02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La compañía dedicada a la gestión de autopistas ha sufrido una gran caída bursátil a causa de su derrota judicial contra el Estado por el control AP-7

Florentino Pérez contra la cúpula de Abertis tras el varapalo del Supremo que le impide recaudar 4.000M €

El Cierre Digital en Montaje sobre Abertis y el presidente del Real Madrid Florentino Pérez.
Montaje sobre Abertis y el presidente del Real Madrid Florentino Pérez.
La compañía concesionaria de autopistas Abertis no recibirá los 4.000 millones de euros que esperaba tras un pleito con el Estado. Todo a cuenta de la gestión de la autopista AP-7. La derrota judicial en el Supremo de la empresa, cuyo consejero delegado es Francisco José Aljaro y en la que está como accionista principal Florentino Pérez a través de ACS, ha provocado su caída bursátil lo que ha enfadado mucho al presidente del Real Madrid, que ha pedido responsababiliades a la cúpula de Abertis.

"Florentino Pérez nunca pierde", señala siempre Javier Tebas presidente de LaLiga, pero el presidente del Real Madrid todavía no se ha repuesto del revés judicial por la derrota en el Supremo de Abertis frente al Estado, que ha provocado que la compañía concesionaria de autopistas, controlada en gran parte por la multinacional ACS de Florentino Pérez, cayera la pasada semana casi un 10 por ciento en Bolsa.

La derrota en el Tribunal Supremo de esta empresa concesionaria de autopistas, cuyo consejero delegado es Francisco José Aljaro y en la que está como accionista principal Florentino Pérez a través de la multinacional ACS, ha provocado una fuerte caída bursátil de su valor, lo que ha enfadado y mucho al presidente del Real Madrid, que ya ha pedido responsababiliades a la cúpula de Abertis.

Este pleito, con la fuerte caída bursatil, ha supuesto un duro golpe para el consejero delegado de Abertis, Francisco José Aljaro, que acaba de cumplir cinco años en el cargo directivo tras sustituir a Francisco Reynés, hoy gran mandamás de Naturgy.

Derrota judicial

La concesionara Abertis, primer operador mundial por número de kilómetros gestionados y heredera de la histórica Acesa (Autopistas Concesionaria Española S.A. que nació hace más de medio siglo), ha sufrido un duro golpe del que no se han repuesto en su sede madrileña. La principal caída a nivel social tras dejar en 2017 Barcelona por el procés.

La compañía, controlada por ACS y la italiana Mundys, creía que iba a recibir 4.000 millones de euros de compensación por la liquidación de la autopista AP-7 entre Tarragona y la Jonquera, en la que Abertis implantó carriles adicionales tras un acuerdo firmado en 2006.

El Estado prometía compensar las obras con la recaudación adicional que iba a obtenerse por el aumento del tráfico, pero este hecho no se produjo a consecuencia de la crisis de 2008.

El Estado, en 2022, desembolsó 1.069 millones para compensar, entre otros asuntos, los más de 500 sufragados en las obras por Abertis. Pero esta última pretendía una indemnización extra de 4.000 millones por una cláusula que no contemplaba el acuerdo.

Aljaro, CEO de Abertis. 

El Tribunal Supremo ahora explica que "no estima la pretensión principal de Abertis basada en su derecho a ser compensada por el margen diferencial entre el tráfico real y el previsto, al no considerar que dicho convenio estableciera una redistribución del riesgo de tráfico entre Administración concedente y concesionaria", reconoce Abertis.

La compañía española asegura que "no comparte la interpretación del Convenio de 2006 realizada por el Tribunal Supremo y está estudiando, en defensa de sus legítimos intereses, las posibles vías de impugnación".

Abertis también ha salido al quite para asegurar que no sufrirán un gran golpe a nivel contable: "La sentencia sobre la compensación de tráfico supone una pérdida contable neta de provisiones de unos 250 millones de euros".

"Asimismo, la Sentencia supone un ingreso de caja neta de unos 65 millones de euros para la compañía, al reconocer el Tribunal Supremo el derecho de la compañía a ser compensada por ciertas inversiones complementarias. Sin embargo, teniendo en cuenta otras reversiones de provisiones e ingresos extraordinarios el impacto neto en el resultado de Abertis en 2023 será de sólo unos 29 millones de euros", añaden.

Fuentes de Abertis reconocen a elcierredigital.com el enfado de Pérez por este dictamen y señalan que "va a tomar medidas a nivel jurídico, ya que cree que la derrota es síntoma del discreto trabajo que ha realizado el despacho que llevó el asunto". Cabe recordar que el presidente del Real Madrid cerró este 2023 promocionando a su eterno amigo Miquel Roca, que el próximo 30 de abril se convertirá en nuevo consejero de Abertis.

Abertis invierte en España tras más de una década

Abertis anunció el mes pasado que vuelve a invertir en su país de origen, España, tras 11 años sin invertir un solo céntimo en hacerse con infraestructuras. La multinacional se expandió hace unos años a Francia, Brasil, Argentina y Chile, y recientemente ha firmado adquisiciones en Estados Unidos y Puerto Rico.

La concesionaria con más kilómetros de autopistas del mundo, heredera de la histórica Acesa y propiedad de la italiana Mundys y la española ACS, se ha desperezado en la piel de toro bajo la dirección de José Aljaro, que hace unos meses aseguró que podrían formalizar compras en España.

Abertis - Gabinete Echeverría

Sede de Abertis en Madrid.

Aljaro ha tutelado la adquisición de la Autovía del Camino que era propiedad al 100% del banco suizo UBS, que se ha desprendido de esta polémica vía de tránsito que conecta Navarra con La Rioja por alrededor de 400 millones de euros.

Una cifra parecida a esta cantidad no fue abonada por el Gobierno de Navarra en su puesta en marcha en 2006, ya que el Ejecutivo liderado entonces por UPN decidió pagar un canon por el número de viajeros y mantenimiento de las vías en vez de sufragar las obras.

El resultado ha sido catastrófico para las cuentas forales. Y es que la 'Autovía del Camino' tuvo un costo de 389,9 millones de euros en 2006 para una UTE liderada por Caja Navarra, una entidad crediticia que 3 años después vendió la concesión a un fondo de inversión del Deutsche Bank, que a su vez en 2017 se la revendió a UBS.

La Comunidad Foral, a cambio de no sufragar la inversión de 389,9 millones ya ha abonado 603,7 millones en tasas, según informa Diario de Noticias de Navarra, y tiene comprometidos 383,2 millones hasta 2 años después de que finalice la concesión a Abertis, 2032. Por el uso y mantenimiento de esta vía el Gobierno de Navarra ha abonado 56 millones en 2023.

Abertis, sabedora de los jugosos pagos del Ejecutivo foral, ahora expande sus negocios en España y engarza esta carretera navarro-riojana con sus seis concesiones (Aucat, Aulesa, Avasa, Castellana, Túnels y Trados), que cuentan con peajes en Barcelona, León, Bilbao, Zaragoza o Segovia.

COMPARTIR: