21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El directivo de la gasística se embolsó 5,46 millones en 2023 sin el apoyo del grupo australiano IFM, cuarto socio de la compañía que va en otra línea

Críticas internas en Naturgy: Accionistas contra el 'sueldazo' de Francisco Reynés que ahora avala Criteria Caixa

El Cierre Digital en
/ Reynés y Fainé
Criteria Caixa, presidida por Isidro Fainé, llevaba años distanciándose de Francisco Reynés por las retribuciones de la cúpula de Naturgy, que celebró esta semana su Junta de Accionistas sin que, esta vez, el cuarto inversor de la gasista, el fondo australiano IFM, avalase el sueldo de su CEO. Reynés se embolsó el pasado año 5,46 millones de euros y ahora los socios minoritarios de la compañía eléctrica y de gas critican el cambio de postura de la cúpula de Fainé.

Balón de oxígeno para Francisco Reynés, que salió victorioso de la Junta de Accionistas de Naturgy celebrada esta semana tras haber logrado el 76 por ciento de apoyos para su política de retribuciones en la cúpula de la gasista. 

El pasado año, tan solo el 62 por ciento del accionariado avaló los sueldos, pero en este caso más de tres cuartas partes del capital han visto con buenos ojos que Reynés se embolsase en 2023 más de 5,4 millones de euros

CVC Advisers y GIP, segundo y tercer mayor accionista en importancia, ya que reúnen un 40 por ciento de capital social, dieron apoyó a Reynés junto a Criteria Caixa, que tiempo atrás se mostraba crítico con los elevados sueldos de Naturgy y ahora los ha apoyado

Reynés tiene un sueldo blindado (ya que su despido le garantizaría más de 20 millones de euros) y asegura que los números de la compañía en 2023, tras rozar los 2.000 millones de euros de beneficio, "ponen en valor el trabajo de todo el equipo de Naturgy y permite a la Compañía seguir cumpliendo sus compromisos en materia de remuneración al accionista con la distribución de un dividendo total de 1,4 euros por acción a cargo de los resultados del 2023".

La empresa, dicen, "sigue progresando en todos sus compromisos en materia de sostenibilidad, compromiso social y gobernanza" y asegura que sus planes son mantener el compromiso inversor en la transición energética, reforzar todas sus redes de distribución de energía, adaptar los contratos de aprovisionamiento de gas para que reflejen las condiciones actuales del mercado, y mejorar la experiencia de sus clientes. 

"Los 180 años de historia de la compañía son la prueba de que sabemos adaptarnos en cada momento a las circunstancias que nos rodean. Naturgy continúa apostando por el futuro, invirtiendo cada vez más en la transición energética y dando respuesta a las inquietudes de nuestros grupos de interés", dice Reynés. 

El fondo australiano IFM, cuarto accionista con el 15 por ciento del capital, sí que se desmarcó de la política retributiva de Reynés, que solo contó con el dos por ciento de votos contrarios. 

IFM se desmarca de Reynés tras haberlo alabado

"Nunca hemos reclamado un CEO para Naturgy", aseguraron hace unos meses desde IFM pese a que tiempo atrás su intención era que Reynés cediera sus labores ejecutivas a otro directivo. Los australianos también dejaron claro que no están en España de paso: "Cuando invertimos lo hicimos pensando en décadas, no en años. Nuestro horizonte es el muy largo plazo", afirmó su directivo Kyle Mangini.  

Francisco Reynés. 

El responsable global de infraestructuras de IFM apostó por 'masajear' a España: afirmó que no estaban preocupados por la presunta inestabilidad política de España y realizó algunos elogios sobre el Gobierno de Pedro Sánchez

 Y eso que la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, torpedeó el 'Proyecto Géminis' asegurando que era contraria a operaciones corporativas "que pongan en riesgo los objetivos estratégicos que se había planteado la propia compañía y que aparecen reflejados en esas condiciones que el Gobierno impuso al fondo IFM".  

Los australianos añadieron que entendían "las reticencias que generó nuestra entrada en Naturgy, una empresa estratégica. Queremos demostrar con acciones que somos un socio fiable a largo plazo y esperamos que se nos reconozca". 

Mal arranque de año para Naturgy

 

Los mercados están dando la espalda a Naturgy, que acumula una caída de alrededor del 25% en Bolsa desde que arrancó el año. La antigua Gas Natural Fenosa inició 2024 con la acción por encima de los 27 euros y ayer superaba los 20. Y gracias. 

Se da la paradoja de que la empresa presidida por Francisco Reynés acaba de presentar unos más que aseados resultados que han registrado un beneficio neto de 1.986 millones de euros, lo cual propulsa un incremento del 20% respecto a 2022. 

"Los buenos resultados del año 2023 reflejan, de nuevo, el compromiso, la calidad profesional y el buen desempeño de todo el equipo de Naturgy, así como la solidez de nuestros planes de crecimiento industrial y una prudente gestión financiera", señala el presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés. 

Lo cierto es que este directivo apuntalado por el principal accionista de Naturgy, el holding de inversiones CriteriaCaixa que comanda Isidre Fainé, no es capaz de explicar la drástica caída bursátil de la empresa que comanda

La decisión de Morgan Stanley Capital International de excluirla de sus índices, en parte por el escaso capital flotante (el porcentaje accionarial que pueden adquirir los pequeños accionistas), ha sido uno de los golpes que ha recibido Reynés, que se embolsó el pasado año 5,47 millones de euros. 

COMPARTIR: