12 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Renting: cómo conducir un coche nuevo sin preocupaciones

En los últimos años el acceso a la compra de vehículos por parte de los particulares se ha visto restringido por causa de los elevados precios del mercado automotor. Esta dificultad también se ha hecho presente en aquellas empresas que necesitan contar con una flota de automóviles y no pueden hacer frente a los gastos que implica la adquisición de varios vehículos.

Frente a esa problemática, el contrato de renting se presenta como una solución muy efectiva. En este artículo podrás descubrir qué es el renting de coches y entender la diferencia entre el leasing y el renting. También encontrarás los principales beneficios que el renting supone para los individuos y las organizaciones.

¿Qué es el renting de coches?

El renting implica el alquiler de un bien de tipo mueble. El tipo de renting más popular es el de automóviles. Mediante este acuerdo de voluntades, el dueño del vehículo se compromete a poner a disposición de otra persona el uso y goce de su propiedad, a cambio de que ese sujeto le abone un canon mensual.

¿Existe diferencia entre el leasing y el renting?

El leasing y el renting son dos contratos diferentes. Si bien ambos pueden tener a un automóvil como objeto, cada uno tiene características distintivas. Las principales son tres: los servicios cubiertos por el canon, el tiempo del contrato y la posibilidad de compra del vehículo.

En el contrato de leasing, la cuota abonada solo comprende el uso del vehículo. En algunos casos, puede llegar a incluir el seguro contra terceros. Por otro lado, en el renting el pago mensual no solo comprende el alquiler del coche, sino que cubre los costos relacionados con el uso del vehículo. El monto fijo incluye la matrícula, los impuestos, los gastos de mantenimiento y el seguro automotor.

El leasing suele ser un acuerdo a corto plazo. Es común que las personas suscriban un contrato de leasing por pocos días, para desplazarse en automóvil al llegar a destino cuando viajan de vacaciones. Sin embargo, el renting es un contrato a largo plazo, que por lo general se extiende por un período mayor a un año.

¿Cuáles son los beneficios del renting?

El renting de coches es un contrato que ofrece beneficios significativos. Algunos de los más importantes son los siguientes:

Facilidad de contratación

No se requiere la realización de trámites engorrosos para acceder a un vehículo mediante el contrato de renting. La mayoría de las empresas solo exigen el suministro de datos básicos del interesado, que permitan identificarlo en caso de incumplimiento contractual. En la actualidad, esto puede realizarse de manera online rellenando un formulario digital desde cualquier ordenador o dispositivo móvil.

Disponibilidad permanente

Quienes tienen vehículo propio saben lo molesto que es tener que ir al trabajo a pie o en transporte público porque el automóvil sufrió un problema mecánico. Esto no ocurre con el renting. Las empresas que se dedican al renting de coches disponen de muchas unidades.

Si un vehículo presenta algún desperfecto, basta con que el usuario lo informe y la compañía le envía otro automóvil de reemplazo. Además de solucionar rápidamente el problema de transporte de la persona, la empresa se hace cargo de la reparación del coche averiado. Esto incluye el pago de los gastos mecánicos y la logística de traslado de la unidad.

Ahorro

Nadie suele tener ahorros suficientes como para comprar un vehículo nuevo al contado y financiar una compra de este tipo es extremadamente caro. Los intereses que aplican las entidades financieras suelen ser tan altos que a veces el interesado termina abonando el doble del valor del automóvil.

Por otro lado, en el contrato de renting el canon locativo es un monto mensual fijo, que no experimenta variaciones ni la aplicación de intereses. Solo el componente seguro suele experimentar ligeras variaciones, debido al ajuste anual por siniestralidad.

Renovación y reemplazo

Se estima que un coche nuevo dura en óptimas condiciones un breve lapso de uno o dos años. Luego de ese tiempo de uso comienza a deteriorarse y a experimentar fallos. El dueño del vehículo no puede reemplazarlo y debe permanecer años conduciendo un coche que ya no anda tan bien como antes y que paulatinamente va volviéndose obsoleto. Este aspecto hace que sea muy costoso tener un coche con las óptimas condiciones.

Por otro lado, el renting de coches le brinda al usuario, al finalizar el plazo acordado, la posibilidad de elegir si quiere renovar el alquiler del mismo vehículo o si prefiere una unidad nueva. De este modo, todo aquel que quiera conducir un automóvil 0 km puede hacerlo sin ningún tipo de inconveniente.

COMPARTIR: