16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exjefe de Gabinete de Pedro Sánchez dice adiós a la sociedad estatal que bajo su gestión de 5 años acumuló unas pérdidas de más de 1.000 millones

El ocaso de Juanma Serrano: Se despide de la presidencia de Correos con una sanción por irregularidades laborales

El Cierre Digital en
/ Juanma Serrano
Juan Manuel Serrano se ha despedido de la presidencia de Correos tras cinco años de una gestión que ha contribuido a que la sociedad pública más grande del Estado generase más de 1.000 millones de euros de pérdidas. El ex jefe de Gabinete de Pedro Sánchez, además, deja como legado al nuevo dirigente Pedro Saura –expresidente de Paradores– una sanción por irregularidades laborales en los descansos del personal en las últimas elecciones del 23-J.

Un agujero de más de 1.000 millones de euros en cinco años como presidente de Correos y la petición de Comisiones Obreras y UGT, escandalizadas por su gestión, provocaron que hace unos días Pedro Sánchez bajase el pulgar ante su íntimo amigo Juan Manuel Serrano, ayuno de conocimientos sobre logística y premiado desde hace más de cinco años con un cargo de más de 200.000 euros anuales. 

Serrano fue jefe de Gabinete de Sánchez antes de la que la moción de censura de 2018 invitase al actual presidente del Gobierno a relevarlo por Iván Redondo, dejándole a cambio como compensación uno de los cargos públicos más cotizados: el de presidente de la empresa pública más grande del Estado. 

Pero su controvertida gestión han invitado que Sánchez lo haya relevado por Pedro Saura, que viene avalado por los beneficios que acumula la compañía pública que hasta ahora presidía, Paradores Nacionales. 

Sin embargo, Juan Manuel Serrano no se apartará del todo de la sociedad estatal Correos, puesto que ha sido colocado con un contrato de 300.000 euros como encargado de la recogida de opiniones de clientes de la empresa, que compararán si recomiendan los servicios de la empresa frente a competidores como Seur, MRW o GLS.

Sanción final

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha confirmado hace unos días la sanción por las irregularidades en los descansos del personal de Correos durante las elecciones municipales y autonómicas celebradas el pasado mes de mayo. 

Tras una denuncia del sindicato SIPTCE, se constató que, en las oficinas de Correos de Almería, Campohermoso, Vícar, Mojácar y El Ejido, los empleados que trabajaron el 28 de mayo de 2023 no tuvieron el descanso mínimo de 12 horas entre jornadas tal y como establece el Artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores. 

Se da la circunstancia que Correos admitió la vulneración de dicho descanso ante la Inspección. Francisco Sabio, responsable del SIPCTE en Almería, sostiene que "esta nueva sanción evidencia la falta de respeto de Correos hacia los derechos de sus empleados, especialmente en el descanso entre jornadas". 

El citado sindicato critica que Correos actúe tan sólo a golpe de denuncias y señala una vez más la falta de respeto a las condiciones laborales de su personal.

Un 2023 polémico para Serrano a cuenta de las elecciones

Correos ha pasado un agitado 2023 marcado por las polémicas relacionadas con el voto por correo de las elecciones generales del pasado 23 de julio e inició el curso otoñal con polémica tras haber recibido varias denuncias por comprometer "la salud mental y laboral" de su plantilla

Serrano y Sánchez. 

Según denunció el Sindicato Independiente Profesional de Correos y Telégrafos de España (SIPTCE) "la presión sobre los carteros de Correos ha alcanzado niveles críticos", por lo cual han puesto en marcha una serie de denuncias para proteger la salud mental y laboral de los trabajadores. 

SIPCTE aseguró haber tomado "medidas preventivas" para abordar una creciente preocupación: la falta de personal. "Esta problemática ha alcanzado niveles sin precedentes, lo que ha llevado al sindicato a presentar una serie de 6 denuncias en distintas áreas". 

Nuevo modelo de trabajo

El nuevo modelo de trabajo Correos implantado por el equipo de Serrano, conocido como Red24, está generando sobrecargas de trabajo y riesgos ergonómicos. Los carteros se enfrentan a nuevos riesgos, por el nuevo modelo productivo, hablamos de tareas de manipulado y carga de paquetes pesados, que sin duda amenazan la salud de los trabajadores, ya que se está sometiendo a una enorme presión a la plantilla, que está provocando estrés y fatiga laboral en la plantilla. 

Este nuevo modelo, denuncia el sindicato SIPTCE, "no es nada productivo, y además da toda la prioridad a la paquetería, mientras se incumple con el Servicio Postal Universal, ya que las notificaciones y correo ordinario siguen acumulándose en las unidades de reparto". 

Francisco Sabio, del Sindicato SIPCTE, señala que "además de la implantación de este nuevo sistema de trabajo por parte de Correos, hay que tener en cuenta, la actual situación en los turnos de la mañana, pues en las tres unidades de la capital, hay numerosas secciones de reparto sin cubrir". 

Sabio afirmó antes de las Navidades que "ahora mismo damos toda la prioridad a los paquetes y esto provoca que tengamos retrasos en el correo ordinario y notificaciones. Los carteros recibimos muchas quejas de los usuarios” para el representante del sindicato SIPCTE, Correos como empresa pública y prestataria del Servicio Postal Universal, incumple sistemáticamente los plazos pactados con las Administraciones Públicas". 

"Además, Correos miente cuando afirma que cumple con los plazos o que la calidad del servicio está garantizada, ya que en el caso de las notificaciones resulta escandaloso, pues estas se acumulan durante la semana sin que se saquen a reparto", añade. 

Falta de contratación

Las denuncias por falta de contratación se acumulan e incluyen las unidades de reparto de localidades la provincia almeriense como Almería capital, El Ejido, Roquetas de Mar, Cantoria, La Mojonera y Carboneras. Paco Sabio, de SIPTCE, aseguró hace unas semanas que "en nuestra larga trayectoria en Correos, nunca hemos presenciado una falta de contratación de esta magnitud. Esto es verdaderamente alarmante, los carteros se ven desbordados y sin tiempo suficiente para llevar a cabo el reparto de toda la correspondencia". 

Sabio lamenta "la brutal presión que están ejerciendo algunos jefes para sacar todo el correo" por lo que "anima a todos los carteros/as a denunciar este tipo prácticas".

Como empresa pública, recuerda SIPTCE, Correos tiene la responsabilidad de garantizar un servicio postal de calidad para todos los usuarios.

COMPARTIR: