06 de diciembre de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El despacho penalista con sede en Madrid cuenta desde el mes de junio con el exfiscal Juan Antonio Jabaloy con casos en Francia, Colombia y EEUU

Ospina Abogados aspira a convertirse en un referente del penal económico y la cooperación internacional

/ El exfiscal Juan Antonio García Jabaloy junto a Juan Gonzalo Ospina y Beatriz Uriarte de Ospina Abogados. equipo de Ospina Abogados.
El despacho Ospina Abogados, con sede en Madrid y con Juan Gonzalo Ospina al frente del equipo, aspira a convertirse en un referente del penal económico y la cooperación internacional. Con un cien por cien de casos de éxito en la Audiencia Nacional, el despacho cuenta desde el mes de junio con el exfiscal Juan Antonio García Jabaloy como socio penal con casos en Francia, Colombia y Estados Unidos, entre otros.

La Audiencia Nacional detuvo en julio a Marcos (nombre ficticio), un joven hacker acusado de cometer varios delitos informáticos. Señalado por formar parte de una organización criminal era detenido por el asalto informático a seis empresas galas con pérdidas calculadas en 2,2 millones de euros entre el 1 de julio de 2021 y el 13 de febrero de 2022, delito por el que se activó una Orden Europea de Detención y Entrega. Sin embargo, tras la reunión de la defensa con la justicia francesa han acordado que en los próximos meses se producirá una declaración voluntaria del acusado, decayendo la euroórden y quedando en libertad el acusado.

Pero no ha sido el único caso de éxito que se ha fraguado en los despachos de Ospina Abogados. Unas semanas antes del incidente del cliente reclamado por Francia llegó una solicitud de detención proveniente de Colombia. La Audiencia Nacional, tras la intervención de García Jabaloy y Juango Ospina, frenaba la entrega a Colombia de un hombre residente en España y que había sido condenado a casi 13 años de cárcel por la agresión sexual a un menor de 10 años en el país andino. La sentencia fue recurrida en origen al contener defectos de forma, ganándose y por tanto cancelándose la extradición del colombiano residente en España.

También es destacable las actuaciones del despacho respecto a la inversión de 500.000 euros lanzada desde un fondo inmobiliario americano en España. Una inversión frustrada al tratarse realmente de una presunta estafa perpetrada por un ciudadano español que les habría facilitado información financiera e inmobiliaria ficticia, derivando los fondos recibidos a una cuenta offshore en Isla de Man.

2020_OspinaAbogados_043

Juan Gonzalo Ospina y Beatriz Uriarte de Ospina Abogados.

La defensa del implicado por el momento ha evitado el ingreso en prisión del denunciado, recabando pruebas para lo que han calificado como una usurpación de identidad de su cliente, un pequeño inversor de criptomonedas sin antecedentes penales, aunque con denuncias previas por hechos similares. La defensa arroja la sobra de la duda sobre el mal estado de las cuentas de la empresa denunciante, a quien le vendría bien justificar la pérdida accidental de fondos de cara a sus inversores.

Un referente en Derecho Penal Internacional

Juan Antonio García Jabaloy es un abogado especializado en derecho penal internacional siendo uno de los penalistas de larga trayectoria más reconocido tanto dentro como fuera de nuestro país.

Durante su etapa como fiscal de la Audiencia Nacional, de 2004 a 2016, participó en la instrucción de numerosos procedimientos relativos a delitos económicos. Asimismo, fue el punto de contacto ante dicho órgano de IberRed (la Red Iberoamericana para la cooperación judicial) y de la Red Judicial Europea, y actuó como coordinador de los procedimientos de extradición y de órdenes de detención y entrega, también fue designado portavoz de la Fiscalía de la Audiencia. Con anterioridad, el nuevo socio de Ospina Abogados fue fiscal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana y del TSJ de Cataluña. 

Asimismo, entre 2006 y 2012, ejerció como responsable de la delegación española de Eurojust, donde, entre otras funciones, presidió el grupo de trabajo creado por la Oficina Europea contra el Fraude (OLAF) y Eurojust, y fue miembro del grupo de trabajo de dicho organismo para el diseño de la futura Fiscalía Europea.

Los delitos fiscales en el punto de mira 

El auge de los delitos fiscales hace que el despacho con sede en Madrid, pero movilidad en toda España, se quiera posicionar como uno de los mejores despachos penalistas en delitos fiscales. Para ello no solo han incorporado a Jabaloy, con una cartera de clientes más allá de Madrid, especialmente en la costa Valenciana y Alicante, sino un importante compromiso de asistencia letrada en menos de tres horas en todos el territorio nacional, denominado “asistencia única”. 

La asistencia única es un servicio de Ospina Abogados para garantizar que, en menos de tres horas, y una vez que el interesado es cliente del despacho, es decir, ha firmado la hoja de encargo profesional y aceptado los honorarios por el trabajo del bufete, un abogado asistirá al interesado en cualquier parte del territorio nacional, independientemente de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga o San Sebastián, su tiempo máximo de reacción será tres horas. Fundamental en casos de detención aeroportuaria, juicios rápidos o detenciones por orden de extradición.

Una buena estrategia es la clave del éxito en toda defensa penal

El fundamental trabajo previo, desde el minuto cero, es importante para llegar con la base necesaria al juicio. Sin desdeñar que muchos casos se pueden resolver sin necesidad de llegar a pisar una sala de justicia, pero que ningún caso se ganará sin las necesarias diligencias que ejercerán los abogados penalistas.

Llegado el momento, de continuar la acusación se celebrará el juicio oral, tras la valoración de la prueba documental, llega el momento estrella del juicio: el informe oral, donde la buena preparación del caso es primordial a la hora de obtener resultados positivos para el cliente.

Sin embargo, más allá de la estructura formal del informe oral, hay un elemento clave para buscar la convicción del juez: la empatía procesal, donde la oratoria y convicción son factores de peso.

Estas herramientas adquieren gran valor en los denominados despachos boutique penal, donde equipos reducidos con los mejores abogados penalistas mantienen un alto proceso de formación continúa para demostrar que “nada es lo que parece”, como dice habitualmente Juan Gonzalo Ospina, al frente de un equipo que recientemente sumaba a Juan Antonio Jabaloy, pero donde son frecuentes los casos de éxito de Beatríz Uriarte y suena la proyección jurídica de Álvaro Bernad.

COMPARTIR: