19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El aumento del 2 por ciento fue pactado por CSIF en marzo de 2008 con los representantes de la empresa pública, que no han cumplido

Más de 50.000 empleados de Correos no han cobrado todavía la subida salarial de 2020

Juan Manuel Serrano y Pedro Sánchez.
Juan Manuel Serrano y Pedro Sánchez.
Los cincuenta mil empleados de Correos no han cobrado todavía la subida salarial prometida para 2020, que fue del dos por ciento y firmada por todas las partes en 2018. La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) alerta de que los empleados están descontentos y este hecho se suma a los despropósitos de la empresa respecto a las medidas de prevención contra el COVID y ahora, nueve meses sin cobrar el aumento prometido.

Más de 50.000 empleados de Correos están pendientes todavía de cobrar la subida salarial del año 2020, que tendrá que producirse ya con carácter retroactivo desde el 1 de enero y que el Gobierno se comprometió a hacer efectiva a todos los empleados públicos antes de que llegase la crisis del COVID-19. 

Pero esa prometida y firmada subida todavía no ha llegado, a pesar de estar firmada desde marzo de 2018. Sin embargo, desde CSIF dicen que esta subida "sí se ha cobrado en otras administraciones y ¿por qué en Correos no? También somos empleados públicos". La subida pactada fue del 2 por ciento para todos los trabajadores que dependen de Juan Manuel Serrano, presidente de Correos.

Juan Manuel Serrano, presidente de Correos.

 

Por lo tanto, tal y como explica la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), "la pandemia no es excusa para materializar una subida que CSIF firmó en marzo de 2018 para todos los empleados públicos, que está cuantificada y autorizada por Hacienda, que significará una subida fija media entre 35 euros mensuales y 490 anuales y que ya sólo falta ingresar en las nóminas de los empleados de Correos como se hizo con los de otras administraciones".

Hay que recordar que los empleados de Correos arrastran una pérdida del poder adquisitivo de entre el 12,9 y el 17,9 por ciento desde 2010. "No podemos seguir empobreciéndonos. Por ello, CSIF no consentirá que ahora no se respete lo que está firmado y estudiará cualquier medida a adoptar en Correos y en las empresas públicas en las que no se ha llevado a cabo esta subida salarial". Mientras tanto, el sindicato exige al Gobierno que se pronuncie ya sobre cuándo va a pagar los atrasos pendientes.

 

COMPARTIR: