19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fabricante castellonense es señalado por "despedir empleados después de haber recibido 12 millones de la Generalitat Valenciana en 2022"

El 'ocaso' de la histórica textil Marie Claire: Sin ofertas de compra y un posible cierre final

/ Marie Claire. Foto: El Periodic.
En las cercanías del Alto Maestrazgo se hacen cruces al ver la situación que sufre la histórica fábrica de ropa íntima Marie Claire, que despidió el pasado año a casi dos tercios de su plantilla, sufre una deuda superior a los 38 millones de euros y parece abocada al cierre después de que la oferta realizada por el fondo madrileño C2 Private Capital haya sido calificada de "insuficiente" por parte de la Generalitat Valenciana, principal acreedora de la fabricante textil.

La pequeña localidad castellonense de Villafranca del Cid, sita en la comarca de Ports de Morella y con alrededor de apenas 2.200 habitantes, sigue resfriada a nivel industrial después del cese de actividad que sufre desde el pasado verano la emblemática compañía Marie Claire, dedicada desde 1907 a la fabricación de pantys y otros productos de ropa íntima. 

El 30 de mayo de 2023 Marie Claire entró en un concurso de acreedores del que difícilmente saldrá viva, señalan fuentes sindicales. Esta compañía llegó a emplear a más de 1.000 trabajadores y alcanzó facturaciones anuales de 40 millones de euros, pero en sus últimos años el volumen de negocio había caído a los 15 millones mientras la plantilla se reducía. 

El pasado año 190 trabajadores fueron despedidos tras unos acuerdos que contemplan indemnizaciones de 23 días por año trabajado, con máximo de 13 mensualidades (de lo cual el Fondo de Garantía Salarial, FOGASA, abonará 20 días y 12 mensualidades). 

¿Y el resto de la plantilla? 105 empleados siguen atascados en un ERTE desde hace 10 meses. La situación actual de Marie Claire preocupa a la consellera de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, Nuria Montes, que aseguró hace unos días que la compañía tiene un activo jugoso (de alrededor de 15 millones de euros) con el que la Generalitat Valenciana intenta 'conquistar' a posibles compradores. 

Se interesó en el negocio el fondo madrileño C2 Private Capital, pero ofertó 250.000 euros "insuficientes" para el presidente autonómico Carlos Mazón, que pretende que el comprador se responsabilice de la deuda que tiene la compañía, 38 millones de euros (24 de los cuales se adeudan al Instituto Valenciano de Finanzas), 

La Generalitat, en la etapa anterior con Ximo Puig al frente, inyectó oxígeno Marie Claire, que fue adquirida en 2021 por la empresa alcarreña Think Textil, proveedora de Inditex y recibidora de ayudas del Govern valenciano a través de un plan de financiación de lucha contra la despoblación. Esta operación conllevó el cierre de la planta que la empresa tenía en la localidad castellonense de Borriol. 

Pero la situación no se ha encauzado hasta encallar en concurso de acreedores pese a las esperanzas de trabajadores, sindicatos, partidos de la oposición y el propio administrador concursal, que dice que "Marie Claire tiene futuro y viabilidad". 

Producto de Marie Claire. 

No ha gustado entre la plantilla que se haya conocido que en 2022 la Generalitat otorgó una ayuda de 12 millones de euros a la empresa, con la sorpresa de que posteriormente "redujo el número de empleados", tal y como explica Economía Digital

"Las posibles medidas de ajuste de personal no han sido negociadas con los agentes sociales, aunque previsiblemente conllevará una reducción de plantilla mediante la modificación sustancial de las condiciones de trabajo que implique que determinados empleados de elevada edad prefieran la extinción del mismo, y que en términos generales se produzca una reducción del gasto de persona que actualmente soporta la sociedad", decía la documentación. 

Enfados varios

UGT dice que Marie Claire es "una empresa emblemática del sector textil que ha mantenido su comarca habitada, y que ha garantizado que generaciones enteras vivan en la comarca y que permanezcan en el pueblo". 

"Creemos en la industria como garantía de población en las zonas de interior. Se ha demostrado que el esfuerzo de los compañeros y compañeras de Marie Claire, con descuelgues salariales desde el 2008 y el compromiso de las administraciones públicas, ha permitido que la comarca dels Ports sea como es ahora", añadieron. 

El sindicato cree que "debe haber una alternativa industrial en la comarca, debemos garantizar un futuro industrial para la comarca y para Marie Claire.Exigimos soluciones, exigimos futuro para la comarca y para los compañeros y compañeras de Marie Claire". 

El PSPV dice que "es absolutamente prioritario la viabilidad de la empresa y el mantenimiento de los puestos de trabajo porque es seña de identidad y es Comunitat Valenciana" y Compromís también ha mostrado su preocupación. 

La versión de Marie Claire

Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con la compañía, que no ha respondido hasta el momento a nuestras preguntas. Sea como fuere, la compañía admitió el pasado año que se encontraba "en pleno proceso de reestructuración financiera y operativa", teniendo como objetivo "encontrar una solución al pasivo acumulado durante la última década". 

Marie Claire reconoce que "obtuvo financiación del Instituto Valenciano de Finanzas durante este periodo de relanzamiento para hacer frente a su crítica situación financiera y solventar las deudas acumuladas a lo largo del tiempo", y aseguran que "los fondos recibidos fueron destinados al pago de deudas pendientes de la empresa con trabajadores y proveedores y a la restructuración de la empresa para adaptarse a la situación del mercado". 

Lamentan que "solo una fracción mínima de estos fondos pudo destinarse a este relanzamiento de la marca". En este sentido, la dirección de la empresa asegura haber trabajado "en un riguroso plan de viabilidad que ha mejorado los procesos productivos, ajustado las instalaciones a las necesidades reales de producción, optimizado el diseño de la fábrica y adaptado los equipos a la situación actual de la compañía", explicaron. 

Otros problemas también acrecentaron la crisis: "A pesar de superar los efectos de la pandemia, que provocaron una reducción drástica del consumo de pantys y que, a día de hoy, el consumo de medias a nivel mundial no ha alcanzado el 50% de los niveles precovid, la empresa se ha enfrentado a una crisis logística y de materias primas que ha incrementado los costes de fabricación, agravados aún más por el aumento en los costes energéticos". 

"Esta subida de costes ha supuesto un incremento de la luz y el gas en más del 300%, una subida de precios de la materia prima superior al 35% y un colapso en la cadena de suministro que ha afectado a los tiempos de producción y distribución", aseguraron. 

Fuentes sindicales explican a este periódico que la situación económica de la compañía es "insostenible" y pronostican que la empresa está abocada "a un cierre inmediato". 

COMPARTIR: