14 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El holding de inversiones catalán ha comprado las acciones de Caixabank con el dinero que ha sacado por la venta de su participación en Cellnex

Isidre Fainé apuntala a Pallete al frente de Telefónica a través de CriteriaCaixa, que se descuelga de su OPA en Naturgy

El Cierre Digital en
/ Pallete y Fainé
Isidre Fainé sigue escalando en la multinacional española Telefónica de la mano de CriteriaCaixa, que en abril anunció que había alcanzado un cinco por ciento de las acciones de la teleco y este lunes ha confirmado que se hizo con el 2,6 que poseía Caixabank. El banquero catalán 'apuntala' con esta operación a José María Álvarez-Pallete frente a la teleco gracias al dinero que ha obtenido tras vender sus acciones en Cellnex.

Isidre Fainé monopoliza la agenda económica española a través del holding de inversiones CriteriaCaixa, que ayer anunció que se ha hecho con el 2,6% que Caixabank poseía en Telefónica (en la que ronda el 8% del capital y aspira al 10% para convertirse en primer accionista junto a la SEPI)

El banquero busca apuntalar a su amigo José María Álvarez-Pallete, que ha recibido un balón de oxígeno por parte de CriteriaCaixa, que bendijo el salto a Bolsa de Puig y se ha hecho fuerte en la inmobiliaria Colonial con el objetivo de retornarla a Barcelona a nivel fiscal. 

Fainé también fue noticia por romper la OPA que planeaba en Naturgy junto a la empresa emiratí Taqa y por hacer caja en Cellnex tras vender el 2,63% de la empresa de torres de telefonía por más de 600 millones de euros.

CaixaBank y ahora CriteriaCaixa recordaron hace unas semanas que han mantenido durante años su presencia en los órganos de gobierno de Telefónica a través de directivos, como Isidro Fainé, que es vicepresidente de la teleco y este año ha superado los 30 años como consejero de la compañía. 

Álvarez-Pallete le dedicó unas palabras en la última Junta de Accionistas de Telefónica: "Quiero manifestar el orgullo que siento por presidir este consejo de administración, y el orgullo que siento por todos sus integrantes, y de forma muy especial, por el señor Isidro Fainé, que lleva tantos años dedicados a esta casa y del que tanto hemos aprendido". 

"La relación con Telefónica trasciende lo estrictamente accionarial, y ambas compañías mantienen un compromiso histórico con la educación a través de la tecnología y la innovación como vehículos de transformación social", afirmaron en abril desde CriteriaCaixa.

El compromiso se formalizó en 2016 con la creación por parte de Fundación Telefónica y Fundación La Caixa de la Fundación ProFuturo, que es es un proyecto de innovación con tecnología para reducir la brecha educativa en el mundo, proporcionando una educación de calidad en entornos vulnerables de Latinoamérica, el Caribe, África y Asia.

Fainé y Álvarez-Pallete, una relación a prueba de polémicas

Fuentes de Telefónica explicaron a Elcierredigital que Fainé ha alabado en público en varias ocasiones a Álvarez-Pallete, del que destaca su apuesta por los "valores", y recuerdan que el histórico banquero catalán ha querido mantener la buena relación que tenía con el antecesor en la presidencia de Telefónica, César Alierta. 

Fainé, que renovó recientemente como consejero de Telefónica durante cuatro años, ha demostrado su sintonía personal con Álvarez-Pallete, que en más de una ocasión se ha acercado a Menorca en los agostos en los que el banquero descansa con su familia.

Álvarez-Pallete. 

Criteria Caixa cuenta con activos que rondan los 26.500 millones de euros, posee el 32,24% de Caixabank, el 26,7% de la energética Naturgy, el 2,49% de Telefónica (más el 3,5% que tiene Caixabank), el 4,36% de la operadora de antenas de telecomunicaciones Cellnex, el 99,5% de aparcamientos Saba, el 15% de Aguas de Barcelona, el 9,1% del grupo financiero mexicano Inbursa y una amplia colección de inversiones inmobiliarias. 

La creciente agenda intervencionista de Pedro Sánchez a nivel empresarial está acompasada por el dinero público de la SEPI o el privado de holdings afines como CriteriaCaixa, que comanda Isidre Fainé.

El veterano banquero acaba de incorporar como nuevo consejero delegado del holding de inversión de Fundación La Caixa, principal accionista de CaixaBank, a Ángel Simón, afín al PSC y deseoso de complacer a La Moncloa. 

Cabe recordar que Fainé ha encargado a su nuevo consejero delegado la elaboración de un Plan Estratégico para el periodo 2025-2030 "que siente las bases de esta nueva etapa, con el objetivo de impulsar la creación de valor a largo plazo para preservar y hacer crecer el patrimonio de la Fundación, y blindar su obra social", dicen en CriteriaCaixa.

Criteria Caixa tiene dinero líquido ya que obtuvo un beneficio neto consolidado de 1.910 millones de euros en 2023, un 59% más que en 2022. Destacan especialmente los dividendos procedentes de CaixaBank (558 millones de euros) y Naturgy (388 millones de euros), así como de Telefónica (42 millones de euros), The Bank of East Asia (32 millones de euros), y los procedentes de la cartera de diversificación (94 millones de euros). 

El presidente de CriteriaCaixa señaló sobre la situación del holding que lidera que "la buena marcha de las principales participadas de CriteriaCaixa ha impulsado los dividendos, lo que permitirá que la Fundación La Caixa pueda contar en 2024 con un presupuesto de 600 millones de euros para acción social, el mayor de su historia". 

Fainé, el rey del Ibex

No aparece Fainé en la lista de las 100 principales fortunas de España, pero posiblemente la encabezaría por encima de Florentino Pérez si el parámetro a analizar fuese el de la influencia desde el mundo de la empresa. 

Fainé sabe lo que es torear con reyes y políticos como eterno empleador de la infanta Cristina y templador de las aguas que bajaban por la política catalana bajo el 'pujolismo' y la española con el 'felipismo', el 'aznarismo', el 'zapaterismo' y el 'marianismo'. 

Fainé, "creyente, ligado al Opus Dei y muy familiar", según señalan voces cercanas al banquero, es un hombre hecho a sí mismo. El presidente de la Fundación La Caixa no olvida sus humildes orígenes en el seno de una familia de agricultores. 

En muchas ocasiones ha recordado que él enseñó a leer a sus padres antes de escalar posiciones al ritmo del Opus en la Universidad de Navarra o Harvard hasta convertirse hace 57 años en director de Inversiones en el Banco Atlántico, que acabó digerido por el 'felipismo' a raíz de su ligazón al emporio de José María Ruiz-Mateos. 

Tras una experiencia laboral en Paraguay, Fainé regresó a España, incorporándose en 1982 a La Caixa como subdirector general. Desde aquel cargo fue promocionando hasta convertirse en director general en 1999 y en presidente en 2007. 

COMPARTIR: