22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL NOS SITÚA ENTRE LOS PRIMEROS PAÍSES EUROPEOS Y AL MISMO NIVEL, O POR ENCIMA, QUE ESTADOS UNIDOS O CHINA

Un año de 'despegues': España verá un crecimiento del PIB del 5,8%, superior al de la UE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé en su último informe un crecimiento global de la economía del 4,9% para este recién estrenado año. España se posiciona entre los primeros en ver una subida positiva en su economía, superando así, con un 6,4%, a la Unión Europea, e incluso a países como Estados Unidos y China.

La pandemia continúa dificultando el desarrollo económico a pesar de la vacunación. El Fondo Monetario Internacional (FMI) señala que la recuperación continúa aunque se ha debilitado en gran medida debido a la variante delta. Aun así, la inflación se mantiene en alza. El último informe del mes de octubre proyectó un crecimiento de la economía global del 5,9% -una décima menos que en julio- y del 4,9% para el 2022.

Al comienzo de 2021, la economía española sufrió un elevado déficit económico y se encontró con grandes dificultades a las que hacer frente. Sin embargo, el país fue mejorando hasta colocarse como una de las economías que más ha crecido con relación a los países de la UE. Solo ha sido superado por Francia e Italia.

De cara a 2022, el FMI mejora su pronóstico para España en torno a un 0,6% que se posiciona en el 6,4%, por encima de la UE, de Estados Unidos e incluso superando a China.

Los principales factores de la recuperación operarán a pleno rendimiento: el consumo privado crecerá con fuerza gracias a la absorción de buena parte del sobreahorro generado por la crisis; el turismo se normalizará progresivamente, con una temporada de verano que podría acercarse a los registros prepandemia; y los estímulos provenientes del plan europeo de recuperación podrían superar los que se espera para este año, una vez los procedimientos de puesta en marcha estén bien establecidos.

La inflación volverá a su estado natural a mitad del 2022

El FMI plantea que la inflación volverá al nivel prepandemia a mediados del próximo año para las economías avanzadas y emergentes.

Desde el pasado mes de julio, los peligros que subyacen dentro de la perspectiva económica se han incrementado en estos últimos meses del año y las compensaciones políticas se han vuelto más complejas. Por esta razón, la política monetaria necesitará en el próximo año transitar por la delgada línea de abordar la inflación, las contiendas financieras y el apoyo a la recuperación económica.

El documento con el que los bancos pueden analizar las presiones inflacionistas y evitar ajustes sobre la dinámica de precios, indica que "deben estar preparados para actuar rápido si los peligros de un aumento de las expectativas de inflación cobran importancia en esta recuperación inexplotada". 

El bajo crecimiento económico del país indica que los países desarrollados  presentan mayor número de dificultades por las interrupciones en el suministro. La escasez de alimentos, debido a la pandemia o la subida de precios, han hecho que las mercancías aumenten su precio, sobre todo las grandes potencias como Alemania o Estados Unidos, en comparación a la caída de precios del año pasado.

El precio de las importaciones subirá un 11% por el alza de los fletes. El nudo del comercio marítimo tarda en deshacerse y va a repercutir en el año que viene sobre el precio de las mercancías. Traer bienes de fuera saldrá más caro. Así lo señala la Unctad (Naciones Unidas) en su último Informe sobre el transporte marítimo 2021.

La Unctad estima que los precios de consumo mundiales en el 2023 serán un 1,5% más elevados de lo que habrían sido si no se hubiera producido el encarecimiento del transporte marítimo. Esta subida afectará en mayor medida a aquellas economías de menor tamaño que dependen de las importaciones, además de  aquellos países ubicados en América del Norte y Europa que compran mucho en Asia Oriental.

Nuevos proyectos de recuperación económica  para 2022 y aprobación de ayudas para los emprendedores

La Comisión Europea aprobó hace unas semanas un esquema de ayudas específico, el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), autorizando los 3.000 millones de euros previstos. Además, ya se han publicado en el BOE las bases que regularán las ayudas cumpliendo con el compromiso de publicarlas antes de finalizar el año.

Este proyecto está basado en la colaboración público-privada y centrado en el fortalecimiento de las cadenas de valor de la industria de automoción, con el principal objetivo de transformar a España en el centro de industria europeo con mayor electromovildiad. 

Para las pequeñas, medianas empresas y emprendedores, se ha aprobado el Plan de Digitalización de Pyme 2021-2025, con el fin de apoyar la transformación digital de las empresas. En concreto, contiene paquetes básicos de digitalización, cuyo objetivo es cubrir las necesidades de los autónomos y de las micropymes. Las empresas que participen en los programas públicos de digitalización recibirán ayudas del Programa de Bonos Conectividad Pyme.

Además de eso, el Plan de Digitalización de Pymes contempla programas específicos para sectores específicos como la industria, el comercio o el turismo. Se trata de los programas Activa Industria, Turismo Digital y Digitalización del Comercio.

COMPARTIR: