21 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Están pendientes desde 2014 del reconocimiento de los cambios de categoría laboral, que en algunos casos suponen una deuda de 30.000 euros por persona

Los funcionarios reclaman al ICO dos millones de euros de atrasos, que gastará 40 millones en reformar su sede

La sede del ICO que se reformará.
La sede del ICO que se reformará.
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios exige al presidente del ICO (Instituto de Crédito Oficial), José Carlos García de Quevedo, pagar la deuda de más de dos millones de euros que tiene con sus trabajadores. Una deuda que, en el caso de algunos empleados, ya supera los 30.000 euros porque, desde 2014, el ICO se niega a pagar a su plantilla las nuevas categorías profesionales.

La Dirección del ICO, presidido por José Carlos García Quevedo, justifica repetidamente que la CECIR (Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones) no autoriza pagar estas cantidades a los empleados que han ascendido de categoría profesional tras superar una evaluación por objetivos. CSIF exige desbloquear un problema que se está eternizando en el tiempo. Máxime en un momento como el actual en el que el ICO pretende embarcarse en una reforma de su sede corporativa, cuyo coste se acerca a los 40 millones de euros.

El sindicato entiende que, si no hay dinero para pagar lo que se debe a los empleados, "tampoco debería haberlo para ejecutar una reformas", justifican. Para CSIF se trata de una situación amoral con una plantilla que ha desarrollado un trabajo importantísimo para paliar la crisis generada desde el minuto 1 de la pandemia con los avales que, a día de hoy, financian a más de 600.000 empresas y autónomos.

El ICO, que en 2021 ha cumplido medio siglo, está compuesto por una plantilla de 300 trabajadores a los que hasta el momento la Dirección "también les ha denegado implantar el teletrabajo tres días a la semana que se han conseguido en la administración", añaden.

 

COMPARTIR: