02 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Entre ellas está la compañía Tecmolde, de figuras de decoración en Portaventura y Juego de Tronos, y ASECOM de Madrid

Empresas textiles dejan de lado sus productos comerciales para fabricar mascarillas, batas y mantas

La falta de material sanitario ha provocado que la industria textil se una para ayudar contra el coronavirus
La falta de material sanitario ha provocado que la industria textil se una para ayudar contra el coronavirus
La crisis sanitaria que vive ahora el país está poniendo en riesgo ya no solo la vida de los civiles, sino también a los profesionales que están poniendo sus vidas en riesgo para contener el coronavirus aun con la falta de material médico y sanitario necesario para realizar sus labores.

Muchas empresas están realizando cambios en su producción para intentar paliar de la mejor manera los estragos que está causando la pandemia provocada por el coronavirus COVID-19. Entre las empresas que han desviado sus prácticas laborales normales hacia la fabricación de material sanitario se encuentra Tecmolde, que ha decidido utilizar los recursos pertenecientes a la producción de decorados artificiales para confeccionar pantallas protectoras para las mascarillas de los sanitarios.

La empresa responsable de los decorados de Portaventura y los dragones de Juego de Tronos fabrican alrededor de 20.000 pantallas de mascarillas al día, cada una confeccionada con una goma, dos alfileres, un soporte hecho con poliestireno y una pantalla de acetato.

El gerente de Tecmolde, Julio Luzán agradece encarecidamente a aquellos que han respondido a la petición de materiales para fabricar las pantallas: "solamente tuve que escribir una reseña, y enseguida empezaron a llegar los mensajes y la ayuda"

El equipo de Tecmolde

El fin de semana fueron distribuidas 4000 pantallas de mascarillas y actualmente atienden a las necesidades de todos los hospitales aragoneses y zonas de España de mayor necesidad.

Compañías textiles se unen a la lucha

Otras 300 compañías textiles se han sumado a la producción ya que el Ministerio de Industria y Comercio ha rebajado oficialmente las exigencias de calidad para fabricar las mascarillas, aunque aun deben cumplir los estándares mínimos de seguridad.

Ángel Asensio, residente de la Asociación de Empresas de Confección y Moda de la Comunidad de Madrid (Asecom), asegura que la estimación de unidades fabricadas puede alcanzar las 20.000 al día.

Las mascarillas serán confeccionadas con tela y reutilizables una vez se hayan lavado a una temperatura de 60º. Además, se está estudiando con el Gobierno autonómico de Madrid las especificaciones que deberán cumplir las batas y monos para ser homologadas y utilizadas por el personal sanitario. "Era lo lógico, lo que no es comprensible es que no se haya hecho antes" dijo Asensio.

En el caso de Madrid la producción textil ha empezado después de que el Ministerio de Industria y Comercio adoptase las medidas establecidas por los sanitarios chinos quienes ordenaron que todas las mascarillas deben cumplir con los requisitos de: eficacia de penetración, resistencia a la respiración y marcado.

La industria textil puede alcanzar las 20.000 mascarillas al día

Una vez se haya conseguido esto, las provincias podrán exigir otros requisitos a sus fábricas, los que consideren pertinentes, aunque por el momento la Comunidad de Madrid prioriza la agilización de este proceso.

La presidenta autonómica, Isabel Diaz Ayuso, ya ha asegurado que el Gobierno dará luz verde al proceso y se están preparando para combatir la situación: "Nos vamos a poner a todo tren a fabricar material", declaró.

Según las estimaciones, la situación en Madrid es de extrema necesidad. Se necesitan 13 millones de mascarillas, 7.000 cajas de guantes, 60.000 gafas protectoras, 64.000 monos impermeables y 254.000 batas desechables, amén de 586 respiradores y 315 equipos de monitorización.

COMPARTIR: