores de cualquier posible accidente o riesgo surgido durante la jornada. Esto incluye a las enfermedades mentales, que también se encuentran entre los principales factores de riesgo en el entorno laboral.

A pesar de ser un asunto relegado a un segundo plano por las empresas, los estudios de la OMS exponen que los trastornos mentales son el principal factor de riesgo asociado al suicidio, aunque también pueden identificarse otros como los dolores crónicos, los trastornos emocionales, la pérdida del empleo o el estrés laboral y otras situaciones relacionadas con el trabajo.

Según datos del sindicato UGT, "los riesgos laborales de tipo psicosocial pueden afectar negativamente a la salud de los trabajadores y trabajadoras. El estrés laboral, el miedo a perder el trabajo, la inseguridad laboral y una mala organización del trabajo afectan directamente a la salud mental de los trabajadores y generan costes elevados tanto para aquellos que ven perjudicada su salud, como para las empresas debido a las jornadas laborales no trabajadas y para la sanidad pública que debe asumir los costes del tratamiento y rehabilitación" .

Las empresas tienen la posibilidad de aplicar medidas eficaces para promover la salud mental en el lugar de trabajo, a la vez que aumentan la productividad y al mismo tiempo mejoran la calidad de vida de sus trabajadores, quienes pasan el mayor tiempo de su día con sus compañeros de trabajo. Una buena planificación de prevención de riesgos laborales se puede llevar a cabo conociendo las necesidades de cada trabajador y sus capacidades para así desarrollar normas que contribuyan a la mejora de su salud mental. 

Según expone Laboral Group "gracias a este instrumento legal, podemos prever dónde puede surgir un problema, cómo solucionarlo y de qué manera podemos garantizar la seguridad de los empleados en la mayor medida posible. Además, desarrollar un Plan de Prevención en una empresa le otorga a esta un gran reconocimiento".

Algunas de las claves para que las empresas estén comprometidas con los posibles problemas de salud mental en el entorno laboral son explicar a todos sus empleados a quién y a dónde recurrir cuando necesiten pedir ayuda y crear espacios que permitan a sus empleados crecer profesionalmente. Gracias a las nuevas tecnologías y el creciente acceso a Internet, se le puede permitir trabajar a distancia, contribuyendo a sus necesidades personales

COMPARTIR: